Juan Luis Cebrián, director general del Grupo ANP, sobre la pandemia: “Más que lejos yo creo que hemos llegado tarde” - El Sol Digital
Juan Luis Cebrián, director general del Grupo ANP, sobre la pandemia: “Más que lejos yo creo que hemos llegado tarde”Juan Luis Cebrián, director general del Grupo ANP

Juan Luis Cebrián, director general del Grupo ANP, sobre la pandemia: “Más que lejos yo creo que hemos llegado tarde”

Vicente Almenara.- Juan Luis Cebrián está al frente del Grupo ANP y como todos los empresarios del mundo está bajo una gran presión por la crisis desatada con el COVID-19, pero si la empresa es de prevención de riesgos laborales pues tiene delante no solo los problemas de su empresa sino los de todas las empresas que son clientes. Se trata de una nueva situación a la que hay que hacer frente con profesionalidad y mucha constancia y que esperemos que sirva de experiencia útil para el próximo futuro, porque algo parece seguro, este coronavirus regresará y debe encontrarnos mucho mejor preparados.

¿Cómo una empresa de Prevención de Riesgos Laborales ha afrontado esta crisis absolutamente sorpresiva?

En un principio, nada más que se dio el problema, tomamos la medida de solicitar un ERTE para poder asumir la falta de trabajo, contando con que hay mucha hostelería que cerraba, que son muchos de nuestros clientes, muchos clientes pequeños que tenemos son de hostelería, restaurantes, hoteles pequeños y grandes también, pero claro, supimos que esos clientes no los íbamos a tener, por eso el ERTE, y la verdad es que no llegamos al 50 por ciento. ¿Por qué? Pues porque por la parte de Vigilancia de la Salud teníamos que dar servicio a las empresas esenciales, y tenemos que seguir haciendo el reconocimiento, aunque con todas las medidas de seguridad, pero tenemos que seguir prestando servicio, y los técnicos pues también tenían que trabajar porque había empresas esenciales a las que teníamos que seguir indicándoles cómo tenían que hacer el trabajo de forma segura. Además, se nos vino encima después que Sanidad nos solicitó ayuda para el control de las bajas, por ejemplo, de las residencias de ancianos que tenemos como clientes. Entonces, aparte de nuestro trabajo hemos tenido que ayudar a Sanidad a hacer ese control de bajas, de las personas que daban positivo o que habían estado en contacto directo con personas con positivo, entonces también hemos estado ayudando. Y con todo pues ya hemos empezado a recuperar al personal. Ahora, esta última semana, ya ha empezado la desescalada y están todas las empresas preguntando cómo lo hacen y ahí estamos nosotros para ayudarles a comenzar a trabajar de nuevo.

¿Y qué tipo de consejos dais? ¿Son consejos generales con independencia del sector o hay que detallar más según éste?

Hay consideraciones generales en las que nos basamos en las recomendaciones que decide Sanidad y que se han basado tanto en instrucciones como en órdenes ministeriales, esas son bases generales, y luego especificamos a cada uno por sector, lógicamente. Incluso muchas veces personalizamos a cada empresa en concreto según las necesidades específicas. Hacemos unas recomendaciones generales por sectores y después cada empresa nos pide documentos específicos para cada una y también se les está haciendo, pero son muchas medidas higiénicas, muchas medidas de procedimiento, de equipos de protección, qué tienen que utilizar, qué no tienen que utilizar, distanciamientos…

Juan Luis Cebrián
Juan Luis Cebrián

¿Y cómo se combina con la tradicional labor que siempre habéis llevado con las distintas empresas? Es decir, lo de ahora es un valor añadido.

Exactamente, esto no estaba previsto. En ninguna empresa se había visto previsto una pandemia. No estaba previsto en los planes de contingencia de ninguna empresa. Ha habido que empezar de cero todo. Ha sido todo de golpe. Ahora mismo la parte que hacíamos antes prácticamente no se está cobrando. Ahora mismo lo que estamos es solamente para cubrir la parte de la pandemia. Lo demás, supuestamente, ya está instalado, ya está asumido por todas las empresas, pero esto no, esto es nuevo para todos, todo lo que estamos haciendo ahora mismo es nuevo.

¿Y estáis recomendando que a partir de ahora cuando ya se le han visto las orejas al lobo las empresas cuenten con un protocolo de actuación? Porque va a pasar como con los terremotos, que habrá réplicas, nuevos brotes.

Puede no, va a haberlas seguro. Hasta que no esté la mayoría inmunizada esto va a seguir por fases. Hasta que no tengamos entre un 60 y un 80 por ciento de la población cubierta esto va a continuar. Es verdad que a partir de ahora nos va a pillar con una sanidad no saturada, con unos mejores tratamientos, porque cada vez tendremos mejores tratamientos, y llegará un momento en el que tengamos la vacuna y a partir de ahí ya se tranquilizará todo, pero esto vuelve seguro, entonces hay que tener siempre medidas hasta que tengamos la vacuna como mínimo. Estas medidas van a seguir desarrollándose, van a seguir practicándolas las empresas y nosotros haciendo esas recomendaciones.

¿Las recomendaciones las hacéis por escrito y conlleva también que tengáis que personaros en el centro de trabajo o no necesariamente?

Depende, si son esenciales sí, porque esas empresas están abiertas y vamos, pero hay muchas que lo que están haciendo es pedirnos la información porque van a abrir, entonces van a prepararse para cuando abran y no están abiertos, a esas no estamos visitándolas, todo eso se hace por teletrabajo. Sobre lo que me has comentado antes, los procedimientos, nosotros le preparamos el protocolo a la empresa, le decimos cómo tiene que actuar, no es que le recomendemos, sino que se lo estamos haciendo nosotros, le estamos dando el protocolo de cómo tiene que aplicar la actuación, en medidas organizativas, en medidas preventivas, en equipos de protección y en todo. Se lo estamos adjuntando a todos nuestros clientes. No solamente es decirles qué equipos de protección son los buenos, qué higiene y qué limpieza hay que practicar, cada cuánto tiempo tiene que hacerla, sino también medidas organizativas que, incluso, pueda la gente hacerlo por cita previa. Todo va a cambiar, una nueva normalidad. Entonces se está recomendando el cómo hacerlo para que, por lo menos, en este inicio de la desescalada se puedan tomar las mejores medidas.

Y en una provincia como Málaga que tiene una dependencia tan fuerte del turismo y todo lo que conlleva, que es el ocio, y al no venir turistas porque están los hoteles cerrados, la temporada de verano está casi perdida, ¿cómo creéis que va a afectar a este sector la pandemia?

Pues va a afectar mucho, y lo que tenemos que intentar entre todos es que este sector sea capaz de darle confianza al turista o al cliente que va a venir de que está todo correcto. Está claro que hay que tomar estas medidas pero después hay que comunicarlo. Y tienen entre todas las empresas y el sector, diputaciones, ayuntamientos, comunicar que se está haciendo todo esto para dar tranquilidad y seguridad al que pueda venir, que en principio va a ser el turismo interno y nacional, pero que si puede venir otro turismo seguro pues que le recibamos lo mejor posible.

Y desde la empresa, ¿cómo crees que va a ser el futuro?, ¿cómo vamos a estar el próximo año a estas alturas, habremos salido ya de la crisis o todavía estaremos con limitaciones?

Pues mira, a estas alturas del año que viene supuestamente ya debe haber vacuna. En el momento en que haya una vacuna todos vamos a poder relajarnos un poco más, pero esa nueva normalidad no va a ser como estábamos antes. Al tener la vacuna y unos tratamientos nuevos no va a ser esta una enfermedad que pueda suponer lo que ha supuesto ahora, pero sí que vamos a tener que seguir teniendo unos controles, mucho más relajados, pero habrá controles para que no haya otra explosión.

¿Crees que nos hemos pasado con los estados de alarma, que hemos llegado demasiado lejos o, por el contrario, hemos llegado demasiado tarde?

Más que lejos yo creo que hemos llegado tarde. Creo que hay cosas que se podían haber hecho un poco antes, y no hubiera habido unas consecuencias ni tan graves ni tan prolongadas como se han producido después. Creo que ha sido tarde. Seguro que si se hubiese reaccionado antes, la curva hubiese sido mucho más pequeña, no hubiese llegado a ser tan alta. Lo que pasa es que, claro, es muy fácil decirlo a tiempo pasado, porque paralizar una actividad en un país es complicado. De hecho, se ha demostrado que en otros países se ha hecho sin tener que llegar tan lejos como aquí en la paralización y han tenido muchos menos infectados, porque se han tomado las decisiones antes.

 

Deja un comentario

El email no será público.