Es mejor subir demasiado que bajar demasiado. Feliciano Macías. Asesor de inversiones Renta 4 Málaga - El Sol Digital
Es mejor subir demasiado que bajar demasiado. Feliciano Macías. Asesor de inversiones Renta 4 Málaga

Es mejor subir demasiado que bajar demasiado. Feliciano Macías. Asesor de inversiones Renta 4 Málaga

 Los mercados han marcado una semana claramente al alza, lo cual lleva a encadenar el SP500 ocho semanas seguidas de subidas, demasiadas y con mucha verticalidad, pero siempre es mejor subir tanto como ahora en enero y febrero, que bajar tan deprisa como en el pasado mes de diciembre.

El motivo de la escalada en las cotizaciones está en los avances en materia comercial entre Estados Unidos y China, el acuerdo sobre el levantamiento definitivo del “shutdown” americano, las declaraciones de un miembro del BCE sobre la posibilidad de nuevas TLTROs y unos datos macroeconómicos que al menos no han decepcionado en exceso, como la balanza comercial en China y datos de precios moderándose, lo que facilitará los estímulos monetarios por parte del Banco Central Chino.

En Estados Unidos, precios de diciembre contenidos (IPC, IPP, IPI) con recuperación de la encuesta manufacturera de Nueva York de febrero y de la confianza de la Universidad de Michigan que en ambos casos superaron ampliamente las estimaciones y que contrastaron con unas ventas minoristas de diciembre a la baja. En Europa, los datos de PIB 4T18 en la Eurozona y Alemania confirmaron la desaceleración esperada, menor ritmo de avance desde 2014 en el caso de la Eurozona, y destacando al país germano que salvó in extremis la recesión técnica (dos trimestres consecutivos de contracción del PIB) al situarse en el 0% trimestral (vs +0,1% y -0,2% anterior).

En España, y después de que los presupuestos 2019 no saliesen adelante, el Gobierno ha optado por disolver las cámaras y convocar elecciones generales anticipadas para el 28 de abril. Unos acontecimientos a los que el mercado no ha respondido en exceso, si bien se ha visto una caída generalizada de las TIRes de los países periféricos que no se ha dado en España.

En cuanto al Brexit, el mercado sigue sin recoger un escenario negativo de “salida sin acuerdo” con una libra que se mantiene en niveles de 0,88 vs euro. La siguiente fecha a tener en cuenta será el próximo 27 de febrero cuando el Parlamento debe votar sobre el acuerdo de retirada. Un día en el que podría votarse una moción elaborada conjuntamente por un diputado conservador y una laborista para prorrogar la fecha de salida de la UE (prevista para el 29 de marzo), prohibir un abandono no negociado de las instituciones, y dar el control al Parlamento de todo el proceso.

En el plano empresarial, la temporada de resultados 4T18 sigue su curso con el 79% de las compañías del S&P habiendo publicado sus cifras, con el BPA avanzando +14% (vs +16% esperado) con el 73% batiendo en BPA y el 74% en ventas las cuales crecen +7% interanual. En cuanto al Eurostoxx 50, ha presentado el 55% de las compañías con un 69% superando en ventas que avanzan +3% i.a. y el 38% por encima en BPA que cae un -4% i.a.

De cara a la presente semana y en lo que a datos macroeconómicos se refiere, destacamos en EEUU la publicación de las actas de la Fed correspondientes a la reunión del 30 de enero (en la que se mantuvieron tipos sin cambios), así como los indicadores adelantados de febrero con los PMIs preliminares (compuesto, manufacturero, servicios) y la Fed de Filadelfia, junto con los pedidos de bienes duraderos de diciembre preliminares. En Europa, también contaremos con los PMIs preliminares de febrero (compuesto, manufacturero, servicios) en Eurozona, Alemania y Francia.

En cuanto a nuestra visión de los mercados, hemos visto un rebote desde los mínimos de finales del año pasado que ha sido del orden del +8% en Europa y +17% en EEUU. Recordamos que este rebote ha venido propiciado por unas valoraciones atractivas y la mejora en varios factores que preocupaban a los inversores: 1) expectativas de acuerdo en las negociaciones comerciales EEUU-China (con la consiguiente menor presión sobre las estimaciones de crecimiento global), 2) bancos centrales más sensibles a los signos de desaceleración económica (especialmente en el caso de la Fed), 3) reducción de algunos riesgos políticos (fundamentalmente Italia, tras la aprobación de los PGE 2019) y 4) anuncio de nuevos estímulos monetarios y fiscales por parte de China para contrarrestar su desaceleración económica.

FARMA QUÍMICA SUR

Deja un comentario

El email no será público.