La corrupción en el sector público de Málaga - El Sol Digital
La corrupción en el sector público de Málaga

La corrupción en el sector público de Málaga

No deben pasar desapercibidos los datos de la Memoria de la Fiscalía Superior de Andalucía referidos al pasado año en Málaga ni las palabras de Jesús García Calderón, fiscal jefe en la Comunidad. Aunque los casos de corrupción pública descendieron el pasado año respecto al anterior el 19,2 por ciento, 193 casos de corrupción son muchos en doce meses, como puso de manifiesto el fiscal jefe, que alertaba de la importancia de estos casos graves en nuestra provincia.

Los delitos contra la Administración Pública son la prevaricación, la infidelidad en la custodia de documentos, la violación de secretos, el cohecho, el tráfico de influencias, la malversación y el fraude. La Administración autonómica se lleva la palma con los casos de los ERE y los cursos de formación, aunque los ayuntamientos y las diputaciones también registran hechos tipificados y punibles.

Las soluciones a este cáncer político, que ya es metástasis a escala nacional, son muchas, y algunas fueron apuntadas por el propio ministerio público de la Comunidad: mayor control administrativo, presupuestario y contable, más transparencia pública y especialmente en la contratación y el gasto, mejor coordinación institucional, un nuevo Código Procesal Penal que dote de eficacia a la instrucción, vigilancia en la ejecución de las sentencias firmes y la recuperación del dinero sustraído por los corruptos, entre otras actuaciones. Pero no cabe duda que nada de esto sería suficiente sin una decidida voluntad política de acabar con la corrupción caiga quien caiga y aquí podemos encontrarnos con la pescadilla que se muerde la cola: ¿la clase política está dispuesta a dar ese paso que tanto le afectaría por cuanto muchos de sus miembros, demasiados, son los corruptos que desfilan por los juzgados? Esa es la cuestión. Sólo una constante presión de la sociedad civil, de los medios de comunicación y de la Justicia pueden llevarnos a un cambio en este estado de la res pública.

RESIDENCIA

Deja un comentario

El email no será público.