La Cónsula, una escuela de encrucijada

La Cónsula, una escuela de encrucijada

Jenifer Bautista

La Cónsula, que suma dos décadas de trayectoria, fue la primera Escuela de Hostelería de Andalucía y la tercera de España. Situada en la finca homónima en Churriana (Málaga) es una prestigiosa escuela de cocina de reconocido presti-gio nacional que ha sido cuna de 5 estrellas Michelin, entre los que se encuentran el malagueño Daniel García (primera estrella Michelin del restaurante de la escuela) o José Carlos García. Además, un equipo de alumnos al mando de Cristóbal Blanco ofrece un servicio de calidad en su restaurante ‘Fiesta’.

 

La Escuela surge a través de la creación de un consorcio por parte de la Junta de Andalucía en el año 1999. Fue a partir del año 2013
cuando comenzó a tener problemas económicos debido a la demora en los traspasos de competencias entre la Consejería de Empleo y la Consejería de Educación. El tiempo que se tardó en cambiar las competencias llevó tres meses y esto afectó al funcionamiento de la Escuela y restaurante por igual. Ante esta situación, se llevó a cabo una campaña por parte de cocineros reconocidos con el fin de ‘salvar’ la entidad. Francisco Oliva, exdirectivo de La Cónsula, comenta que es una institución con un personal fijo, con una historia, con unos cursos extraordinarios, con un comedor abierto, con muchas cosas. Eso requiere “cierta atención específica que ahora no tiene’’.
Ante la imposibilidad de que se resolviesen los problemas, en julio del año 2013 el restaurante cerró reabriendo poco después tras una inyección de 650.000 euros por parte de la Junta de Andalucía. Así, echó el cierre por vacaciones sin saber si volvería a abrir. Sería dos meses después de los previstos cuando Escuela y restaurante volviesen a abrir. Hasta el momento, altos cargos directivos del Ayuntamiento y de la Junta de Andalucía han ido salvando ciertos problemas económicos que han surgido de nuevo. Tanto fue así que, después de un largo periodo de tiempo sin clases, los alumnos de La Cónsula se acogieron al derecho de huelga denunciando la situación por la que estaban pasando desde hacía demasiado tiempo, llegando incluso a estudiar el interponer denuncias contra la Junta de Andalucía. Las razones que les llevaron a tomar esta decisión fueron: la inexistencia de clases prácticas, los desperfectos en las instalaciones y el carecer de servicio de limpieza en la Escuela, dejando las instalaciones en un estado deplorable de higiene.

 

Ante esto, el Consejero de Educación, Luciano Alonso, y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, anunciaron en medios de comunicación el pleno funcionamiento de los centros de hostelería y que el comienzo de las clases se llevaría a cabo el día 7 de enero. Pero no fue así.

 

El Jefe de Estudios de La Cónsula, Miguel Ferrer, comenta que en el mes de abril de 2015 hay un punto muerto entre el Consorcio y la Agencia Pública Andaluza de Educación y Formación (APAEF); de los 11 consorcios que albergaba, La Cónsula es el único que permanece abierto. Afirma que, a pesar de la situación actual, el modelo de educación y enseñanza permanece idéntico.
Ferrer afirma que actualmente el restaurante está abierto, funciona perfectamente y que tiene expectativas de futuro, queriendo mantener la formación y el personal con el mismo éxito que antes.

 

Llegados al mes de abril, la Junta de Andalucía prometió un servicio de limpieza que no se llevó a cabo, la Escuela permanece cerrada sin directivo que la dirija y a la espera de que tanto la Junta como el Ayuntamiento corrijan finalmente los desajustes económicos y se pueda dar rienda suelta al talento de estos alumnos ahora y futuros chefs de mañana.

Deja un comentario

El email no será público.