La pyme y el comercio electrónico - El Sol Digital
La pyme y el comercio electrónico

La pyme y el comercio electrónico

Según la última edición anual del estudio Internet Retailer Top 500 Guide, las 500 primeras empresas de comercio electrónico del mundo generaron en 2015 un volumen de negocio de 298.000 millones de euros. Dynatrace gestiona el rendimiento de nueve de las diez primeras empresas de venta online, entre las que se encuentran Amazon, Dell o Macys. Su facturación alcanzó un total de 150.000 millones de euros, lo que representa más del 50 por ciento del mercado. Según la consultora Forrester, el 46 por ciento de los ejecutivos cree que en menos de cinco años la mitad de las ventas estará relacionada con el comercio online. Y para conseguir unos buenos resultados, es fundamental mejorar el tiempo de carga de las páginas. Actualmente, el promedio se sitúa en 4,48 segundos entre estas 500 empresas, cifra que, según los expertos, está por encima del tiempo óptimo de acceso que  se sitúa en 3 segundos. Sirvan estos datos como motivación, sobre todo, para los pequeños y medianos empresarios, que o entienden la magnitud de lo que se les viene encima o se quedarán en la estéril protesta de que las grandes superficies, etc, etc.

Este es un ejemplo de cómo la realidad supera la conciencia, porque la pyme puede entender una cosa y visualiza a su adversario de una forma y resulta que no se da cuenta de que es otro su depredador; en cualquier caso, reacciona demasiado tarde. Después están las fuerzas políticas, más dadas a los cantos de sirena que a explicar la realidad con  la objetividad exigida. Porque si las organizaciones empresariales, sindicales, partidos políticos y entidades de todo tipo tuvieran un discurso menos clientelista y más objetivo se estaría ayudando a las pymes en esta grave coyuntura que puede acabar con muchas de ellas. El comercio, como los medios de comunicación, el turismo o la industria ya no van a ser iguales a como los hemos conocido antes de la revolución digital. Bueno sería que lo vayamos diciendo, aunque no guste.

RESIDENCIA

Deja un comentario

El email no será público.