IBIMA coordina junto al Hospital Regional un modelo probabilístico para la detección precoz de pacientes potencialmente graves en COVID-19 - El Sol Digital
IBIMA coordina junto al Hospital Regional un modelo probabilístico para la detección precoz de pacientes potencialmente graves en COVID-19

IBIMA coordina junto al Hospital Regional un modelo probabilístico para la detección precoz de pacientes potencialmente graves en COVID-19

Un equipo multidisciplinar de investigadores del Hospital Regional Universitario de Málaga, adscritos al Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (IBIMA), participan en el proyecto ‘PICASSO’ – Precocity in the Identification of Covid-cases Associated with Systemic-citokine Storm and Outcome after treatment -,  un modelo capaz de llevar a cabo la detección precoz de pacientes con mayor probabilidad de desarrollar estadíos graves de COVID-19, como la necesidad de ventilación mecánica, o incluso la potencial mortalidad de pacientes ingresados. El estudio persigue, principalmente, la posibilidad de adelantarse a los acontecimientos para poder iniciar una correcta intervención terapéutica individualizada y precoz. Para ello, se ha desarrollado un ‘score’ – o puntuación –  de riesgo de gravedad construido a partir de marcadores inflamatorios asociados a parámetros clínicos y antecedentes del paciente, que permita identificar la ventana temporal de oportunidad previa al deterioro clínico.

Para la estratificación de los pacientes ingresados se ha estructurado un flujo de trabajo consistente en el filtrado y valoración de la calidad de los datos, la identificación de relaciones directas entre los factores y la evolución del paciente, la búsqueda de relaciones complejas y la generación de predictores usando técnicas de inteligencia artificial como aproximaciones basadas en kernels – software que constituye una parte fundamental del sistema operativo-  y redes neuronales, diseño en el que han participado los bioinformáticos de la Universidad de Málaga (UMA), Fernando Moreno Jabato y James Richard Perkins.  Además, está previsto que en este estudio también participen en próximos meses profesionales del Hospital Universitario Virgen de la Victoria.

El flujo de trabajo de este estudio está pensado para escalar y reajustarse, según aumenten los datos disponibles, pudiendo ofrecer nuevas versiones de los predictores que mejoren las capacidades y sean directamente implementables en la toma de decisión en los centros sanitarios. Los profesionales que están al frente de este proyecto aseguran disponer de una base de datos de 600 pacientes para la creación del modelo probabilístico que podrá ser aplicables a otros centros sanitarios.

El equipo que integra este proyecto está conformado por médicos de la Unidad de Gestión Clínica de Enfermedades Infecciosas, Microbiología Clínica y Medicina Preventiva del Hospital Regional como Beatriz Sobrino, Juan Diego Ruiz, Lucía Valiente, Antonio Plata y José María Reguera.  También participa la Unidad de Gestión Clínica de Pediatría con los facultativos Isabel Leiva, David Moreno, María José Peláez y Ana Cordón y Esmeralda Núñez (Jefa de Sección de Pediatría). El estudio cuenta con el asesoramiento de la Unidad de Gestión Clínica de Reumatología y su jefe de servicio,  Antonio Fernández Nebro. Todos los profesionales cuentan para el desarrollo del modelo con el apoyo de los biólogos de IBIMA Begoña Oliver y Fernando Cardona, los analistas clínicos del Hospital Regional, Rafael Zambrana y Juan Francisco Ruiz; y la colaboración del director científico de IBIMA, Francisco J. Tinahones.

Según la facultativa especialista de área de Enfermedades Infecciosas del Hospital Regional de Málaga, Beatriz Sobrino, “desde los primeros casos a los que asistimos a principios de marzo, nos ha parecido crucial identificar a los pacientes con riesgo de presentar formas graves o rápidamente progresivas para individualizar y adelantar tratamientos, siendo esta estrategia clave para cambiar la evolución de esta patología”.

Por su parte, la investigadora responsable del grupo pediátrico de IBIMA, Isabel Leiva, ha asegurado que “equipos mixtos donde conviven distintas especialidades clínicas y disciplinas, incluyendo ciencias básicas y bioinformática avanzada, permiten tener una perspectiva más amplia”. Además, ha recordado que la importancia de que este modelo probabilístico esté llevado a cabo por un equipo multidisciplinar “le aporta al estudio una visión más compleja, pero a la vez tan necesaria en una emergencia sanitaria como la que estamos viviendo, que requiere renovación y reevaluación permanente”.

Por último, David Moreno, presidente del Comité de Infecciones del Hospital Regional de Málaga aseguró que, ante la actual situación, las instituciones deben actuar en consecuencia sirviendo de nexo entre profesionales y facilitando la coordinación entre la asistencia y la investigación. “Nuestro compromiso, como no podía ser de otra forma, se basa en devolverle a la sociedad la confianza que ha depositado en todo el colectivo sanitario a través de una asistencia de máximos y una investigación puntera con todos los recursos humanos y técnicos de los que dispone nuestra ciudad para ganarle el pulso a esta pandemia”.

Además, los responsables de este modelo probabilístico recuerdan la importancia para su puesta en marcha inicial de las donaciones particulares de Julen Guerrero – exfutbolista del Athletic de Bilbao durante más de 15 años -, y su hijo, ambos deportistas profesionales y ya vinculados en ocasiones anteriores a proyectos sanitarios de la ciudad de Málaga.

Deja un comentario

El email no será público.