La Riña- ESD161 - El Sol Digital
La Riña- ESD161

La Riña- ESD161

A veces confundimos la partes por el todo. Esto sucede, entre otros, con los asuntos que tienen que ver con la mujer, en los que la sensibilidad social de una parte de la sociedad se extrema, haya o no haya razones para ello. Ahora, cuando se ha conocido la sentencia a Juana Rivas -cinco años de cárcel y seis sin patria potestad- se levantan las mismas voces de siempre considerando que dicha sentencia es una barbaridad. Pero solo son las voces de una parte de la sociedad. Hay otra parte que considera que es una sentencia justa.

Rivas sustrajo a sus dos hijos menores permaneciendo el pasado verano durante un mes en paradero desconocido, incumpliendo las resoluciones judiciales que la obligaban a entregarlos al padre, le gustase o no. El juez aprecia que para obtener la guardia y custodia de los niños, Rivas decide explotar el argumento del maltrato, que no ha sido acreditado en ningún momento. Su ex pareja obtuvo la guardia y custodia provisional en Italia e invocó el Convenio de La Haya para la devolución de sus hijos. En los fundamentos de derecho del auto se recoge que Rivas ”aporta comunicaciones e informes periciales que adolecen todos de la misma falta de sustento probatorio, pues dan por veraces estos episodios de maltrato, pese a no haber quedado probado ninguno de ellos dentro de un proceso”. El magistrado considera que éste podría ser un caso de denuncia falsa y sostiene que “la acusada no ha acreditado haber sufrido malos tratos entre 2009 y 2016, ni siquiera haberlos denunciado”, preguntándose por qué la señora esperó a estar en España en julio de 2016 para poner su primera denuncia sobre unos hechos que habían ocurrido en Italia.

Juana Rivas ha sido condenada legalmente, ahora sus abogados recurrirán la sentencia y algunos partidos políticos, como PSOE, se apresuran a pedir ya el indulto. Deben creer en una Justicia por encima de la democrática.

Deja un comentario

El email no será público.