Entra en vigor el decreto de viviendas turísticas de Andalucía - El Sol Digital
Entra en vigor el decreto de viviendas turísticas de Andalucía

Entra en vigor el decreto de viviendas turísticas de Andalucía

Apartsur ha impugnado tres de los puntos del nuevo Decreto 28/2016 y en la actualidad se encuentra en trámite la solicitud de nulidad

ESD

El 12 de mayo entró en vigor el Decreto 28/2016, de viviendas turísticas de Andalucía, que ya había sido aprobado el pasado 2 de febrero y que regula el tráfico vacacional en los denominados apartamentos turísticos. Este decreto sigue los pasos del ya aprobado en Cataluña el pasado 20 de noviembre y afecta a miles de personas que cuentan con una segunda vivienda en la Costa del Sol y que tienen un determinado tráfico turístico. La Asociación de Viviendas Turísticas y Vacacionales de Andalucía (Apartsur) ha impugnado algunos de los artículos de dicho decreto, ya que según su criterio “atentan contra la economía de libre mercado de la Unión Europea”, asegura Hilario Echevarría, presidente de Apartsur.
Desde que se reformó la Ley del Turismo de Andalucía en 2011 se “dejó de nombrar la figura de la vivienda turística vacacional entre la oferta turística”, explica Hilario Echevarría, presidente de esta asociación. Este tipo de viviendas pasaron a ser reguladas entonces por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), que permitía la corta estancia. Más adelante, la última reforma de la LAU que se llevó a cabo en 2013 incluyó un artículo que encomienda la regulación de este tipo de viviendas a las normas sectoriales de las comunidades autónomas. Esto provocó, asegura Echevarría, que este tipo de alojamientos “entraran en un limbo de alegalidad”.
Apartsur ha mantenido una larga batalla para conseguir la regulación de las viviendas turísticas vacacionales, que concluye con la aparición del nuevo decreto. Esta asociación ha participado activamente en el proceso de creación del decreto que entró en vigor el pasado 12 de mayo. Un equipo jurídico ha consensuado uno a uno todos los puntos y ha presentado alegaciones ante los informes que se han sacado, negociando y teniendo reuniones con los cuerpos de la Administración con la intención de modificar los detalles más problemáticos del mismo.
Los tres puntos del nuevo decreto impugnados por Apartsur
Hoy, en Apartsur son conscientes de que la Junta de Andalucía “ha asumido desde el primer día este asunto con responsabilidad y prioridad y ha intentado hacer una norma lo más equilibrada posible”. Sin embargo, aunque están de acuerdo con el mencionado decreto “en un 95 por ciento”, desde la asociación opinan que “hay algunos puntos que son muy restrictivos”, por lo que han decidido realizar una impugnación, que en la actualidad se encuentra en trámite.
Echevarría asegura que decidieron impugnar porque “estamos convencidos de que todas las normativas y regulaciones de la Unión Europea, como la unión de libre mercado que es, obligan a que los derechos no sean restrictivos mientras no se metan en los derechos de otros y no entendemos de qué forma entran estos aspectos en colisión con los derechos de otros”

El primer punto en discordia se encuentra en el artículo primero, en el que se alude a la restricción del número de alojamientos. Este artículo dice que si se tienen dos viviendas vacacionales a menos de un kilómetro deben ser consideradas como apartamentos turísticos, por lo que entrarían bajo la ley de turismo de 2012 y dejarían de considerarse viviendas turísticas vacacionales. Este artículo, opina Echevarría, “restringe los derechos de los propietarios”, ya que en ciudades pequeñas como Málaga o Sevilla es muy fácil contar con dos alojamientos privados a menos de esa distancia y sus propietarios deberían poder alquilarlos para uso turístico.

El segundo artículo del nuevo decreto que Apartsur pretende anular es el que obliga a las viviendas a contar con una refrigeración, ya que “hay zonas en las que poner aparatos de aire acondicionado es una inversión muy grande para un uso escaso o nulo”. Además, Echevarría asegura que al final internet “pone a cada uno en su sitio”, porque los usuarios valoran los alojamientos según los comentarios que han puesto otros clientes en internet. Por lo tanto, para el presidente de Apartsur “ese artículo tampoco debe estar ahí contemplado, sino que debe ser algo que voluntariamente decidan los propietarios”. La asociación pretende también que otros artículos relacionados con la capacidad de los inmuebles sean modificados. El nuevo decreto limita las plazas a quince personas en el caso del alojamiento completo y a seis personas en el caso del tráfico por habitaciones. Esto, para el presidente es inaceptable porque “puede suceder que se tenga un alojamiento familiar grande vacío y que la única forma de mantenerlo sea alquilando algunas habitaciones”.
Si estas modificaciones no se llevan a cabo, “habría miles de apartamentos en la Costa del Sol afectados”, asegura Echevarría, ya que “muchos extranjeros tienen incluso edificios enteros comprados entre amigos y familiares para su uso durante algunos meses y durante el resto del año ceden el edificio a una explotadora bajo el concepto de alojamiento vacacional”. El presidente asegura que si estos apartamentos se consideraran como apartamentos turísticos “sería una locura, tendrían que modificar completamente toda la estructura del edificio”.

Apartsur, tres años de representación
Apartsur nació hace aproximadamente tres años con el objetivo de aglutinar el mayor porcentaje de propietarios posible en torno al alojamiento vacacional y los apartamentos turísticos. Sus principales fines son los de representar los intereses del sector ante las administraciones públicas y ante todo tipo de instituciones, negociar convenios que afecten a los intereses de sus miembros, organizar actividades, intervenir en un desarrollo turístico sostenible, difundir la iniciativa privada y economía de mercado y trabajar con la innovación tecnológica y de calidad. Hoy, Apartsur podría considerarse el referente de su sector en cuanto a número de asociados y acciones de comunicación.

Deja un comentario

El email no será público.