La Mazmorra ESD17

El SAS lleva años evaluando a sus médicos en relación a los medicamentos que prescriben a sus pacientes, indicándoles los principios activos recomendados. Los medicamentos que les resultan más baratos al SAS son los que la Consejería compra en las subastas mensuales, aunque se trate de laboratorios poco prestigiados. Se les dice a algunos facultativos que no están cumpliendo los objetivos y se les recomienda hacerlo, incluso se les entregan diagramas de barras de colores con los nombres de los médicos –hace años sólo se mostraban códigos-, y su grado de cumplimiento, lo que quizá pueda no ser conforme a la Ley de Protección de Datos, en cualquier caso favorece las malas relaciones entre los propios profesionales de la salud. El ahorro de costes siempre es un buen principio a aplicar en la empresa y las Administraciones pero no a cualquier precio.

Deja un comentario

El email no será público.