Un inicio de año  ciertamente difícil

Un inicio de año ciertamente difícil

La bolsa española cayó más del 10 por ciento en apenas 10 sesiones, presionada por la crisis de los mercados en China, la bajada de precios del petróleo y las turbulencias en América, principalmente; “es el inicio de año más difícil de la historia”, advirtió un responsable de Goldman Sachs. Pero, ¿qué ha pasado?

La crisis bursátil china está provocada en parte por la falta de confianza de los inversores hacia las autoridades. De hecho, el Consejo de Estado, el máximo órgano del poder ejecutivo, ha creado una nueva unidad para coordinar los movimientos de distintos organismos encargados de la gestión de los mercados de renta variable, las entidades financieras o la política monetaria. Así, el gobierno chino, liderado por el primer ministro Li Kequiang, tendrá un control más directo sobre las decisiones que se adopten en estos ámbitos.
Lo que importa es que la economía china crece menos de lo que acostumbraba en los últimos años y el yuan está muy debilitado, incluso llegaron a suspenderse dos sesiones en la primera semana del año.

A lo anterior hay que sumar el histórico desplome del petróleo, que bajó de la barrera de los 30 dólares el barril. Repsol pierde ya más del 14 por ciento y es uno de los peores valores del selectivo, y Banco Popular, OHL, ACS y ArcelorMittal y Acerinox lo están pasando muy mal, con pérdidas estos dos últimos, de un 22 y un 18 por ciento, respectivamente.

En este escenario –que solo dibujamos en parte- la crisis política nacional garantiza que no se acometan decisiones de política económica reactivadoras y que la confianza de los inversores internacionales y de nuestro país no sea la precisa para acometer proyectos generadores de riqueza y de empleo. La responsabilidad en la que incurren los máximos responsables de las principales formaciones políticas es mucha como para salir indemnes de esta colosal prueba en la que anteponen sus intereses personales a los generales de España, además de conducir a sus respectivos partidos a unos pésimos resultados.

RESIDENCIA

Deja un comentario

El email no será público.