La Riña ESD47

La Riña ESD47

Se está librando una guerra que no es ya la de Rajoy-Sánchez-Iglesias-Rivera. Hay conflictos en varias direcciones y participan muchos protagonistas. Además de los nacionalistas y el yihadismo, a Rajoy le acechan algunos bancos y grandes empresas -aparte de casi todos los medios de comunicación, claro- que quieren que se vaya para propiciar un liderazgo estable y con garantías de éxito tras la hecatombe electoral del 20-D. Bueno, y los casos de corrupción en su partido. Hay varias operaciones en marcha, unas más fantasmagóricas que otras. El presidente en funciones se ha descolgado ahora con esa extemporánea propuesta de jornada laboral hasta las 18 horas o alguna investigación en curso, es una forma de responder suave, dicen algunos conocedores del asunto.
En PSOE sucede algo parecido, la cuenta atrás ha comenzado contra Pedro Sánchez y el salto a la arena de Susana Díaz -porque, de momento, no hay otro líder dispuesto a dar el paso- sólo es cuestión de oportunidad.
Parece mentira que en unos momentos en los que ya se aprecia la salida de la crisis en muchos aspectos económicos, aunque escasamente en el empleo, sea la clase política la que dé el bochornoso espectáculo de la falta de un acuerdo nacional. Si los líderes tienen mucha culpa de lo que pasa, las estructuras partidarias creadas en la transición impiden el debate fresco y democrático en las organizaciones y la regeneración política, con las necesarias reformas de la ley electoral y la independencia de la Justicia, principalmente.

Deja un comentario

El email no será público.