Juan Diego Salinas, fundador de Coaching Airlines. “Hay que sacarle partido al talento” - El Sol Digital
Juan Diego Salinas, fundador de Coaching Airlines. “Hay que sacarle partido al talento”Juan Diego Salinas, coach

Juan Diego Salinas, fundador de Coaching Airlines. “Hay que sacarle partido al talento”

C.H.- Juan Diego Salinas, licenciado en Económicas que comenzó como recepcionista gracias a sus idiomas y llegó a ser director de dos hoteles de la cadena McDonald, cumple cinco años como fundador de Coaching Airlines, empresa de coaching ejecutivo que ofrece sus servicios para mejorar la calidad personal y profesional del sector hotelero.

Fue su cambio de mentalidad y de conciencia lo que realmente le hizo corregir el rumbo. Fue ese momento en el que les ofreció una visión diferente a dos hoteles de la cadena McDonald donde trabajaba en la Costa del Sol. “Si quiero cambiar las cosas, el primero que tengo que cambiar soy yo. A partir de ahí, empecé a liderar de una forma distinta. En dos años transformamos el hotel, llevábamos cinco años en déficit y conseguimos llegar a superávit. La satisfacción de clientes, la facturación, hasta el personal cambió el chip. Fue una transformación abismal”. El secreto, según Salinas, era combinar la función más humana, más de confianza y responsabilidad viendo al grupo como un sistema.

Tras 12 años trabajando para este grupo hotelero, Salinas vio que era el momento ideal para emprender un camino propio y fundó Coaching Airlines en 2013. Lo principal para saber a qué se dedica Coaching Airlines, es conocer los términos y los valores de la empresa. Según Juan Diego Salinas la conciencia acaba de aterrizar en la gestión hotelera, éste es uno de los cuatro pilares fundamentales para conocer y aplicar el coaching en la vida profesional y más específicamente en el sector hotelero. La toma de conciencia para ver las cosas de forma distinta. La responsabilidad para decidir que se asume. La acción, porque si quieres tener un resultado diferente debes hacer algo distinto. Y, por último, el aprendizaje, nunca hay que dejar de aprender ni tampoco desaprender, este último factor es esencial para el desarrollo de una empresa y de la propia sociedad. A partir de estos elementos Coaching Airlines imparte sesiones de motivación, automotivación, liderazgo, desarrollo personal y profesional, inteligencia emocional entre otras técnicas de coaching ejecutivo para mejorar el sector hotelero.

“Hablamos el idioma del hotelero, y aterrizamos la visión del hotelero en el hotel. Llámese estrategia, transformación digital o segmentación de clientes”, afirma Salinas. Todo esto es esencial para estimular el talento y cambiar esa relación laboral distante a una más cercana. La especialización le aporta a Coaching Airlines centrarse en el sector hotelero, crear confianza y sinergia entre los profesionales del sector turístico. Tratan de promover una conciencia hotelera y una visión que aún no asumen en el sector pero que es clave para el desarrollo del grupo hotelero, del hotel y de sus empleados. Es invertir empezando por el equipo humano que es la espina dorsal del turismo, ya sea por ser profesional o por ser cliente. Como bien nos afirma Juan Diego, ese traslado es mucho más rápido, inmediato y económico.

Sí que es verdad que cada día vemos que los valores de los trabajadores son diferentes, los jóvenes valoran más lo emocional, la motivación y el aprendizaje por encima de lo económico, mientras que un trabajador de edad más avanzada prioriza lo económico.

“La clave está en saber sacar el mejor rendimiento del talento de cada uno, si no sabes detectar eso mal vas. Nosotros trabajamos incluso el conflicto generacional y otros valores comunes en el grupo. Lo bonito es que esto luego se traslada a los números, si hay mayor sentido de pertenencia, la rotación es menor”, señala este profesional.

El fundador de Coach Airlines con dos de sus colaboradoras

Aunque Coaching Airlines se aplique en el sector hotelero, sus premisas se pueden llevar a la vida profesional en general, simplemente empezando por escuchar, implicar y hacer partícipes a los trabajadores, es algo esencial para la captación y retención de talento. España está adquiriendo el rol empresarial de otros países como EE. UU en donde lo principal de la empresa es el talento y poco a poco esta compañía va ampliándose a las empresas nacionales.

“Es una paradoja que el que está más cerca del cliente es el que está más lejos de la toma de decisiones. Hay que entender que todo es un sistema retroalimentable”, afirma el coach, y nos razona el concepto de metahotel, en el que el hotel es un organismo vivo, que aprende, que se comunica mucho más rápido, y está continuamente generando soluciones atendiendo incluso la famosa reputación online y las valoraciones de los usuarios. Y nos da solo un ejemplo, quizás para muchos, absurdo, pero un detalle que marca la diferencia, “a veces pregunto a los clientes, ¿cuántas campañas hacéis en redes sociales para captar a los clientes? ¿Te has parado alguna vez a pensar cuántos de tus empleados comparten lo que publican las redes sociales? Si el ratio no pasa del 50 por ciento, malo. Hay que trabajar en Being a friend en las empresas. El mayor coste de un hotel es su masa salarial y hay que sacarle partido al talento”.

Con Juan Diego Salinas, el sector turístico debe de aprender que, aunque haya competencia, es el momento para que los hoteles inviertan en sus trabajadores, porque realmente uno recoge beneficios cuando invierte en las personas.

 

Deja un comentario

El email no será público.