Entrevista con Antonio Nadal, catedrático de Historia Contemporánea - El Sol Digital
Entrevista con Antonio Nadal, catedrático de Historia ContemporáneaEl profesor Antonio Nadal La Opinión de Málaga

Entrevista con Antonio Nadal, catedrático de Historia Contemporánea

Vicente Almenara.- El historiador y catedrático de Historia Contemporánea de Málaga, Antonio Nadal Sánchez (Granada, 1949) es un hombre que remontó el franquismo y que seguro creyó, como la mayoría, que tras éste sus compañeros de viaje darían pruebas fehacientes de santidad. Pero no fue así y, como casi todos, se desengañó al conocer por dentro las cocinas del PSOE y el PCE, dejándose en el proceso jirones de su vida que hoy son ya recuerdos. Al PP lo conocería un poco más de lejos, y más tarde, y también quedó afectado.

Nadal fue condenado el 26 de junio de 1969 por propaganda ilegal en el famoso TOP (Tribunal de Orden Público) a nueve meses de prisión y 10.000 pesetas de multa, pena que cumplió en la prisión de Teruel. Más tarde, el 1 de mayo de 1975, volvió a ser detenido en un acto socialista convocado en el cementerio civil de Madrid. En 1979 se doctoró por la Universidad de Málaga con la tesis “La guerra civil en Málaga”. En las elecciones generales de octubre de 1982 fue candidato independiente por el Partido Comunista de España en Málaga. Sus vivencias personales quedaron recogidas en dos obras, en 2006 Licencia absoluta: la historia: los restantes datos, 1968-1973 y en 2011 Un día te vendrán por ningún motivo: la formación del PSOE: 1975-1977.

La primera pregunta es obligada, ¿Cómo surge la idea de celebrar este homenaje a las víctimas de los republicanos en Málaga?

El origen es de muy larga duración porque yo, desde 1979 en el que publiqué la relación de víctimas de 1937-1940, entendí, porque así era el trabajo de mi tesis doctoral, que había un periodo muy corto pero muy intenso de violencia y muerte durante el periodo de la República y era un número extraordinario de víctimas, por un confuso proceso en el que teóricamente las revoluciones traen violencia pero en el caso de Málaga la única revolución fue la violencia, es decir, la violencia fue el centro y toda la extensión del proceso. Hubo violencia, pero no se avanzó en nada.

¿El número de muertos que se calcula es de 3.406?

Sí, de esos hay que detraer en torno a 700 que murieron en los frentes de guerra, es decir, gran parte de los familiares e hijos de los que podemos denominar “grupos de derechas”, desde el mes de julio se escaparon de Málaga y se unieron al ejército, llamémosle nacional, no al ejército franquista, porque eso es una memez, hablar de franquismo en el año 1936 y 1937 es una inexactitud histórica porque el franquismo empieza a elaborarse con las leyes de los años 1940 y 1941, el franquismo es una dictadura especialmente religiosa o nacional-católica.

En el bando republicano, ¿quiénes eran los más activos en la innoble tarea de asesinar a los oponentes?, ¿los comunistas?, ¿los anarquistas?

El nivel de la creación de enemigos debe tener cierto control y ya he explicado en algunas ocasiones esas definiciones que religiosamente Marx llamó lumpen proletariat y que aquí se llamaron turbas, masas, la canalla roja, la gente del arroyo y todas esas denominaciones para tratar de explicar el enorme contenido de criminalidad que hubo en muchas de las actuaciones. Las matanzas se realizaron sin ningún planteamiento político. Entonces, cuando las turbas cogen a personas y las destrozan, las tiran por la ventana, las tirotean, etc…, naturalmente, eso tiene una explicación científico histórica, son matanzas del siglo XVII, como cuando los luditas destruían las máquinas y mataban a los empresarios. Y después, una importante parte de criminalidad y de algo más, entre los que están en el monolito de la República en Málaga hay algunos que eran verdaderos criminales y no debieran estar ahí como, por ejemplo, el caso de Francisco Millán. Era un criminal que se correspondía en el campo de la República con lo que eran los chequistas. Millán era del Partido Sindicalista, una escisión del anarquismo. Pero en el campo de la República, y contestando a la pregunta, un sector del socialismo, un grupo de republicanos y también un sector importante del Partido Comunista, refrendado a partir de diciembre por la presencia de los soviéticos, del coronel Kremen y de algunos miembros de la Komintern, Internacional Comunista, trataron de imponer cierto orden pero eso era inútil. Hay que recordar que el 12 de agosto, y por eso es tan brutal la represión en el norte de la provincia, Antequera y toda su comarca, y otros 15 días más Ronda, estuvieron en poder de los republicanos desde el 18 de julio al 12 de agosto, no más. Las muertes en Antequera son de una ferocidad extrema en los días 4, 5 y 6 de agosto. El análisis del tiempo y la represión en Málaga no se explica por los ocho meses, porque en el norte, desde Antequera a Ronda, no pasaron de dos meses y es donde tuvo lugar con gran intensidad. Pero los soviéticos y la Komintern vinieron a Málaga enviados por el gobierno desde Valencia en un momento en el que no tenía ningún sentido la defensa porque en Málaga no hubo defensa. En Málaga hubo una borrachera revolucionaria, pero cuando había que construir defensas, gran parte de los milicianos se venían a pasar el fin de semana a Málaga.

Se ha dicho, aunque debe ser considerado esto una herejía, que entre los muchos que abandonaron Málaga en la llamada desbandá, se encontraban criminales que temían la represión, primero de los italianos y después de las tropas nacionales, sin duda los criminales no se quedarían aquí aguardando su suerte, ¿no?

La mitología de la carretera de Málaga a Almería, de la cual soy yo en parte responsable, procede de no considerar a parte de la población civil como milicianos, es decir los milicianos eran soldados armados de la República que huyen de Málaga y, naturalmente, huyen junto a la población civil. Mercedes Formica recuerda que conforme iban en el camino hacia Almería se iban quitando y tirando los símbolos para no ser identificados. El problema de la interpretación es que salieron los milicianos junto con la población civil. Ahora bien, en los informes de Norman Bethune se ve gente huyendo, pero no se ven fotos de cadáveres tirados en el camino, no se ven. Y el otro día, en un programa de televisión en el que hablaban de la carretera de Málaga a Almería al final superponían dos fotos de niños de los bombardeos en Madrid. Cuando se establece un mito y el mito no se analiza, podemos estar convirtiendo una media verdad en toda una simbología. Yo estoy preparando algún trabajo sobre la carretera de Málaga a Almería donde es muy probable que me desdiga de mis primitivas afirmaciones.

¿Qué sentido, o sin sentido, tiene el anteproyecto de Ley de Memoria Democrática?

Respecto al anteproyecto de Memoria Democrática yo le pido a la gente que tenga interés que cojan las normas de la Ley de la Represión de la Masonería y el Comunismo y las superpongan con la Ley de la Memoria Democrática. Encontraran las similitudes de dos sistemas cuyo objetivo era impedir, desde cualquier punto de vista, la libertad de expresión penándola y castigándola y, al mismo tiempo, la de mantener un pensamiento totalitario sin posibilidad alguna de encontrar salida, con la peculiaridad de que la Ley de la Masonería y el Comunismo fue el resultado de un periodo histórico y de la presión a nivel del interior de España en el que la masonería canalizó los odios hacia el judaísmo, que en España por suerte no tubo salida, y porque estos saben, aunque no sean muy leídos, que la historia no se puede ocultar, y que el Reich pretendía sobrevivir 1.000 años y se quedó en unos cuantos. La pretensión de la eternidad de este gobierno de personajes ínfimos, naturalmente, no les llevará a pretender que la Ley de Memoria Democrática subsista. El problema es que no se interpreta adecuadamente el franquismo y se sigue considerando que el golpe del 17 de julio fue un golpe militar que no contó con el apoyo social. Eso es un error histórico. Además, pasa un poco como en el franquismo, no van a tener gente de cierta solidez que pueda poner en marcha esta ley. Tendrán a especialistas en género, jueces y juezas para la democracia, a personas que carecen de oficio y que pasan de pedir en una esquina a concejales y diputados… y, claro, toda esta gente estará dispuesta a sostener este tipo de planteamientos, pero qué persona seria puede obviar todos los estudios a nivel nacional e internacional sobre el franquismo. Y, sobre todo, y finalmente, mucha memoria democrática pero no abren la información, seguimos los historiadores sin poder estudiar los informes del régimen anterior entre 1939-1945. No conocemos un solo documento de cómo se produjo el pacto con los Estados Unidos, la independencia de Marruecos, los informes del Alto Estado Mayor, las relaciones con los Estados Unidos. A ver si abren los archivos.

Con esta ley, cuando vea la luz, ¿podría procederse contra partidos totalitarios como el Partido Comunista de España o Bildu?

Como la versión del totalitarismo y de las ideas a la totalidad y los pensamientos únicos van a ser dictaminadas y pontificadas por una especie de fiscal tan brillante como la tal “Lola”, hemos de suponer que van a ser las bienaventuranzas y la bondad de algún personaje quienes dictaminen lo que es totalitario y lo que no es totalitario. Y, desde luego, no está en el afán del fiscal que puedan nombrar que el Partido Comunista de España sea totalitario, aparte de que las versiones del Partido Comunista de España son muy varias y hay que reconocerle que en 1956 fue el Partido Comunista de España, y siempre recuerdo la intervención de Marcelino Camacho en las Cortes Constituyentes, el que proclamó la Reconciliación Nacional. Comparar a Marcelino Camacho con Pablo Iglesias es una herejía a la que la razón impide siquiera acercarse. O la mujer de Marcelino Camacho, a la que yo conocí saliendo de la cárcel de Carabanchel, porque ella estaba allí para llevarle comida a Marcelino, con la tal “Irena Montera” es la degeneración de la historia.

¿Qué opinas de que el Partido Popular no entre en ninguna batalla de ideas, sea la memoria histórica, la ley de género, de LGTBI…?

Hay lo que yo he denominado el “bloque de la memoria” que lleva finalmente al éxtasis aquello que proclamábamos cuando éramos jóvenes que es el concepto de la hegemonía. El sentido de la hegemonía finalmente se ha completado en lo que denomino el “bloque de la memoria”. El bloque de memoria está compuesto por el PP, PSOE, Podemos y los separatistas. El PP forma parte de una expresión llamada sinceramente a desaparecer cuando se vayan extinguiendo los fervores del cargo, de la ayuda… porque, lo que Gramsci decía era esto de la sociedad civil, que era la batalla por el control de la escuela, la ideología y el pensamiento, y el PP se ha unido a la izquierda y, claro, esto carece de sentido. O modifican sus planteamientos, cosa que veo difícil porque ellos han entendido que estamos en un proceso político como el de la restauración borbónica en el que estaban Cánovas y Sagasta, y no se dan cuenta de que hay una fuerza extrema, ciertamente impostada, que es el de la memoria y la revolución de género, y ellos se quieren poner a la cabeza y resulta verdaderamente ridículo contemplar a todas las “señoricas”, como se decía en Granada, hablando del género, de la revolución de la mujer… es que resulta ridículo, es ahistórico para el observador, es decir, carece de presencia. Y el Partido Popular irá lentamente subsumiéndose en el PSOE o en VOX.  Yo se lo dije al alcalde: “Paco, al menos mientras tú estés, el PSOE no ganará nunca”, porque él lleva la política del PSOE. ¿Para qué es necesario el PSOE en Málaga? El símbolo nacional de la memoria democrática es Málaga. No es el Madrid de Carmena,  ni la Barcelona de Colau, es Málaga. El Ayuntamiento de Málaga tiene chiringuitos para todos los personajes de medio pelo, incluso alguno de la Komintern, como el caso de Koestler y todos estos personajes. Y no digamos ya lo de considerar a Gerald Brenan como una personalidad que merezca un centro, que pensaba que aquí vivíamos en la Edad Media; y no digamos a su señora, que decía cosas como que las mujeres de Churriana olían mal, sin entender que cuando caía una bomba de 200 kilos a 200 metros pues las muchachas de Churriana se hacía pis encima, o como que cuando venía a Málaga la miraban con deseos sexuales y que en un camión un señor, el conductor, la rozó con una rodilla. Yo le llamo a eso “racismo clasicista”.

El interés político por parte del PSOE de sacar adelante la Ley de Memoria Democrática, más allá de apartar el foco de la atención pública sobre otros asuntos, pienso que les sigue dando resultado, que esta mercancía se la compra parte del pueblo. Si el pueblo rechazara este tipo de mercancías pues no la sacarían al mercado, pero parece que a una parte le agrada volver la mirada a la matanza civil.

Sinceramente, creo que es una ley y unos argumentos completamente impostados, de impostores de la vida. He sido un historiador que ha trabajado mucho sobre Málaga y la única relación que he tenido con el Ayuntamiento de Málaga fue en 1978 con Luis Merino Bayona que me invitó, tras publicar varios artículos sobre el general Torrijos, a entrar en el monumento y ver las cajas que había en la plaza de la Merced. Esa fue la única colaboración que he tenido con el Ayuntamiento de Málaga. Cuando uno piensa en ciertas cosas, ¿está uno vetado?, pues claro que estás vetado, pero no en el sentido de que te detesten sino sencillamente de que eres molesto. En la llamada televisión de todos los andaluces y andaluzas que es Canal Sur, he visto programas sobre “la memoria” y concretamente de la Guerra Civil en Málaga. Yo no quería que me invitaran, no era necesario, pero era el único, no el mejor, que había trabajado sobre ese asunto y los invitados al programa, divulgadores sociales, historiadores de periódicos…, se permitían oponerse a mis trabajos, pero no tenían ni idea. Entonces, si las televisiones no insisten, al menos, en una reconversión es difícil. Yo al menos me opongo a lo que estoy viendo y ahora voy a combatir, desde mi modestísima posición, la terrible manipulación de Canal Sur. Con los periódicos no puedo hacer nada porque son privados y cada uno hace lo que estima oportuno. Los periódicos en España son de un sistema partitocrático de matices y cosas que son irrelevantes, más el instrumento de combate que es el diario El País y la Cadena SER que están en el golpe de Estado permanente. Y la más patética de todas es la televisión de los obispos.

Por cierto, los organizadores del evento en memoria de las víctimas que celebramos esta tarde, no han conseguido encontrar un sacerdote, al menos hasta el momento, y mira que vamos a conmemorar las muertes de más de cien sacerdotes. Pues, finalmente, es un seglar el que va a dar una especie de responso, hay mucha gente que murió por razones estrictamente religiosas, pero la Iglesia actualmente está preocupada por otros temas.

“Entre los que están en el monolito de la República en Málaga, hay algunos que eran verdaderos criminales y no debieran estar ahí”

Es un papel el de la iglesia que ya está siendo valorado muy críticamente y que le pasará factura más pronto que tarde…

Es insólito, y mira que yo soy como todos los españoles, quieran o no quieran reconocerlo, una persona formada por el catolicismo. Además, el régimen de Franco lo achaco al catolicismo. Es decir, todos aquellos que vivimos aquel tiempo, sabemos que Franco cedió todo el aparato, más allá del poder militar y del control estrictamente de la administración, al Opus Dei y a la iglesia católica. La iglesia católica es el intelectual orgánico del franquismo. Uno puede tener cariño, amigos, afecto a la iglesia católica pero la que estableció los grandes principios del régimen anterior, para bien y para mal, fue la iglesia católica. Franco se dedicó exactamente a conducir el barco, pero los principios de convivencia entre todos los estableció la iglesia católica. Todos hemos vivido y crecido con esos principios.

¿Estás preparando algún libro?

Ahora, en un año, aproximadamente, presento un libro muy interesante sobre un clérigo que interesará mucho. Trata sobre el panhispanismo y panamericanismo en el sentido de la hispanidad, pero no el sentido de la hispanidad en el que se mueve Roca Barea y toda esta gente sino en el sentido estricto que parte de Ramiro de Maeztu, continúa por Menéndez Pelayo y conecta con América Latina. Es verdad que durante el franquismo se intensificó y es el debate en América Latina entre el panhispanismo y panamericanismo, es decir, los liberales eran pronorteamericanos y todo el campo, brillantísimo, del conservadurismo era prohispánico.  Esto me está obligando a leer, sería falso decir a releer, a Donoso Cortés, Balmes, Aparisi y Guijarro, Ramiro de Maeztu, Menéndez Pelayo, es decir a todo el tronco conservador moderado español. Pero es que en España no hay otra filosofía. Lo más cercano que encontramos a ese gran tronco es Espronceda y Larra. 

Deja un comentario

El email no será público.