“La administración pública debe ser eficaz, eficiente y seguir los criterios económicos establecidos”

“La administración pública debe ser eficaz, eficiente y seguir los criterios económicos establecidos”

Leopoldo Aznárez, socio de sector público en Deloitte, segunda firma privada de servicios profesionales del mundo

Maite Díaz Torres

Leopoldo Aznárez es socio de sector público en Deloitte y experto en gestión y administración pública. Este abogado explica a ESD su idea de un modelo de administración pública y señala las formas de colaboración más adecuadas entre las empresas y las instituciones del Estado.

-¿Cómo ha llegado a Deloitte?
Antes trabajaba en el departamento de asesoría fiscal de Garrigues&Andersen en el ámbito de los impuestos para grandes empresas. Compartíamos oficina con la zona de consultoría y me fue llamando la atención, de esta forma llegué a la consultoría del sector público.

-¿Qué labor cumple una consultoría del sector público?
Trabajamos con temas de todo tipo, desde sanidad, educación, economía… esto nos ha hecho muy buenos conocedores del modelo de gestión de la mayoría de las políticas públicas, lo que nos permite hacer mejores recomendaciones.

En Deloitte trabajamos en tres grandes ámbitos. Por una parte, llevamos a cabo el ámbito estratégico, que consiste en ayudar a las administraciones a evaluar las políticas que realizan, evaluar los resultados y valorar el impacto socioeconómico que han tenido. También creamos planes estratégicos a nivel territorial y otros relacionados con los organismos autónomos y administraciones públicas.
Por otra parte, realizamos trabajos por operaciones, donde colaboramos con el rediseño de los procedimientos administrativos, la calidad y la consultoría de recursos humanos, por ejemplo. Por último, trabajamos con los sistemas de gestión e información, desde su diseño hasta la parametrización, implantación y desarrollo de nuevos sistemas de gestión informática.

-¿Contáis con técnicos especializados en cada sector?
Dentro de Deloitte hay trabajadores que están especializados en los diferentes ámbitos, además colaboramos con expertos de muchos ámbitos que nos sirven de apoyo en las diferentes políticas que se desarrollan.

-¿Qué modelo de sector público defiende?
No creo que exista un modelo único, depende siempre de las circunstancias y las condiciones del territorio. Creo que deberían existir una serie de criterios que se cumplan siempre para conseguir que la administración consiga un triple objetivo: que sea eficaz, eficiente y siga los criterios económicos. Eficaz en el sentido de cumplir los objetivos que se hayan marcado dentro de su programa político y planes estratégicos, eficiente para que sean capaces de hacerlo con los menores recursos posibles llegando al máximo número de personas posible. El modelo del sector público debe seguir también los criterios económicos para que a nivel presupuestario puedan abordarse todas las actuaciones que se hayan marcado. Para lograr estos objetivos se pueden seguir diferentes mecanismos, desde la externalización de servicios hasta la centralización de contratos.

-¿Dónde se encuentra el límite entre el sector público y el privado? ¿Qué tipo de funciones tienen que destinarse únicamente al sector público y cuales pueden surgir de una colaboración con el sector privado?
Cualquier planteamiento en el que ganen las dos partes es adecuado. Por un lado, puede ser buena la colaboración de la administración con las empresas privadas, sobre todo para lanzar proyectos que desde el punto de vista presupuestario tendrían más problemas, por lo que esta colaboración hace que sean más eficientes. Por otro lado, también es cierto que es necesario encontrar un equilibrio para ambas partes. Lo público debe intervenir en las situaciones que no son atractivas para el sector privado, para que salgan adelante aunque no sean rentables.

-¿Cómo cree que se podría fomentar la colaboración entre las empresas y las instituciones públicas?
Una de las líneas de colaboración muy importante que puede haber entre el sector público y el privado es el de las Smart Cities. En este campo, los mismos proveedores pueden ayudar a las ciudades a optar por diferentes líneas de financiación, sobre todo en programas europeos en los que poder desarrollar proyectos en el ámbito de las ciudades inteligentes. Creo que el hecho de que el sector privado ayude a la administración a obtener esos fondos puede ser un ejemplo de colaboración público-privada muy interesante.

-¿Qué aportan las empresas privadas a las públicas?
Creo que las empresas privadas pueden aportar al sector público determinados ámbitos de especialización que vienen a resolver problemas que se le plantean a la administración, ya sea a nivel territorial o a nivel de ciudadanos.
Muchas veces, las empresas privadas pueden ayudar a resolver esos problemas por su especialización técnica y profesionalización. Cada vez tenemos que ir más hacia la innovación abierta. La administración debe plantear retos al sector privado y éste ayudarle a dar soluciones a esos problemas que se plantean.

– Usted conoce la realidad de las Canarias. ¿Cómo se pueden fomentar las relaciones empresariales entre las islas y la península?
Canarias tiene mucho que aportar en el ámbito de las energías renovables y el sector turístico. Desde allí se puede exportar talento y buenas prácticas que se pueden incorporar en la península. Se deberían hacer más proyectos conjuntos con la península.

-¿Cuál es la labor de Deloitte con las PYMES?
Hemos desarrollado proyectos con la EOI en programas relacionados con la mejora de la competitividad de las PYMES. Hemos desarrollado algún proyecto para ayudarles a incorporar la innovación dentro de su modelo de negocio, no sólo en el ámbito tecnológico sino también en productos, organización, procesos, comercialización…

-¿Qué proyectos tienen en Málaga?
Hemos tenido proyectos relacionados con la emprendeduría y la aceleración. Málaga cuenta con un ecosistema potente en cuanto a innovación y emprendeduría y las cosas que hemos tenido relacionadas con Málaga han ido focalizadas en este sentido.
Tuvimos un proyecto con la EOI y el Ayuntamiento de Málaga de forma conjunta con la aceleradora Bolt, para ayudar a emprendedores que tenían nuevas ideas, sobre todo en el sector TIC.

Deja un comentario

El email no será público.