La cooperativa alimentaria Dcoop facturó 756 millones de euros en 2014

La cooperativa alimentaria Dcoop facturó 756 millones de euros en 2014

J. A. Ruiz

El grupo Dcoop incrementó su volumen de negocio en un 25 por ciento hasta los 756 millones de euros en el ejercicio 2014 gracias a las operaciones de integración de nuevas cooperativas aceiteras, como la granadina Tierras Altas, y a la diversificación de su actividad mediante otras fusiones como las de Baco en vino y Procasur en caprino de leche.
El que es el segundo mayor grupo cooperativo de España aprobó sus cuentas correspondientes al ejercicio 2014 en la Asamblea General celebrada en Antequera, a donde acudieron los representantes de las 150 cooperativas integradas en la actualidad, en torno a 350 personas procedentes de toda Andalucía, Castilla La Mancha y Extremadura.
Según Dcoop, las fusiones que protagonizó el grupo durante el pasado ejercicio así como la buena campaña aceitera 2013-14, con 293.000 toneladas comercializadas, y el crecimiento en los mercados internacionales son las principales causas de este notable crecimiento del volumen de negocio de del grupo. El beneficio fue de 6.670.943,48 euros y los fondos propios ascendieron a 88.861.005,25 euros.
La facturación del grupo en 2014 ascendió a los 755,9 millones de euros lo que le convierte en una de las mayores empresas agroalimentarias de España, segunda exportadora nacional y primera de capital español del sector agroalimentario, con una cifra de negocio en el exterior que supera los 300 millones de euros.
Los productos de Dcoop llegaron en 2014 a más de un centenar de países, como China, Estados Unidos, Italia, México, Rusia, donde es líder en muchos casos. La facturación por secciones fue la siguiente: 549,82 millones de euros en aceite, 97,97 millones de euros en aceituna, 43,36 millones de euros en suministros, 45,79 millones en ganadería. 15,13 millones en vino y 2,81 millones en cereales.
La Asamblea General de Dcoop fue clausurada por la consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Carmen Ortiz, quien celebró la decisión del Comité Oleícola Internacional (COI) de apoyar una moratoria de un año en la aplicación de la reducción del nivel de ésteres etílicos del aceite de oliva virgen extra.
Ortiz manifestó que “es una buena noticia pero debemos ser cautelosos y seguir trabajando en ello” y afirmó que si se confirma la moratoria, “tenemos un año para seguir aportando al COI y a la Comisión Europea datos técnicos que avalen la posición de Andalucía y que el aceite virgen extra andaluz es de primera calidad”.
La Junta de Andalucía solicitó una moratoria a la aplicación del reglamento de Bruselas que imponía para la próxima campaña un cambio del nivel máximo de ésteres etílicos permitido para los aceites de oliva virgen extra, que pasaría de 35mg/kg a 30 mg/kg.
Estudios científicos
Sin embargo, el Gobierno andaluz apuesta por esperar a que los estudios científicos corroboren si esta medida es adecuada porque, como recordó Ortiz, “no todos los parámetros físico-químicos nos aseguran una mayor calidad del aceite”. “Confiamos en que la Comisión Europea apruebe la prórroga que hemos solicitado, ya que actualmente no existen argumentos de peso para afirmar que la disminución de estos componentes sea garantía de un aumento de la calidad de los aceites y al retrasar la entrada en vigor de esta modificación podríamos conocer las conclusiones de los científicos al respecto”, aseveró la consejera.
Para Dcoop, la titular de Agricultura de la Junta de Andalucía definió esta entidad como una de las cooperativas “que mejor ejemplifican la evolución de nuestro sector agroalimentario”, y recordó que esta empresa comenzó apostando por la integración de productores en cooperativas locales con el fin de transformar el producto y conseguir un mejor precio; pasando después a la unión de entidades de otras comunidades, algo que “aporta mayor fortaleza y la necesaria diversificación”.
Carmen Ortiz habló también de la inquietud de esta entidad por buscar mayor valor añadido y servicio para sus socios ha llevado a Dcoop a realizar alianzas empresariales y le ha permitido construir lo que es hoy: “un gran líder multisectorial”.
Asimismo, resaltó que esta cooperativa ha experimentado “la importancia de llevar a cabo un crecimiento ordenador y eficaz”, ya que, en su opinión, “crecer por crecer no puede ser un objetivo”. “Hay que crecer, pero para disponer de estructuras fuertes que permitan comercializar mejor, contar con mayores recursos para la internacionalización y la innovación”.
En cuanto al papel del Gobierno, Ortiz explicó a los asistentes a esta asamblea que la Consejería está trabajando en colaboración con las organizaciones agrarias y las cooperativas para “afrontar los nuevos retos del sector agroalimentario andaluz” y con este fin impulsará sectores estratégicos para Andalucía, algunos de los cuales “están muy bien representados en Dcoop” (olivar, vino y ganadería).
Por otro lado, Ortiz se refirió a las ayudas directas de la Política Agrícola Común (PAC), en la que está trabajando el Gobierno autonómico con el fin de “gestionar con celeridad las más de 270.000 solicitudes” recibidas para que los productores que cumplen con los requisitos “puedan cobrar en tiempo y forma”.
El grupo alimentario Dcoop es una cooperativa de segundo grado que reúne a más de 75.000 familias de agricultores y ganaderos de más de 150 cooperativas de Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura. Esta entidad es la mayor productora mundial de aceite de oliva virgen y aceitunas de mesa, con 400.000 hectáreas y 50 millones de olivos, y una de las mayores de vino.
En cuento a los negocios en el extranjero, esta cooperativa exporta a más de 100 países, alcanzando ventas por valor de 348 millones de euros. La facturación total de Dcoop roza los 756 millones de euros, cantidad que la sitúa como la mayor cooperativa agroalimentaria de Andalucía y la segunda de España. Esta firma es, además, la mayor empresa exportadora de alimentos de capital español.

Deja un comentario

El email no será público.