“España lanzará un satélite de  tecnología propia a finales de 2015”

“España lanzará un satélite de tecnología propia a finales de 2015”

El respondable del CDTI lamenta el retraso del sector tecnológico por culpa de la crisis

Juan Alberto Gómez

En los siete años que ha durado, la crisis ha barrido con ferocidad diversos sectores productivos. Y el tecnológico no ha sido una excepción. De hecho, se ha “destruido el 50 por ciento de las empresas de base tecnológica que existían en nuestro país”, explica el director del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), Francisco Marín Pérez. Lo peor de todo es que, estos resultados desastrosos, impiden que la recuperación sea más veloz. Sin caer en triunfalismos, dejó claro que “estamos tremendamente retrasados”. “Y aunque la realidad es dura” lo cierto es que “las actuales condiciones son positivas y razonablemente optimistas”.

El CDTI ha lanzado el programa Interconecta. Gracias a fondos europeos, la institución tecnológica ha “puesto sobre la mesa 100 millones de euros para subvencionar nuevos proyectos”. A pesar de las dificultades que ha atravesado, el sector más incipiente se está moviendo. De hecho, se han multiplicado por cuatro el número de solicitantes. Pese a que España parte de una posición muy regazada, Marín Pérez se reafirma en que “hay vida en el tejido del I+D español”. Y “queda”, según él, “un buen trecho de recuperación del sector” pues “veo buenos mimbres para lograrlo”.
Francisco Marín es Ingeniero Superior de Telecomunicaciones por la Universidad Politécnica de Madrid. Es, asimismo, máster en alta dirección por el Instituto de Estudios Superiores de la Empresa (IESE) en Madrid. Antes de su designación, como director del CDTI en febrero pasado, había sido el responsable de un fondo de capital riesgo en la firma Future Plus. A lo largo de estos años, ha desempeñado puestos muy heterogéneos aunque siempre en firmas tecnológicas. En términos institucionales, ha sido director de la Comisión de Innovación de AMETIC.

El máximo responsable del CDTI reconoce que “las empresas españolas tienen unos balances muy complicados”. “Por esta razón”, aboga por “hacer una apuesta muy seria”.
Con todo, el organismo público “no puede permitirse el lujo de perder una idea excelente” aunque “las cuentas aparentemente estén dañadas”. De hecho, está convencido de que “esa idea brillante el balance puede cambiar”. Abogó por “hacer política absolutamente científica y poner por delante el proyecto”, algo que para el experto tecnológico “nos permitirá cambiar el estado contable hoy por hoy afectado”.
Entiende que para las empresas tecnológicas “va a suponer un tremendo esfuerzo” pero a su juicio “no cabe otra opción que reestructurarse internamente”. Y pone el caso reciente de Premo. “La empresa del PTA contaba en sus inicios con miles de propuestas y cientos de clientes. En un plazo muy breve ha sido capaz de construir un catálogo formado por decenas de productos y pocos clientes”.
De nuevo, abunda en que el modelo de recuperación del tejido tecnológico “y la propia empresa española deben pasar ineludiblemente por el I+D+i”. Martín Pérez recordó que hay sectores que han logrado sobrevivir e incluso fortalecerse en la adversidad, como el agroalimentario. Otros han surgido de la nada, como el aeronáutico y ya está plenamente consolidado. “El alimentario ha hecho una apuesta importantísima por la innovación en sus productos”. No olvida otros como la “automoción y el TIC”. En su opinión, “enseñas que han hecho bien su trabajo”.

Y el horizonte es muy prometedor. “Hemos sido capaces de pasar de fabricar piezas y dispositivos pequeños, a lanzar antes de final de año un satélite propio, fabricado aquí por empresas españolas”.
Se trata de ‘PAZ’, un satélite radar de apertura sintética (SAR). Su misión consistirá en capturar imágenes de nuestro territorio con una calidad inusitada y bajo cualquier parámetro meteorológico. Forma parte del Programa Nacional de Observación de la Tierra por Satélite (PNOTS) y es, junto a ‘Ingenio’, el primer aparato de fabricación y diseño íntegramente español. De hecho, colocará a España como el primer país europeo en poseer una doble pareja de observadores orbitales de alta capacidad.
Al mismo tiempo, nos confirma como un destacado actor en las tres parcelas de la industria espacial: construcción, integración y operación de satélites.

Paz puede capturar 100 imágenes diarias, abarcando una superficie de más de 300.000 kilómetros cuadrados. Tras lanzarse se ubicará en una órbita a 514 kilómetros de la Tierra. Será operado por la compañía Hisdesat aunque la explotación será junto al INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial)
El director del CDTI opinó también sobre las personas y los equipos. “Voy a ser políticamente incorrecto porque creo con sinceridad que no se puede ser normal” al referirse a los emprendedores. Hizo hincapié en que “debemos ser valientes y tener osadía”. “Es “determinante el liderazgo”. En cualquier caso, “todos deseamos una España mejor” con “gente excepcional y joven que cambie el país”.

Deja un comentario

El email no será público.