La Colmena de Camilo José Cela

La Colmena de Camilo José Cela

Esta semana hemos acudido a la biblioteca para leer la novela de Camilo José Cela “La Colmena”. RICHERDIOS

Ed. Espasa Calpe, Madrid, 2003

Es un relato situado en la España de 1943, con sus miserias y problemas sin cuento, especialmente para las gentes de las clases media y baja que son los principales personajes de esta novela, la cual carece de trama argumental en el sentido de que no hay, entre la multitud de personajes, una relación más que de unos pocos con otros, y aun así, ni siquiera hay un argumento que los una, como no sea a través de los dos personajes principales, el de doña Rosa, la dueña del café y el de Matías, el poeta iluso y sin oficio ni beneficio, que malvive de la caridad y de las ayudas de algunos amigos y algunas prostitutas. Al final parece que es, por su pasado republicano, objeto del interés policial, pero eso no se llega a dar por aclarado en la obra, que termina antes de que, tras la publicación de su búsqueda en el periódico, ésta se consume en forma de detención o libertad.

En todo caso, la mayor parte de los que aquí aparecen, con sus miserias y sus problemas, sus deseos, casi siempre insatisfechos, y sus hambres y penurias en una época desagraciada de nuestra Historia, sufren penalidades sin cuento y están marcados, casi en su totalidad, por la desesperanza, el hastío y la persecución de un futuro mejor, y aguijoneados, en muchas ocasiones, por los deseos carnales y la necesidad de encontrar el sustento diario para no morir de hambre en una España que carecía de casi todo. Es una novela que hubo de publicarse, en 1951, en Buenos Aires, por no aceptarla la censura española de aquel entonces, y, aun así, también tuvo problemas con la argentina.
De rara perfección lingüística, en un estilo poco frecuente por entonces y con múltiples influencias de escritores españoles y extranjeros, es considerada la mejor novela de Cela, y desde luego es un retrato fiel de la colmena que semejaban ser esos personajes madrileños de la postguerra y un ramillete de paradigmas de lo que la sociedad de la época producía.

El estilo directo y cortante de un Cela que ya había escrito La Familia de Pascual Duarte, sigue siendo, con su dureza y el trato inmisericorde hacia sus personajes, de una fuerza expresiva que no deja concesiones al lirismo, que manifestaría en otras obras posteriores. En todo caso, se trata de una novela encomiable por el retrato tan exacto de un periodo de nuestra vida que muchos conocimos, aunque fuéramos aún muy niños pero que, en parte por referencias y en parte por vivencias personales, recordamos muy bien.
Rompe además con los esquemas de la novela que se venía publicando hasta entonces en el interior de la España franquista y tiene gran influencia en muchas de las novelas que se escribieron después. Su estructura y perspectiva narrativa adelantan algunas innovaciones: la presencia de un protagonista colectivo, la ausencia de un final preciso (novela abierta) el desorden cronológico etc.

La Deriva

Deja un comentario

El email no será público.