La nueva PAC. Carlos Ramírez Sánchez-Maroto. Doctor en derecho y sociedad y abogado - El Sol Digital
La nueva PAC. Carlos Ramírez Sánchez-Maroto. Doctor en derecho y sociedad y abogado

La nueva PAC. Carlos Ramírez Sánchez-Maroto. Doctor en derecho y sociedad y abogado

La nueva PAC debe estar lista para finales de 2022 o principios de 2023, además de asegurar una renta y unas condiciones socio-laborales justas de empleo estable para todas las personas implicadas en la producción de alimentos sanos y sostenibles, debe reconocer todas y cada una de las funciones, tareas, roles y personas invisibilizadas.

El Fondo Español de Garantía Agraria ha hecho público un avance de beneficiarios y superficies de la PAC 2020. En el conjunto de España, hay 679.000 peticiones de la PAC, con un total de 22.155.000 hectáreas, unas 48.000 más que la pasada campaña. Suben el número de hectáreas inscritas en la PAC, pero bajan ligeramente los solicitantes, siguiendo la tendencia de los últimos años.

A partir del 16 de octubre podrán anticiparse el 70 por ciento de los pagos de ayudas directas y el 85 por ciento de las ayudas de desarrollo rural. En total, el campo español percibirá 4.954 millones de euros de la PAC, de los que se podrán adelantar 3.421 millones. La decisión de anticipar o no los pagos será de los correspondientes gobiernos autonómicos.

Veamos en qué consiste esta “arquitectura verde”, esa propuesta del paquete verde de la nueva PAC que podemos sintetizar en tres ejes: los eco-esquemas, dentro del primer pilar de ayudas directas y las ayudas agroambientales, en el segundo pilar de desarrollo rural. La condicionalidad reforzada que deben cumplir los beneficiarios de las ayudas de la PAC.

Los eco-esquemas son los sustitutos del pago verde en la nueva PAC. También son actuaciones beneficiosas para el clima y el medio ambiente que podrán realizar los agricultores y ganaderos, pero a diferencia del pago verde, no son obligatorios por lo que el productor puede decidir aplicarlos en su explotación de manera voluntaria, claro que, si no lo hace, no recibiría la ayuda que será por hectárea o por animal.

El Ministerio y las Comunidades Autónomas los están diseñando y ya hay propuestas de algunos eco-esquemas que tendrán que incorporar compromisos mayores que los de la condicionalidad y que, además, serán diferentes a los de las ayudas agroambientales para evitar la doble financiación por la misma actuación.

Seguimos con las ayudas agroambientales, entre ellas cobrará mayor importancia el fomento de la producción ecológica siguiendo la línea marcada por el Pacto Verde.

La condicionalidad reforzada, o lo que es lo mismo, las obligaciones que tendrán que cumplir todos los beneficiarios de las ayudas de la PAC, incluidos los pequeños productores.

A las Buenas Prácticas Agrícolas y Medioambientales que se deben cumplir actualmente, se les añadirán a partir de la nueva PAC, las medidas del pago verde. Es decir, las medidas que ustedes llevan a cabo actualmente para percibir este pago verde, pasan a ser obligaciones sin ninguna compensación; la diversificación de cultivos, el mantenimiento de los pastos permanentes, la prohibición de arar los pastos que se encuentren en la Red Natura 2000 y mantener un porcentaje mínimo de tierras de cultivo y cultivos permanentes dedicados a instalaciones o superficies no productivas formarán parte de las condiciones que tendrán que cumplir los productores.

Mientras los terceros países venden sus productos en Europa sin cumplir con esas mismas normas, en una clara competencia desleal que sitúa en total desventaja a nuestros productores.

España debe aunar esfuerzos para que el eje francés y sus excolonias no perjudique aún más a los agricultores.

La sostenibilidad debe ser un objetivo, pero no solo la medioambiental sino también la económica de las explotaciones agrarias.

Sin agricultores y ganaderos, la seguridad alimentaria de la ciudadanía está en riesgo y hemos comprobado, en estos difíciles momentos, que ha sido fundamental el abastecimiento de alimentos de la población porque si no hubiera sido así, imaginen ustedes el caos.

Los agricultores y ganaderos son, en definitiva, los gestores del medio físico. Las medidas que vayan encaminadas a dificultar su trabajo y la rentabilidad de su empresa agraria, llevarán al abandono y a un desequilibrio social en la España más despoblada.

Con un presupuesto anual de más de 50.000 millones de euros, la mayor parte de los fondos de la PAC se destinan a pagos directos por unidad de superficie, favoreciendo principalmente a los grandes propietarios y empresas que aplican prácticas intensivas y agresivas, tanto a nivel productivo como comercial, impidiendo, muchas veces, el desarrollo sostenible de los territorios rurales.

Las explotaciones pequeñas o medianas, generalmente familiares, tienen cada vez mayores dificultades para sobrevivir.

En 2013, más de la mitad de la superficie agrícola de Europa se gestionaba por solo el 3,1 por ciento de sus explotaciones y el 75 por ciento de las explotaciones solo cubrían el 11 por ciento de la superficie. En estos momentos, la tierra está distribuida de manera aún más desigual que la riqueza en la UE.

La propuesta de reforma de la PAC, quiere introducir un cambio profundo orientándose a la consecución de resultados concretos, vinculados a objetivos ambientales, económicos y sociales en cada uno los Estados miembros. Aún no queda claro cómo se va a garantizar que esta participación sea real, ni tampoco qué instrumentos e indicadores se utilizarán para medir los resultados e impactos de su aplicación.

Los derechos de propiedad intelectual incluyen patentes, derechos de autor y marcas comerciales, y están diseñados para permitir que las empresas protejan sus invenciones y creaciones para competir.

Desde el punto de vista de los agricultores, las pequeñas y medianas empresas de semillas, resulta imperativo mantener la propiedad de la semilla.

La Asociación Europea de Coordinación de Vía Campesina, defiende que, para hacer frente a los desafíos agrícolas actuales, incluido el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la necesidad de reducir el uso de pesticidas, los agricultores deben poder reutilizar y seleccionar sus semillas para poder adaptarlas a las condiciones locales.

El reglamento actual del Consejo limita los derechos de los agricultores a producir sus propias semillas y plántulas y estas servidumbres deben eliminarse.

Según recogen los informes del Tribunal de Cuentas de la Unión Europea, la PAC actual no está contribuyendo a paliar crisis ambientales como la pérdida de biodiversidad o el cambio climático, y también ha abandonado las fincas de mayor valor social y ambiental, como las agroecológicas o las de Red Natura 2000, claves en nuestro territorio.

Los campos y los pueblos se vacían de vida, y cada día hay agricultoras y ganaderos en Europa que emigran a las ciudades, a pesar que representa el 30 por ciento del presupuesto comunitario la agricultura.

La llegada de los «eco-esquemas» al primer pilar ofrece a los Estados miembros la oportunidad de reorientar los instrumentos del segundo pilar, el medio ambiente y el clima. Sin embargo, en el futuro, esta asignación de fondos solo tendrá en cuenta las ayudas que se dirijan directamente a los beneficios medioambientales.

En total, más de veinte «medidas» y sesenta y cuatro «submedidas» de la normativa actual se reducirán y combinarán en ocho grandes tipos de intervención.

Entre los obstáculos a una mayor aplicación del conocimiento, la innovación y la digitalización se detecta la fragmentación, la falta de capital y los bajos niveles de formación en algunos ámbitos del sector agrícola, así como una cobertura incompleta de la banda ancha.

También se observa lentitud en la actualización de los sistemas de aplicación de la PAC en las administraciones nacionales y regionales.

Los Estados miembros seguirán teniendo la obligación de poner a disposición de los agricultores servicios de asesoramiento agrícola y de seguir desarrollándolos, mientras que los propios Estados miembros seguirán teniendo acceso a la financiación de «asistencia técnica» de la PAC para ayudarles a aplicar la política de forma eficaz y eficiente. Además, la herramienta de sostenibilidad agraria para nutrientes que se pondrá a disposición de los agricultores es considerable.

Deja un comentario

El email no será público.