Entrevista con Salvador González Martín, candidato a decano del Colegio de Abogados de Málaga - El Sol Digital
Entrevista con Salvador González Martín, candidato a decano del Colegio de Abogados de Málaga

Entrevista con Salvador González Martín, candidato a decano del Colegio de Abogados de Málaga

Vicente Almenara.- El próximo 28 de octubre se celebran elecciones en el Colegio de Abogados de Málaga, elecciones a las que concurren tres candidaturas, encabezadas por José Manuel Conejo, María Dolores López Marfil -a los que ya hemos entrevistado en estas páginas- y Salvador González Martín, con el que conversamos en esta edición de El Sol Digital.

¿Qué es lo que le ha motivado a presentarse a decano del Colegio?

Pues mira, personalmente porque he estado siempre vinculado al Colegio, he estado prácticamente con todas las juntas de gobierno que han discurrido durante el tiempo que he estado colegiado y he recibido mucho tanto del Colegio como de la profesión y sentía la necesidad de devolver una parte de todo eso que he recibido. Por otro lado, entendía que después de las últimas elecciones como sólo se presentó una candidatura pues creía que tenía la obligación de formalizar un proyecto, de hacer un equipo y de presentar ideas para renovar el Colegio, que creo que necesita un cambio de etapa, de estructuras, un salto cualitativo en lo que nos ofrece a los colegiados.

¿Y cuáles son las señas de identidad de su programa?

Tenemos un lema, que es derecho al cambio y lo que queremos es cambiar cosas, y cuando hablamos de cambiar es hacer cosas, cosas que interesan a los colegiados, que necesitan los colegiados y tomar nuevas posturas y formas de afrontar los problemas y las necesidades, las preocupaciones y aspiraciones que la profesión tiene, somos muy diversos pero todos amamos esta profesión, y necesitamos en un mundo tan complejo como el actual ayuda. He orientado mi programa electoral en cinco grandes áreas, y una de ellas es la defensa de la abogacía, otra es el desarrollo profesional, el ayudar a los compañeros al desarrollo de la profesión, desde la carrera de cada uno, en el sitio en que cada uno esté, trabajando para otros, trabajando individualmente, colaborando con compañeros en cualquier forma, y ayudarles al desarrollo de su carrera profesional. Y después, además, pues queremos centrarnos en formación, en turno de oficio y darle un nuevo aire al Colegio.

Una constante en estos últimos años del Colegio ha sido un cierto enfrentamiento con la judicatura, ¿a qué se debe?

Creo que cada decano y cada junta de gobierno en cada momento debe tomar su propio rumbo. Por mi forma de ser, por mi forma de ejercer la profesión, siempre intentando lograr acuerdos y que los clientes saquen beneficio en cada una de las relaciones que mantienen con otros, lo que vamos a intentar es, por un lado, sentarnos con todos los operadores jurídicos, con todas las administraciones públicas, y sentarnos a una mesa a trabajar, buscar donde hay puntos de encuentro, donde hay mejoras. Desde luego, la situación de la justicia es de absolutamente atascada. Si la Justicia ya estaba atascada, ahora con la pandemia que estamos viviendo, pues está mucho peor, eso necesita de la colaboración de todos los operadores jurídicos, y ahí jueces y letrados de la administración de justicia, funcionarios, todos, tenemos el mismo interés, modernizar esa administración de justicia, que se le dote de recursos suficientes, que se pague mejor a los profesionales que trabajan ahí, desde los abogados de oficio, que tendrán que estar en el primer momento en cuanto a sus mejoras, como el resto de los que trabajan ahí, y dignificar la justicia en este país porque la justicia permite el desarrollo económico. Vamos a sentarnos con todos y también, a la vez, vamos a desarrollar una potente oficina de defensa de la abogacía, donde no vamos a permitir ninguna situación que vaya en contra de la dignidad de cualquiera de los abogados que está cada día desarrollando su labor, y vamos a defender la profesión, la vamos a defender a capa y espada contra cualquiera, pero el ser firme, el ser contundente, no está reñido con mantener conversaciones, mesas de trabajo, el constante diálogo con el resto de operadores jurídicos, con los graduados sociales, con los jueces, con los economistas, con los letrados de la administración de justicia, aquí hay mucho campo donde cada uno de los colectivos tiene que mejorar y en ese ámbito, en esas reuniones de trabajo, la abogacía va a tomar un protagonismo y va a impulsar y va a ser un colaborador leal del resto de operadores, pero a la vez va a ser firme en la defensa de la dignidad de la abogacía.

El Colegio de Málaga tiene unos 6.700 colegiados. Sería el quinto colegio de España, lo cual se corresponde con la posición de Málaga en el ranking de ciudades por población, es decir, es un colegio muy importante en el conjunto nacional, ¿pero cree que tiene alguna, quizás por la Costa del Sol, particularidad desde el punto de vista del letrado?

Sí, el Colegio es provincial y en la provincia tenemos muchos tipos de ejercicio profesional y hay delegaciones del Colegio en las que el ejercicio profesional tiene carácter, las delegaciones de interior, las delegaciones de costas, tenemos Marbella, Málaga, una de las grandes ciudades, como ha dicho, y entonces pues evidentemente en cada uno de estos sitios hay peculiaridades. El turismo, las inversiones extranjeras, determinan mucho el ejercicio profesional en la costa. Queremos impulsar todo esto, que todos esos abogados que no están todo el día haciendo pleitos, sino que están en la inversión, están en cuestiones inmobiliarias, administrativas, pues que tengan un reconocimiento y un valor añadido que les ofrezca el Colegio, y también a los abogados de oficio y también a los abogados de una de las grandes ciudades de este país, una de las ciudades emergentes que está creciendo más en su economía, como es Málaga, y todo lo que le debemos a los abogados hará que la ciudad crezca y que la provincia y que su turismo y que sus inversiones extranjeras crezcan.

¿Cree que, con este número de abogados, se debe de ir a políticas de fusiones entre despachos para alcanzar un mayor tamaño y una especialización quizás mayor, o esta atomización es inevitable?

Una de las cosas que proponemos es esa oficina de desarrollo profesional de la que le hablaba y en la que queremos ofrecerle a los abogados una visión de lo que pasa en el resto del mundo, en el resto de España, en el resto de Europa, con la profesión, porque lo que pasa en Londres, en Berlín, o en Madrid o en Barcelona pues llegará un momento que se traslada a una provincia como Málaga, entonces queremos que vayan viendo qué dirección toma el ejercicio profesional y las carreras profesionales fuera de nuestro ámbito, esto nos va a ayudar. Ahora, si me pregunta qué impresión tengo yo, pues es que el ejercicio profesional va a ser cada vez más diverso, la especialización ya es una realidad, es casi una exigencia, aunque también hay una especialización, que es ser generalista, porque igual que en Medicina, hace falta el médico generalista, que detenta una primera atención, que me lleva el día a día, y que me indica a qué tipo de especialista tengo que ir en un momento determinado, en una situación especial, también en la abogacía hacen falta generalistas, pero a lo que iba, creo que el modelo va a ser muy diverso. Va a haber despachos grandes, internacionales, individuales, donde se compartan gastos, tipos de colaboración muy diversas, sociedades profesionales, trabajo en red, trabajo con otras provincias, otros países, creando red, creando marca, compartiendo conocimientos, estructuras, marketing… El marketing y la comercialización de nuestros productos es algo a lo que tenemos que apoyar, a los abogados y a los despachos, desde el Colegio, porque es mucho más fácil hacerlo desde el Colegio y acercar este mundo a los despachos para que puedan asumir una necesidad. Hoy, aunque yo tenga un despacho individual, no tengo por qué no salir a redes sociales a divulgar mi producto, y aumentar la cercanía que puedo tener con mi clientela potencial, y en todo eso lo que creo es que vamos a ver un panorama mucho más diverso. Venimos de unos despachos muy individuales, muy familiares, estos van a seguir existiendo, van a tener pujanza en la medida en que sus componentes la tengan, y no van a desaparecer, ni mucho menos. Si uno transita la propia Europa, podemos ver cómo esos despachos unipersonales tienen pujanza, es verdad que tienen que dar servicio añadido, que tienen que tener muy claro cuál es su valor añadido para el mercado. Y, por supuesto, también habrá fusiones y separaciones y de todo, como hay en todas las profesiones y en todas las empresas.

“No vamos a permitir ninguna situación que vaya en contra de la dignidad de cualquiera de los abogados”

Desde siempre se dice que la política influye mucho en el mundo del derecho y de los jueces. ¿Cuál es su opinión al respecto?

Nuestra opinión desde la candidatura y la mía propia es que una institución como el Colegio de Abogados debe de estar cero politizada, no debe tener ningún sesgo político, ni a un lado ni a otro. Debe de estar abierta a la sociedad, a toda la sociedad, como lo estamos los abogados. No pedimos un carnet político al entrar en nuestros despachos, y el Colegio de Abogados tiene que estar abierto a todos los sesgos políticos, y tiene que convertirse en un lobby, tiene que estar interviniendo en la creación y modificación de leyes que afecten a la profesión, y tiene que estar ofreciendo a los políticos, al poder legislativo, opciones de mejora de la legislación en función de lo que nosotros, en nuestros despachos, estamos viendo que son necesidades sociales. Hoy está ocurriendo con la entrada en inmuebles, la ocupación ilegal de inmuebles, y todo esto se está moviendo desde la abogacía. Queremos que el Colegio de Abogados de Málaga participe en estos movimientos de mejora de legislación, y todo eso se hace hablando con todos los partidos políticos, con todos los que intervienen en la creación legislativa, y no excluyendo a nadie ni tomando partido por nadie. Yo creo que desde una institución como la nuestra debemos de estar al margen. En cuanto a la fiscal general del Estado, pues parece un despropósito que haya optado a ese cargo quien ha sido ministra de un gobierno presidido por la misma persona.

Los candidatos os dirigís a todos los abogados pero ¿tenéis vuestro público concreto que sabéis que os siguen?

Nos estamos dirigiendo a la totalidad de la abogacía, nuestro programa y nuestras propuestas no excluyen a nadie, pensamos en todos, en los que hacen más asesoramiento, en los que hacen más juzgado, en los que trabajan más el turno de oficio, la abogacía particular, el laboral, mercantil, o penal… Estamos pensando en todos y eso se refleja también en la composición de nuestra junta, de nuestros candidatos a junta de gobierno. La sensación que tenemos es que hay bastante apoyo a las propuestas, han sido muy bien acogidas y en los distintos ámbitos de la abogacía. Una de las cosas que queremos es articular la abogacía a través de secciones muy potentes, delegaciones muy potentes, y por eso nos estamos dirigiendo a todos.

Deja un comentario

El email no será público.