La Defensa española necesita más presupuesto - El Sol Digital
La  Defensa española necesita más presupuesto

La Defensa española necesita más presupuesto

España solo dedica el 0,9 por ciento de su PIB a gastos militares y así, progresivamente, se ha ido debilitando, año tras año, nuestra capacidad defensiva, aunque el Gobierno, claro está, no haga mención de esto. En la pasada Pascua Militar, el Rey Felipe VI y María Dolores de Cospedal, ministra, se refirieron al esfuerzo y la generosidad de los hombres y mujeres de nuestras Fuerzas Armadas que en número de 3.000 mantienen 15 misiones militares en el extranjero, a los que hay que añadir los efectivos que guardan nuestras fronteras. Entre nuestros socios comunitarios somos de los que menos invertimos en Defensa y ese dato determina también nuestro peso internacional, además de la capacidad de respuesta ante una agresión extranjera.

El gasto de defensa per cápita comparado muestra a las claras nuestras insuficiencias. Mientras que España dedicó en 2015 solo 273 euros, Alemania alcanzó los 429, Reino Unido 690, Francia 724, Italia 392… hasta Portugal nos superó con 297 euros por habitante. Ni que decir tiene que Estados Unidos nos queda muy lejos con 1.440.

España tiene un compromiso, adquirido en la cumbre de la OTAN de 2014, de elevar al 2 por ciento del PIB el gasto militar en una década pero el caso es que año tras año nuestras Fuerzas Armadas, sin una protesta, asisten a una importante merma presupuestaria que las imposibilita de nuevas tareas y de su necesaria modernización. Las últimas fluctuaciones han sido -siguiendo en el concepto de gasto de defensa per cápita-  desde los citados 273 en 2015 a 281 (2014), 284 (2013), 318 (2012), 303 (2011) y 319 (2010). Unas variaciones muy modestas para un capítulo de nuestros presupuestos en los que la tecnología es fundamental para el cumplimiento de las misiones que una nación de nuestra importancia debe llevar a cabo.

La Defensa es también, como la educación, una de las grandes áreas necesitadas de un gran pacto de Estado entre las principales fuerzas políticas y con el respaldo de un gran consenso nacional.

RESIDENCIA

Deja un comentario

El email no será público.