II Edicion de los Premios Platino Del Cine Iberoamericano En Starlite – Marbella

II Edicion de los Premios Platino Del Cine Iberoamericano En Starlite – Marbella

Maite Santolaria Guimerá

Con la fuerza que aporta la piedra, piedra del espacio incomparable de La Cantera, se hizo entrega de los Premios Platino, en su segunda edición, del cine Iberoamericano en el STARLITE de Marbella.
760 películas de 23 países compiten en esta noche marbellí ante más de 2.000 personas reunidas y unidas por una misma pasión: el cine. De todas las nominaciones, siete fueron para Relatos salvajes, una coproducción de Argentina- España que da pauta para un camino que señalará y dará estímulo a muchos países de habla hispana. Estatuílla para el mejor guión (Damián Scifron), la mejor música (Gustavo Santaolalla), mejor dirección de Arte (María Clara Notari), mejor montaje (Pablo Barbieri), el mejor sonido (José Luis Díaz), Erica Rivas recibe la Dama Platino como premio a la mejor actriz y, finalmente, Damián Scifron como mejor director, quien manifestó: “Es un modelo virtuoso para hacer más películas que trasciendan, un estímulo para los países hispanoamericanos que, unidos, podemos hacerlas con proyección internacional. Comparto este premio con todos los países de Iberoamérica”.
En estos Premios Platino, que promocionan el talento y la creatividad, el galardón a la Mejor Dirección de Foto correspondió a La isla mínima (España). Mejor animación: O menino e o mundo (Brasil). Mejor documental: O sal da terra (Brasil- Francia). Mejor Actor: Oscar Jaenada interpretando a Cantinflas. Mejor Ópera Prima: La distancia más larga (Venezuela-España). La directora de esta cinta, Claudia Pinto, encantada de formar parte del sueño Iberoamericano y siguiendo siempre el consejo de sus padres, “sueña y confía”.
Comenzó la velada con la actuación de las dos hermanas Flores, Rosario y Lola, en un homenaje a la mujer iberoamericana, recordando a su madre, la gran Lola Flores, que hizo 40 películas en México.
En el transcurso de la noche actuaron Luis Fonsi, encanto y cercanía, y David Bisbal que aportó energía y vitalidad y Miguel Bosé elegancia y señorío. La gran Rita Moreno habló de proyecto entusiasmante e interpretó Somewere después de hacer entrega del Premio de Honor a Antonio Banderas por su carrera, su pasión y su talento. Con el público en pie, un emocionado Antonio recibió la estatuilla, diseño de Mariscal, y envió un saludo a todos los pueblos acordándose de Málaga que, para él, es un sueño. El gran salto no se ha dado pero entiende la fuerza incontenible de lo latino, aportando valores apoyados en su propia dignidad, “podemos abrazar el orgullo de lo latino y conseguir el respeto hacia su cinematografía”. Termina citando a Cervantes: “Como no estás experimentado en las cosas del mundo, confía en el tiempo que suele dar salida a muchas dificultades”.
Cierra el acto Guantanamera, interpretada por Lucrecia, tras un desfile de diversos actores, cómicos y personalidades del mundo del cine, de un lado y otro del Atlántico. Imanol Arias, Maribel Verdú, Santiago Segura, un indispensable Enrique Cerezo, M. Moreno enfermizo consumidor de cine, siempre en la fila 7, centrado y esperando ir donde quiera llevarle el director y un largo etc. de celebridades. La velada finalizó con la ilusión de una lengua compartida y su enorme potencial. Un “Viva el cine” y un “Vivan los Premios Platino” resonaron en este espacio verde y piedra del acreditado STARLITE de Marbella.

La Deriva

Deja un comentario

El email no será público.