Fiixit explota las posibilidades del 3D para desplazar a las escayolas - El Sol Digital
Fiixit explota las posibilidades del 3D para desplazar a las escayolas

Fiixit explota las posibilidades del 3D para desplazar a las escayolas

Entre sus ventajas, disminuyen el tiempo de recuperación, son ligeras, minimizan las molestias y pueden ‘customizarse al gusto’

Juan Alberto Gómez

Fiixit ha revolucionado el campo de la traumatología clínica con la creación de unas innovadoras férulas 3D. Esta tecnología se ha propuesto sustituir, a medio plazo, las tradicionales escayolas utilizadas para inmovilizar miembros y huesos fracturados. De momento, los profesionales de la Traumatología han mostrado un inusitado interés por esta revolucionaria solución. Entre las ventajas más importantes, destaca el hecho de que disminuyen el tiempo de recuperación, se diseñan a medida, son ligeras, sumergibles, pueden customizarse (infinidad de colores) y evitan las tradicionales molestias (de la escayola), como esa sensación de picor o entumecimiento.

Detrás de todo esto, se encuentra Raquel Serrano Lledó, una joven emprendedora malagueña. Recientemente, esta ingeniero en Diseño Industrial ganaba el programa YUZZ Málaga, que distingue a nuevos emprendedores y cuyo premio incluye un viaje a Silicon Valley, referente mundial en tecnología.

No es la primera distinción que reciben sus propuestas. En 2015, tras concluir el grado que cursaba, recibía el primer premio Spin Off –dotado con 6.000 euros- que otorga la Universidad de Málaga para el fomento y creación de empresas en el ámbito universitario.
Asimismo, el pasado mes de junio, Fiixit era seleccionada para acceder a ‘La Farola’, el espacio de crowdworking ubicado en el edificio de Tabacalera y que forma parte de programa de aceleración Andalucía Open Future, impulsado por Telefónica, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Málaga.

Su despegue es innegable, y como muestra un botón. En poco tiempo, su equipo ha crecido hasta las ocho personas. Entre ellas, figuran tres ingenieros de software, una técnico de marketing, dos ingenieros de diseño, un ortopeda y un asesor en fisioterapia.
En su origen, las férulas de inmovilización no entraban dentro de sus planes. “La start up se llamaba 3D Málaga y cubría un radio más amplio”, recuerda Serrano Lledó. Sin embargo, contó con asesoramiento externo. “Un plan de negocio que desarrollé de la mano del CADE y también para que me centrara en un producto gracias a la insistencia de un coaching de IKEA”. Más tarde, algunos familiares y los primeros encargos le guiaron hacia el sector sanitario y, más concretamente, al de la traumatología. Durante su periodo de aprendizaje empresarial -en distintas aceleradoras e incubadoras- la emprendedora detectó la escasa innovación en este campo. “Lo que más seduce a los traumatólogos es la posibilidad de obtener las férulas siguiendo escrupulosamente sus especificaciones clínicas”, asegura. Y favoreciendo, además, que la inmovilización “sea llevadera y se ajuste como un guante al cuerpo”. Para más inri, “puedes elegir el color y cuenta con un interior acolchado bastante cómodo”, añade.

De momento, la producción de Fiixit se centra en prótesis para fracturas de muñeca, “las más comunes”. No obstante, también trabajan codos, tobillos y antebrazos.
Serrano Lledó lo tiene claro. “Soy un producto de la burbuja del emprendimiento. De no ser por la crisis, habría encontrado un empleo y no habría surgido esta oportunidad”. También reivindica más cultura empresarial durante la vida universitaria. “En la carrera no te enseñan a vender lo que diseñas”
El material empleado es el denominado PLA (impresiones 3D), cuyas principales ventajas son su flexibilidad a la hora de la fabricación, que sean biodegradables y el amplio rango de colores.

La agenda prevista en Silicon Valley incluye visitas a empresas como Google o al Spain Tech Center, que se dedica a promover la implantación de pymes españolas en el entorno. A su regreso, la empresaria tendrá la posibilidad de optar a uno de los premios incluidos en el programa, que incluyen subvenciones que van desde los 10.000 a los 30.000 euros.

Deja un comentario

El email no será público.