Elías de Mateo: “Estamos ubicados en un lugar privilegiado que nos facilita importantes sinergias” - El Sol Digital
Elías de Mateo: “Estamos ubicados en un lugar privilegiado que nos facilita importantes sinergias”Elías de Mateo

Elías de Mateo: “Estamos ubicados en un lugar privilegiado que nos facilita importantes sinergias”

El Museo Félix Revello de Toro cumplirá el próximo año su primera década en Málaga. El espacio dedicado a la obra del histórico artista se ha hecho un hueco entre los malagueños y el turismo gracias a la dimensión mostrada a través de sus exposiciones. Elías de Mateo, gestor del museo, relata los proyectos de este año y espera seguir manteniendo el nivel de visitas conseguido en los nueve años de vida del museo.

¿Cómo se gestó la cesión de Félix Revello de Toro para abrir el museo?

Se gestó en el edificio que ahora es el Museo del Patrimonio Municipal de Málaga. Se organizó una gran exposición antológica en el año 2004 y se trajo obra de toda España. Junto con el Picasso clásico es la exposición temporal más visitada en Málaga en la historia reciente. El alcalde tuvo la idea de dedicar un espacio permanente a la obra de Félix Revello de Toro. La casa taller de Pedro de Mena estaba en proceso de restauración y se adecuó la zona expositiva de esa casa a la obra del pintor, que mantuvo unas negociaciones con el Ayuntamiento y la obra se cedió para 15 años desde 2010 para uso del Ayuntamiento de Málaga. El 27 de noviembre de 2010 se inauguró el museo, y yo, que tuve la responsabilidad de la gran antológica de 2004,  fui la persona elegida por el pintor y el alcalde para montar y gestionar el museo.

Entonces, ¿la titularidad jurídica del museo es pública?

La titularidad se articula en una fundación pública donde están representados el pintor y sus familiares en el patronato junto al alcalde de Málaga y un número de patronos que cambian según cada corporación, pues coinciden con concejales del Ayuntamiento de Málaga. La personalidad del museo es doble porque está reconocido como museo por la Junta de Andalucía y desde el punto de vista de la gestión es una fundación pública participada por la familia y el Ayuntamiento de Málaga.

El año que viene cumplirá su primera década

Nosotros hacemos siempre un programa de actuaciones que hago en acuerdo con los responsables municipales y con el propio pintor. Ahora mismo lo que estoy haciendo es el cumplimiento del programa anual. El pasado día 12 de marzo tuvimos la inauguración de una exposición temporal de una dimensión de la pintura de Revello de Toro poco conocida como es la pintura religiosa, que no la cofrade. Hemos hecho varias exposiciones de pintura cofrade porque él ha sido religioso con las cofradías de Málaga y la provincia, pero la pintura de devoción se encuentra ahora mismo en colegios, conventos y oratorios privados. Tiene una finalidad de culto privado e interno.

¿Cuál ha sido la progresión de las visitas durante la trayectoria del museo?

Tuvimos un primer año apoteósico y luego estabilizamos el número de visitantes entre los 40.000-45.000 visitantes anuales, que dado el tamaño y especificidad del museo es una situación positiva. Tenemos fundamentalmente visitantes malagueños, turismo nacional y turismo extranjero que atendemos mediante un sistema de audioguías y folletos en varios idiomas, azafatas y la empresa ArtMuseum, que se encarga de las visitas concertadas de colectivos, tanto de personas mayores como escolares y tenemos un gran éxito debido a la facilidad para explicar a los niños de primaria y secundaria la labor creativa de un artista plástico con tantas dimensiones.

¿Es difícil hacerse un hueco entre el público malagueño?

Ahí lo importante es el programa de exposiciones temporales. Los museos tienen una dimensión de “vuelva usted dentro de un tiempo porque habrá algo nuevo que ver”. En ese sentido nosotros hemos remodelado puntualmente algunas de las salas de exposiciones permanentes mediante una donación relevante de obras. El programa de exposiciones temporales permite esa difusión entre los malagueños para que vean obras que son de difícil acceso. Nuestra misión es dinamizar los espacios expositivos mediante exposiciones temporales y mediante actividad.

 

¿Cómo ha evolucionado la pintura femenina durante la trayectoria del museo?

Tenemos dos salas dedicadas a esa dimensión de la pintura de Revello de Toro. Ahí no ha existido un cambio relevante como sí ha ocurrido en las salas uno y dos donde hemos introducido retratos de personas relevantes en la historia de nuestro país, como el general Manuel Gutiérrez Mellado. En la sala de la mujer, la obra que tenemos allí, que abarca desde los años 60 del pasado siglo hasta la primera década de este siglo, lo que tiene es el tratamiento que va en la línea de expresar la delicadeza y la seducción de la mujer mediante las distintas modelos que ha tenido a lo largo del tiempo.

 

¿Visita con frecuencia don Félix el museo?

Suele venir una o dos veces al año. Él tiene 92 años y se encuentra bastante bien de salud, pero los viajes siempre son dificultosos. Hablo con él una o dos veces por semana. Habitualmente, viene a la inauguración de las expresiones temporales y a los patronatos del museo, que por ley tenemos que tener dos al año, en primavera y otoño. Hemos inaugurado algunas exposiciones sin su presencia, pero siempre se hace presente mediante una grabación o una cariñosa carta dirigida a los medios y a sus admiradores.

¿Hay algún familiar que apoye en la tarea de la gestión del museo?

Él tiene a su segunda mujer, María Rosa Molins, que ha sido una de sus musas y está representada ampliamente en el museo, las hijas de ella y en Málaga su sobrino Juan forma parte del patronato. Juan es un abogado reconocido en Málaga y está pendiente de la actividad del museo. Tenemos el apoyo completo de su familia.

¿Qué expectativas tienen para los próximos meses?

En mayo hay elecciones municipales. Tenemos la intención de hacer en el último trimestre del año una exposición que es muy complicada de hacer. Es sobre Revello y los ministros, pues él pintó a gran parte de los ministros de la transición política. Es algo que hay que gestionar con mucho tiempo. Aparte de su dimensión como el pintor de la mujer ha sido uno de los retratistas de referencia de nuestro país en la segunda mitad del siglo XX. En caso de que tuviéramos dificultades con los prestadores oficiales tendríamos la opción de exponer toda la obra que ha sido a lo largo de estos nueve años donada al museo, donde hay obras muy relevantes. Sería un balance inicial de lo que el museo para el enriquecimiento del patrimonio de la fundación.

¿Sería complicado intentar organizar más eventos a lo largo del año?

Tenemos como actos establecidos las dos exposiciones temporales y un concierto de verano en el patio del museo, que tiene sonoridad y encanto. Además, acogemos eventos culturales que distintos grupos nos ofrecen en primavera, verano y otoño, ya que en invierno el patio no es el lugar adecuado debido al frío. Tenemos un programa de actividades culturales con recitales de música, flamenco o poesía desde el mes de abril hasta octubre cuando ya empieza a refrescar en Málaga. Tenemos unas limitaciones claras en nuestro presupuesto. Al director le gustaría hacer más casos, pero debemos atenernos a un programa que está presupuestado. Tenemos un elemento positivo, que es nuestra ubicación entre la catedral y la alcazaba, un punto que supone una situación privilegiada y unas sinergias importantes.

Deja un comentario

El email no será público.