La Riña ESD78 - El Sol Digital
La Riña ESD78

La Riña ESD78

La muerte de Rita Barberá, cómo no, está siendo aprovechada políticamente por tirios y troyanos, en el caso del PP por una parte de la dirección que quiere alejarse del pacto con Ciudadanos frente a la corrupción. Ciudadanos podría aceptar estudiar cómo restituir a los inocentes pero sigue manteniendo que los políticos imputados (investigados en el lenguaje de hoy) deben ser apartados. Parece claro que la presunción de inocencia es exigible en toda circunstancia pero es tal la avalancha de casos de corrupción y también la ejemplaridad que exigen los ciudadanos que andarse con paños calientes a estas alturas es no querer resolver un problema de fondo de la democracia española. Los nuevos dirigentes del PP llegados en junio de 2015 a la dirección se muestran inflexibles en cuanto a la contundencia con la que deben ser tratados los casos de presunta corrupción, así piensan Javier Maroto y Pablo Casado, a los que se han sumado Cristina Cifuentes e Isabel Bonig. Los casos Gürtel, Púnica o Taula han arrinconado al PP frente a la oposición. La vieja guardia del PP acusa ahora a los nuevos de “ingratitud” por las críticas y exigencias a Barberá, que habría entregado su vida al partido y habría muerto vilipendiada. Cuando el PP firmó el acuerdo con Ciudadanos la investidura de Rajoy estaba en el aire, ahora que ya es presidente se quiere aguar el punto 93 del acuerdo con la formación naranja que exige la separación inmediata de los cargos públicos que hayan sido investigados formalmente o encausados por corrupción.

Deja un comentario

El email no será público.