La Escuela de Hostelería de Benahavís Sabor a Málaga gana en unos meses el premio Cordon Bleu, Marbella Cocina y OTC Inter Escuelas de coctelería - El Sol Digital
La Escuela de Hostelería de Benahavís Sabor a Málaga gana en unos meses el premio Cordon Bleu, Marbella Cocina y OTC Inter Escuelas de cocteleríaEsperanza González Pazos, concejala delegada de Hacienda, Personal y Compras y Suministros.

La Escuela de Hostelería de Benahavís Sabor a Málaga gana en unos meses el premio Cordon Bleu, Marbella Cocina y OTC Inter Escuelas de coctelería

La Escuela de Hostelería de Benahavís Sabor a Málaga es una Escuela que prepara a sus alumnos para ser los mejores expertos en cocina y sala. Es una escuela pública con formación personalizada que realza el apoyo institucional como pilar fundamental para ofrecer excelencia profesional a sus alumnos. Esperanza González Pazos, concejala delegada de Hacienda, Personal y Compras y Suministros ha atendido a El Sol Digital como responsable de la Escuela para mostrarnos su visión gastronómica desde Benahavís.

¿Cuál ha sido la evolución de la Escuela de Hostelería desde su reforma en 2003?

La Escuela nace a través de una fundación formada por la Diputación de Málaga, la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol y el Ayuntamiento de Benahavís. Y a su vez colabora de forma posterior con la Escuela de Hostelería de Melilla con lo que formaron la Fundación Escuela Hispano Árabe de la Dieta Mediterránea, y así empezó a funcionar la Escuela. Hemos empezado poco a poco y actualmente somos la única Escuela de Hostelería Publica en Málaga que ha funcionado ininterrumpidamente desde sus inicios y a pleno rendimiento desde los 15 años que llevamos abiertos. Tenemos un gran éxito ya que todos nuestros alumnos salen con un puesto de trabajo de la Escuela, tenemos el cien por cien de inserción laboral y una gran demanda de alumnos que no podemos asumir porque somos una Escuela pequeña con unos 45 alumnos por curso, aunque continuamos con la trayectoria de formar profesionales para la hostelería.

¿Qué es lo que ofrece la Escuela en cuanto a formación?

Ofrecemos dos cursos, uno de cocina que son dos años al ser un ciclo formativo y otro de sala que es un año. Cada clase son 15 alumnos, es más personalizado. También depende de las dimensiones de nuestras instalaciones que realmente, aunque quisiésemos abarcar más, esto nos impide aceptar más alumnos. Lo que es fuera de la Escuela participamos en eventos puntuales ya que nos dedicamos casi exclusivamente a la formación de nuestros alumnos.

¿De dónde proceden los profesores de la Escuela?

Tres de ellos se formaron en la Cónsula y tenemos un cuarto que viene de una empresa privada, además de otros que suelen venir como formadores provisionales.

Estáis adheridos a la marca Sabor a Málaga, ¿nos podrías hablar de la relación que tenéis con este sello?

A raíz de la creación de la marca Sabor a Málaga que pertenece a la Diputación de Málaga, tenia todo el sentido que desde la Escuela de Benahavís nos incorporáramos a este proyecto. Por lo que a partir de aquí cambiamos el nombre de Escuela Hispano Árabe de la Dieta Mediterránea que además quedaba demasiado largo por Escuela de Hostelería de Benahavís Sabor a Málaga por lo que ya es evidente que pertenecemos a la marca además de fusionarnos con la Escuela de Hostelería de Melilla, para ser realmente una sola. Patrocinamos los productos malagueños y cumplimos los requisitos para formar parte de Sabor a Málaga.

¿La Escuela está abierta al público?

En la Escuela tenemos un restaurante que está abierto de noviembre a junio dónde nuestros alumnos hacen prácticas de cocina y de sala, aunque el período de formación es de septiembre a junio igual que cualquier otro centro. El restaurante es un éxito, lo tenemos siempre lleno. Durante el mes de julio los alumnos hacen prácticas fuera de la Escuela en empresas que colaboran con nosotros. Tenemos empresas que nos solicitan alumnos todos los años de forma continuada. Los alumnos de cocina obligatoriamente van a hoteles, porque es un sector que nosotros no podemos tocar desde la Escuela y es positivo que practiquen en esos espacios y el resto de los alumnos eligen libremente entre las opciones que les ofertamos a la hora de realizar sus practicas ya sean en la zona o Costa del Sol.

¿En qué os diferenciáis de otras Escuelas de hostelería en Málaga provincia? ¿Qué es lo que más destaca en la Escuela de Benahavís y lo que os representa?

Con respecto a la Cónsula o la Fonda, Benahavís, afortunadamente, no está en la situación por la que están pasando o han pasado estas Escuelas, además de que nunca hemos perdido el apoyo institucional. No es fácil mantener la Escuela pública, ni es rentable en absoluto. Para nosotros es un pilar muy fuerte el apoyo institucional y eso nos ayuda mucho, además no somos muy ambiciosos en el buen sentido, ya que si solo podemos formar a 45 alumnos no vamos a abarcar más de eso, aunque tengamos 200 solicitudes. Preferimos dar una formación reducida con una buena calidad a abarcar cantidad que haría que nos desbordáramos.

¿Tenéis colaboración con empresas externas a la hora de realizar proyectos conjuntos?

Básicamente, nuestra colaboración con empresas es con el tema de las prácticas externas de los alumnos. No tenemos proyectos externos que no sea para beneficio del alumno.

¿Seguís la misma estrategia desde el comienzo de la Escuela o le habéis dado un giro en algún momento para centraros en otra línea de progresión?

Esta es una Escuela de cocina, por lo que realmente en lo que vamos evolucionando es en la formación que ofrecemos al alumno en cuanto a los nuevos métodos aplicados a la gastronomía. Por lo que solemos trabajar desde el principio en la misma línea en ese sentido, en cuanto a la línea más administrativa, evidentemente, nos hemos adaptado al mundo digital incluso ofreciendo clases informáticas a nuestros alumnos, aunque cabe destacar que nuestra formación es enteramente presencial.

Si abarcamos la trayectoria de la Escuela, ¿cuáles han sido sus logros?

Mejoramos y crecemos en excelencia dentro de nuestro propio sistema. Cuando un proyecto funciona es difícil incorporar cosas nuevas, nosotros poco a poco vamos avanzando. Desde que empezó la Escuela han pasado por aquí unos 350 alumnos.  El año pasado una de nuestras alumnas ganó el premio de Madrid Fusión llevando un bocadillo de calamares, típico de Madrid y lo ganó una malagueña. Y este año hemos ganado por primera vez el premio Cordon Bleu (Beca de Hostelería de Madrid), un premio muy prestigioso al que hemos estado seleccionados durante varios años y este año nos lo hemos llevado por fin. No solo nos centramos en la cocina, sino que también hemos ganado premios de coctelería como el OTC Inter Escuelas. Además, no hace mucho ganamos tres premios en el “Concurso de Cocina de jóvenes alumnos”. Hace unos días hemos estado en Marbella Cocina donde recogimos el primer y segundo premio. Ya uno llega a perder la cuenta de todos los premios que consiguen nuestros alumnos.

 

Deja un comentario

El email no será público.