Emilio Triviño, abogado en Marbella: “En España hace falta cultura y valentía” - El Sol Digital
Emilio Triviño, abogado en Marbella: “En España hace falta cultura y valentía”Emilio Triviño

Emilio Triviño, abogado en Marbella: “En España hace falta cultura y valentía”

Conversaciones de El Sol Digital (LIV)

Vicente Almenara.- Emilio Triviño Triviño es un sincero y ferviente seguidor del pensamiento político de Antonio García Trevijano, quien llegó a liderar la Junta Democrática de España. Pero no hablamos de don Antonio, como él lo llama, sino de la actualidad política nacional y de las posiciones políticas y morales para enfrentarla. Fue policía local en Fuengirola y hoy ejerce de abogado en un despacho de Marbella, y de padre y amante esposo, que no es poco. Frente tiene el sistema, pero no al modo podemita, para saltárselo e instaurar una dictadura, así de claro, sino para alcanzar la libertad política colectiva. Es decir, hablamos de don Antonio pero sin hablar de él.

 

¿No se ve como político en ningún Parlamento ni Administración?

Ni Administración autonómica, ni local ni nacional.

¿Y en los ejecutivos?

¿En este sistema?, tampoco.

¿Rechazaría entonces cualquier ofrecimiento de servicio público?

Yo soy funcionario de policía en excedencia y no reniego de mi condición de policía. A lo que no me dedicaría es a participar en las listas de un partido para recabar votos y ejercer poder político en este sistema.

¿Y nombrado en un puesto ejecutivo?

En este sistema, no. No me imagino ahora mismo porque mi prioridad es la nación española y ahora mismo no me veo útil en ningún puesto en el sistema actual que tenemos. Yo no ayudo al sistema, ya que en ese sentido soy antisistema, pero me considero patriota y ayudo a mi nación.

¿Cuáles son los enemigos principales de la nación hoy en día?

La oligarquía. No hay expresión política de mi nación. El futuro de mi nación está en los intereses de los partidos políticos y eso no es servir a mi nación.

¿Si nuestra nación sube o baja cabe achacarlo también al sistema?

Yo mido la grandeza de una nación en su libertad porque yo no soy materialista. A mi la riqueza no me da la libertad. A mi lo que me da la libertad es mi libre albedrio, por eso ahora como abogado me siento feliz.

¿En que parcela está más a gusto cuando hablamos de derecho?

La civil. El derecho civil no está manoseado como el laboral o el administrativo. La faceta más manoseada del derecho civil por el político es la ley de género, ya que es mediática y se manipulan las noticias para sobredimensionar un problema social.

¿Estamos ya en una guerra de sexos?

Sí.

¿Cómo termina?

Mal.

¿Para quién?

Para la sociedad en general. Es triste, porque se hace daño a la sociedad. No tengo interés en establecer bandos porque mi interés está en la sociedad.

¿Por qué esta efervescencia de grupos emergentes sociales?

Se da porque se sobredimensiona un problema. Una vez que se ha sobredimensionado y se genera una conciencia social sobre ello se dirige. Al dirigirlo se gana un protagonismo político.

¿Quién hace esto? ¿Existe influencia desde fuera de España?

Lo hace el sistema. Fuera de España hay intereses que participan en lo que pasa en España, es complejo. Si tuviera que representarlo gráficamente, a corto plazo mandan los intereses de los partidos, a medio y largo los intereses de la oligarquía donde se integran los partidos con los sindicatos, la banca etc.… ¿Influencia extranjera? Seguro, pero quien tiene la soberanía inmediata son los partidos políticos.

¿Si tuviera que realizar una investigación para saber dónde está Putin en España en qué se centraría?

Entendiendo como funciona el sistema entiendo que la soberanía está en los partidos políticos. Si yo fuera Putin trabajaría ahí para comprar voluntad política.

¿No están las grandes empresas por encima de los políticos?

He precisado que a corto plazo el dominio es de los partidos políticos, que se someten a ese poder financiero a medio y largo plazo. Si hay un conflicto de intereses entre el poder financiero y los partidos políticos a corto plazo se somete el poder financiero al partido político porque los partidos tienen vocación de supervivencia y tienen el poder ejecutivo y legislativo y los van a ejercer.

¿Qué va a ocurrir en la Costa del Sol con el Brexit?

Es complicado. Habría que entender el sistema británico y su mentalidad.

¿Perjudica el brexit a España?

Yo admiro la posición del pueblo británico en cuanto al brexit porque estoy en contra del sistema de la UE tal y como está planteado. Soy europeísta porque me gusta pensar que tenemos como aliados a Francia y Alemania, pero no de socios porque la nación española queda relegada. Como hombre social tengo que pensar en términos nacionales.

Hay quien defiende que Europa termina en los Pirineos y nuestros intereses son mayores en Hispanoamérica y el norte de África.

No es incompatible ser aliados de Italia, Francia y Alemania y también apoyarnos en nuestra potencia y presencia cultural. Tenemos un calado en Hispanoamérica enorme. Lo que ocurre es que el capital humano español está malgastado. Los recursos españoles están malgastados.

La ministra de educación Isabel Celáa ha dicho que el tema del español como lengua es cosa de las comunidades autónomas, ¿qué piensa usted de eso?

Pues que son intereses de partido. Ir contra la tendencia natural de las cosas es corromperla. La tendencia natural del idioma español es ir creciendo y consolidarse.

¿Deberíamos estudiar en español en toda España?

Naturalmente.

¿Y en inglés?

También. Y si tenemos capacidad de estudiar más idiomas también, la cultura nunca sobra.

¿Cuándo salió por última vez al extranjero? ¿A dónde?

Fui a Inglaterra hace cuatro años a la boda de un amigo que se casaba con una inglesa.

¿Qué soluciones plantea para el tema Cataluña?

Hay que ir a la raíz. Lo cierto es que la única manera es acabar con las autonomías y los partidos nacionalistas.

¿Y mientras tanto? ¿155 de nuevo?

Estado de excepción. El 155 es seguir dándole una imagen al asunto.

¿Gibraltar es español?

En el momento que sepamos conquistarlo o reconquistarlo sí, de momento es británico. Llevamos siglos en Gibraltar, no soy un iluso ni un demagogo. Decir que Gibraltar es español y tenerlo a 100 kilómetros de distancia con una bandera británica ondeando y quedarme aquí sería hipócrita.

¿Ceuta y Melilla son España?

Sí, totalmente.

¿Cómo evitamos que las pateras lleguen hasta aquí?

Si controlamos las decisiones políticas, que es que el político sepa que su puesto depende de la decisión de la sociedad, la cosa empieza a mejorar. En el momento que sea malo se destituye. Este sistema nos ha alejado tanto de la política que no somos conscientes de que el político debe cumplir el mandato de la sociedad. Aquí se cesa gente cuando se ven afectados determinados intereses.

¿Cómo evitamos la entrada de más droga por el sur de España?

Lo primero es que hay un mercado. Si es un mercado, el problema está en la demanda. La OMS se está planteando la prohibición de la droga. He sido policía 13 años y he constatado que la prohibición de la droga no lleva a evitar su consumo, sino que corrompe instituciones

¿Es más policía o abogado?

Hablaba hace poco con un excompañero y le decía que el mejor servicio policial que he hecho ha sido de abogado. Me he dado cuenta de que no es incompatible. Yo no tengo ningún conflicto profesional, aunque me haya alejado del derecho penal. Yo ataco mejor  la corrupción ahora que siendo policía. La corrupción es hoy el principal problema de España. Hay malos abogados y gente con placa que no son policías. Mi planteamiento tiene en su eje a mi familia y a la nación.

¿Qué le pide a 2019?

Libertad política colectiva. No me refiero a los supuestos héroes catalanes, esos no son presos. Yo le pido cultura y valentía a 2019. En España hace falta cultura y valentía.

 

 

Deja un comentario

El email no será público.