Javier Imbroda: “Los ciudadanos somos rehenes del bipartidismo y parecemos un juez de silla en un partido de tenis” - El Sol Digital
Javier Imbroda: “Los ciudadanos somos rehenes del bipartidismo y parecemos un juez de silla en un partido de tenis”Javier Imbroda es hermano del presidente de la ciudad autónoma de Melilla

Javier Imbroda: “Los ciudadanos somos rehenes del bipartidismo y parecemos un juez de silla en un partido de tenis”

Conversaciones de El Sol Digital (L)

Javier Imbroda, de entrenador de alta competición a candidato de Ciudadanos el 2 de diciembre 

 

Vicente Almenara.- Javier Imbroda está acostumbrado a los retos y los afronta con tácticas y estrategias flexibles y con mucho tesón. Esta campaña autonómica es su primer calentamiento político y veremos cómo pasa de un terreno de juego a otro. Es una persona de centro, nada extremista, de voz suave y pedagógica y sabe que en la política los jugadores son feroces. Empieza el partido.

 

¿Cómo tuvo lugar su entrada en Ciudadanos? ¿Quién se acercó a quien y dio el primer paso?

Esto viene de hace cuatro o cinco años cuando me empezó a llamar la atención cómo un liderazgo de alguien joven como Albert Rivera estaba defendiendo un proyecto nacional y constitucional en Cataluña, un territorio hostil. A través de un par de amigos en común nos pusimos de acuerdo y almorzamos juntos en Madrid cuando Ciudadanos se planteó dar el salto a la política nacional. Fue un almuerzo muy agradable, me conocían de mi etapa en la alta competición y esa fue la primera vez que me tantea para ver si estaba dispuesto a liderar el proyecto en Málaga, le dije que no. En otra ocasión vino a Málaga y estuvimos cenando y le dije otra vez que no. No lo tenía nada claro (risas). Fue a final del pasado año cuando volvimos a hablar, él se enteró de mi enfermedad y estuvimos charlando. En febrero, nos volvimos a ver en Madrid y volvió otra vez a plantearlo y no quiso insistir más. Empecé a darle vueltas y entré en una fase de reflexión y ya en mayo le comenté que estaba dispuesto. Hablamos de cómo sería para ver cómo podría ser útil. Donde creo que puedo ser útil es teniendo responsabilidad y tratando de luchar para obtener resultados como he hecho toda mi vida.

¿Se siente más cómodo en una opción autonómica más que municipal o nacional?

Tenía claro que, sobre todo, es un poco la cercanía con Albert. Era la llave. Lo más cerca posible era autonómico más que municipal. Siempre tuve claro que en municipal no iba a postularme ni tampoco me lo plantearon. En lo municipal, tuve la experiencia de vivir cuatro años en la Dirección General de Deportes del Ayuntamiento. La política municipal es muy dura, con mucho desgaste y mucho cuerpo a cuerpo. Creo que también por mis condiciones personales no deseaba esa actividad. En las conversaciones le transmitía a Albert que era el momento de Andalucía. Con todo lo que está pasando en el norte, con esos nacionalismos periféricos, pienso que Andalucía tiene que ser el contrapeso. Pensaba que España más que nunca necesita una Andalucía fuerte, pero claro esa Andalucía no puede darse con lo mismo de siempre porque eso ya sabemos a dónde nos ha llevado. Hay que luchar por dar una alternativa diferente a lo que ha habido durante estos 40 años. Esa era una apuesta, siendo conscientes de las dificultades del desafío. Creo que todos somos conscientes de ello.

¿Ayuda o no que haya habido un apoyo parlamentario de Ciudadanos al Gobierno de Susana Díaz?

Eso hay que explicarlo. Yo desde fuera no entendía qué hacía Ciudadanos. Entendía la responsabilidad de dar estabilidad y que ese gobierno socialista no pactara con Podemos. Eso los andaluces lo tienen que entender y lo tienen que valorar. Quizá ha sido demasiado tiempo para plantear esa exigencia de agosto realizada a los tres años. En mi opinión, habría sido antes. “Oiga, usted tiene una serie de acuerdos y tiene un año y medio para poner todo esto en marcha”. Quizá ha sido demasiado tiempo, pero lo hecho hecho está, y yo he entendido la posición de Juan Marín como líder autonómico. Era de alguna manera tratar de exprimir una situación para conseguir beneficios para la Comunidad. Quizás yo hubiese sido más tajante.

Imbroda
En un momento de la entrevista

¿Cree que las acciones del Gobierno de Pedro Sánchez pueden influir en las elecciones del 2 de diciembre?

Creo que la posición del PSOE en Andalucía no es nada cómoda. Ellos van a tener que explicar cuál es su posición. La moción de censura ha sido una locura para los intereses nacionales, un Gobierno que se presta a los separatistas, a los bilduetarras, a todo ese mundo que lo que quiere es romper España. Esos acuerdos disfrazados de intentar armonizar relaciones y diálogo…van a tener que explicarlo muy bien. Todos sabemos que Susana Díaz peleó por la secretaria general del PSOE con Pedro Sánchez, y perdió, pese a que todos los pronunciamientos eran a favor de ella. Su relación es aguantable, pero todos conocemos que Díaz no comparte la línea política que ha cogido el PSOE a nivel nacional con el tema del independentismo.

¿Desde Málaga están trabajando en los mensajes para movilizar al electorado potencial de Ciudadanos para usted y sus compañeros de lista?

Pienso que esto no es cuestión de un cambio de siglas y de caras, esa es una parte más estética. Nos estamos jugando algo mucho más profundo, que es un cambio de mentalidad. Es viajar de una mentalidad conformista a una mentalidad inconformista. Es viajar de “que me haga todo la Administración” a dotar la sociedad civil de herramientas y fuerzas para salir adelante. Esto no se consigue de la noche a la mañana, pero ese mensaje, si queremos que Andalucía sea referencia a nivel mundial, tenemos que empezar a cambiar la mentalidad y entender el por qué de este mensaje. Hay que explicar hacia dónde vamos y la necesidad de ese cambio.

¿Cómo será la relación con el Partido Popular?

El Partido Popular no ha sabido dar en la tecla durante estos 40 años. El PP a nivel nacional no ha tenido la sensibilidad necesaria hacia Andalucía y es algo que pasa mucho con los Gobiernos nacionales. Sí que es cierto que con Chávez y Felipe González si hubo más afinidad por razones obvias. Los Gobiernos de España, en general, nunca han sido sensibles con el sur, eso el electorado lo penaliza. Esto unido a la política del PSOE durante tantos años ha propiciado que el PP nunca diera con la tecla. Algunas declaraciones de dirigentes del PP hacia los andaluces han dolido por su insensibilidad.

¿Qué lugar cree que debe ocupar Málaga en el conjunto andaluz? ¿Existe una pugna Sevilla-Málaga que impide crecer más a Málaga?

Eso suena a justificación. Es cierto que Málaga es el motor económico de Andalucía y que Sevilla es una gran ciudad. Todas las ciudades andaluzas poseen una gran riqueza en mayor o menor medida. Estar siempre en una posición victimista no hace más que delatar debilidad y esa no es la posición de Málaga. Málaga tiene que ser la locomotora del cambio en Andalucía porque tiene capacidad para ello. Tendrá que gestionar junto con el Gobierno que salga en Andalucía todas las carencias y los proyectos que llevan empantanados años. Alguna vez he dicho que los ciudadanos somos rehenes del bipartidismo y parecemos un juez de silla en un partido de tenis. No es una cuestión exclusiva de Málaga, hasta Sevilla tiene sus propias carencias. De alguna manera, creo que el PSOE ha conseguido acomodar a la ciudadanía para que piense que todo va bien. La pregunta que yo le haría a esas personas es si esa es la mayor aspiración que ellos tienen y si también es lo que quieren para sus hijos.

¿Qué puede aportarle la experiencia de su  trayectoria profesional en esta nueva etapa?

Es muy parecido, por lo que voy viendo. En mi casa no ha habido más remedio que hablar y escuchar de política porque mi hermano es una autoridad del Partido Popular. La alta competición y la política tienen similitudes, porque de alguna manera estás en el foco público. Estás juzgado en cada paso que das y esas cuestiones me sirven para estar preparado y competir desde la serenidad. Yo no voy a participar en mensajes destructivos permanentes ni en ninguna crispación que desde algunos sectores interesa. Trataré de ser pedagógico en mi mensaje y explicar a la población malagueña y andaluza por qué voy en una dirección.

Deja un comentario

El email no será público.