La Asociación de Energías Renovables de Andalucía realizará estudios demoscópicos sobre implantación de energías marinas - El Sol Digital
La Asociación de Energías Renovables de Andalucía realizará estudios demoscópicos sobre implantación de energías marinas

La Asociación de Energías Renovables de Andalucía realizará estudios demoscópicos sobre implantación de energías marinas

La Asociación de Energías Renovables de Andalucía (CLANER) llevará a cabo estudios demoscópicos en la región para conocer la opinión de la población sobre la implantación en la costa de energías marinas, lo que forma parte del proyecto europeo “Blue Deal”, emprendido junto a entidades de seis países mediterráneos más para concretar las políticas de futuro en el sur de Europa con respecto al desarrollo de la llamada energía azul.

El estudio englobará al resto de naciones participantes, como son Italia, Grecia, Croacia, Chipre, Albania y Malta, de manera que pueda obtenerse una panorámica amplia del estado de opinión pública existente en el arco mediterráneo en relación a las energías marinas.

sí lo han acordado los socios del consorcio, creado para este fin, en el último encuentro celebrado en Roma. En el caso de Andalucía, la representación de las renovables en Andalucía realizará en los próximos meses encuestas de opinión en las áreas costeras andaluzas con potencial para la instalación de fuentes de energía procedentes del mar.

El proyecto “Blue Deal”, integrado en el programa europeo Interreg Mediterranean,  supone la continuación de dos anteriores, “Maestrale” y “Pelagos”, también de carácter transnacional, que han servido para definir el estado de madurez técnica y de conocimiento existente para el impulso de las energías marinas en el área mediterránea.

El consorcio está liderado por la universidad italiana de Siena y participan universidades, organismos oficiales, centros tecnológicos y organizaciones empresariales de España (junto a CLANER se encuentra el Centro Europeo de Empresas Innovadoras de Valencia) y del resto de países participantes.

En el encuentro de Roma, las entidades participantes han analizado también las metodologías a implantar con el fin de superar las restricciones técnicas y administrativas para el desarrollo de la llamada energía azul. Igualmente, han avanzado en el objetivo de precisar procedimientos que respalden las decisiones para su puesta en marcha de acuerdo a las normativas ambientales y sociales de la Unión Europea.

Igualmente, los participantes han acordado realizar a lo largo de los próximos cuatro años un completo programa de actividades con encuentros, conferencias, difusión de materiales divulgativos, creación de grupos de trabajo e intercambios de experiencias entre los seis países que conforman el consorcio, entre otras acciones.

 

Deja un comentario

El email no será público.