Espejismo y despedidas. Carlos Ramirez. Abogado - El Sol Digital

Espejismo y despedidas. Carlos Ramirez. Abogado

La investigación del Juzgado de Instrucción número 2 de Sabadell sobre la actuación de los Mossos el 1-O ha puesto de manifiesto cómo los agentes señalan a su cúpula como responsable de la falta de directrices, medios, órdenes y planificación que permitió el referéndum. La Audiencia Nacional va más allá y dice en su auto de procesamiento a Trapero que desde la cúpula del Cuerpo “simularon para el 1 de octubre un dispositivo engañoso y fraudulento, conduciendo a sus subordinados a una dejación auténtica de funciones”. El descontrol manifestado por los agentes en sede judicial contrasta sobre todo con el plan esgrimido poco antes del 1-O por Trapero. Mientras tanto, varios candidatos a la Presidencia de la Generalitat, algunos desde la cárcel, siguen gritando que ellos ni sabían ni estaban ni pretendían ir contra la Constitución Así, cualquier ejercicio de responsabilidad pública, o como dicen los agnósticos, de ética y civismo ciudadano, es puro espejismo.

En otra arena, el mercadeo exultante para aprobar presupuestos se encamina a más dinero y competencias al País Vasco. ¿Los cinco votos del PNV lo condicionan todo? Para el Gobierno sí, y retoma el esfuerzo inversor en infraestructuras en las comunidades autónomas tras el recorte generalizado de 2017. Ha reservado 14.823 millones de euros en gasto territorial, un 15,3 por ciento más que en el año anterior. Si entonces este desembolso se redujo en todas las regiones salvo Canarias, en 2018 todas excepto Navarra y La Rioja recibirán más dinero. La inversión crece de forma notable -un 32 por ciento- en País Vasco y eso que a finales del año pasado el Congreso ya aprobó un nuevo cupo vasco que reduce en 1.300 millones la aportación del País Vasco a la caja común. La inversión crece aún más en Castilla-La Mancha, casi un 38 por ciento, y en Cantabria (más 36 por ciento). Andalucía es un año más la comunidad que más dinero recibe, 1.477,75 millones, un 27,7 por ciento más y el 14,6 por ciento del total (un punto porcentual más).  Casi la mitad (4.301millones) se destinará al ferrocarril, destacando la inversión en la red convencional y en los proyectos comprometidos del AVE.  La inversión en carreteras, sin contar el Plan Extraordinario de 5.000 millones para los próximos cuatro años, ascenderá a 2.437 millones (más 12,2 por ciento), mientras que en aeropuertos se desembolsarán 752,1 millones de euros, un 22,2 por ciento más que en 2017.

De vuelta con el máster más polémico de España, el de la señora Cifuentes, el instituto universitario IDP, dirigido desde su creación y hasta hace unos días por el catedrático de Derecho Constitucional Emilio Álvarez Conde, hasta tal punto es opaca la actividad económica del mismo que nunca ha presentado sus ingresos y gastos a la URJC. Tampoco las había enviado nunca a la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, ni ha sido fiscalizado por la Cámara de Cuentas. ¿Y los controles? El IDP tiene su propio CIF, firma acuerdos de manera autónoma y contrata a los profesores que quiere, sin concurso público.  ¿Y en cuantas universidades se repiten similares actuaciones?  Ni se sabe.

El ‘caso máster’ se juega en los medios la principal batalla. A Cifuentes no solo se le acusa de mentir, sino también de no dar explicaciones convincentes, de esconderse, de gestionar mal la información, y en unos momentos claves en los que había que medir muy bien los tiempos, la actitud, el tono del discurso, incluso el lenguaje no verbal.

¿Es un espejismo que un máster del año 2012 pueda hacer caer a la presidenta de la Comunidad? ¿Es el máster el motivo?  No, es una excelente excusa. Ciudadanos no quiere obstáculos en el camino triunfal que le auguran las encuestas y despedir así a Cifuentes. Así ha exigido en La Rioja y ahora en Madrid lo que no requiere en Andalucía, Comunidad Valenciana o en la ciudad de Granada, con un alcalde imputado. Y lo hace para dar tregua a las dos almas que conviven pacíficamente, aún, en el partido.

Para despedidas y sorpresas, en Alicante.  El nuevo alcalde de Alicante, Luis Barcala, del PP, ha salido elegido con sus únicos votos tras la dimisión del alcalde socialista al estar procesado, y su sustituta no ha sido capaz de reeditar esa mayoría del gobierno del cambio, según la ley es la lista más votada la que asume la Alcaldía. Una concejal de un partido de izquierdas (ex de Guanyar), de los no adscritos, votó en blanco. La concejala exigió un sueldo para votar a favor de la socialista Eva Montesinos y recibió calabaza. El pasado mes de diciembre, el Tribunal Constitucional dictó una sentencia en la que decía que los no adscritos tienen derechos, incluso económicos.

Con el ánimo de no perder alcaldías y recuperarlas, el Grupo Parlamentario Popular presentará en las Cortes Generales una iniciativa para que el partido que gane las elecciones, sobre todo en el ámbito municipal, sea el que forme Gobierno. La memoria es selectiva y frágil.

Por otra parte, el aumento de los delitos ‘online’ en España, las nuevas formas que tienen los delincuentes de vulnerar la ley gracias a internet, el periodo de adaptación de los cuerpos policiales y judiciales a los nuevos delitos y los cambios en el perfil de los criminales ‘online’, ya no son un espejismo con la popularización de internet. El año pasado hubo 60.000 denuncias de este tipo. No es una cuestión de mentalidad delictiva, sino de posibilidad delictiva. Ahora hay acoso en internet: ‘ciberbullying’, difusión de material privado, robos ‘online’, ‘hackeos’, amenazas en redes sociales…y quizás no ha hecho más que empezar. La sociedad no ha dado aún importancia a suficiente al hecho de que colgar todo en sus redes sociales.

Para espejismo trágico, la frontera de Tamaulipas con Texas, en el norte de México, al sur de Estados Unidos. En 10 años de guerra al narcotráfico, soldados y traficantes no han chocado tanto como ahí. Los ataques y abusos contra inmigrantes por parte de las mafias son constantes. El ejército mexicano ha sido desde 2006 la punta de lanza en la guerra del Estado mexicano contra el narcotráfico. La ofensiva contra el narcotráfico sacudió las estructuras del crimen organizado, que empezaron a fragmentarse y la extorsión, los secuestros y el tráfico de drogas convirtieron regiones enteras del país en enormes trincheras de una guerra por el control del territorio y de negocios criminales. Los muertos superan ya los 200.000. No se sabe porque lo que pasa no se explica. En esta situación fingir ignorancia es una forma de sobrevivir. Y en esta guerra atroz y adormecida en los medios, los bandos en pugna exigen un silencio a su favor. La verdad se va despidiendo.

Deja un comentario

El email no será público.