La Sonrisa de Gioconda - ESD176 - El Sol Digital
La Sonrisa de Gioconda – ESD176

La Sonrisa de Gioconda – ESD176

¿Se imagina usted a un estudiante de ingeniería con las matemáticas de bachiller suspensas? Con el Gobierno de Pedro Sánchez todo es posible. La formación socialista continúa tiñéndose de morado y de los colores que sean necesarios para mantener el poder. Que un estudiante pueda aprobar bachiller con una asignatura suspensa es un disparate. En algunos sectores de la educación se ha reconocido que en numerosas ocasiones a los alumnos se les aprueba una asignatura suspensa para que puedan finalizar bachiller, pero convertirlo en ley es dar rienda suelta a que baje el nivel de los estudiantes de bachiller españoles. ¿Acaso no habría alumnos que jugarían con esa posibilidad? No lo duden. No son pocos los expertos que se han opuesto a dicha medida, y es normal, ya que de ser así algún día podríamos consultar a expertos que ni siquiera aprobaron el bachiller de forma íntegra. Comprar una vivienda diseñada por un arquitecto que no aprobó todas sus asignaturas en bachiller, o mejor aún, entrar a quirófano y que el médico encargado de cuidar su salud tampoco pasase limpio sus años de secundaria. Los pagos del actual Gobierno por mantenerse en Moncloa son una hemorragia que debe ser cortada de inmediato, pues bastante problema existe con la educación nacionalista de Cataluña como para tener que mirar de reojo a la de todo el país.

Declaró la ministra Isabel Celaá que las medidas propuestas tienen la intención de eliminar los “aspectos más lesivos” de la Lomce, pero parece que la ministra de Educación quiere elevar el término “lesivo” a su enésima potencia. Una persona con 17 o 18 años está en plenas condiciones de asumir un revés, ya que estudiar una única asignatura durante un año si suspende dicha materia aunque no es plato de buen gusto no debe resultar debatible. Vivimos en una sociedad que quiere eliminar la palabra ‘fracaso’ de nuestro vocabulario, y esto en sí mismo es un fracaso con mayúsculas.        Esta medida, como otras tantas del Gobierno de Pedro Sánchez, viene orientada por Podemos. La formación morada es experta en improvisar cualquier cosa con tal de aparecer en los medios de comunicación, aunque sus intenciones han dado un paso más, ¡han creado su propio periódico! Pablo Echenique, secretario de Organización del partido, anunció orgulloso (como no podía ser de otra manera) en Twitter que La mitad del camino “dice la verdad y no huele a caca”. La palabra caca quizás sea menos infantil que la petición del propio Echenique: “Imprímelo y repártelo en tu barrio o en tu pueblo”. Quien sabe, quizás estamos ante el nuevo New York Times y dentro de unos años lo veamos con una gran redacción llena de periodistas con la asignatura de lengua y literatura suspensa en bachiller.

CABRA DE LUNA ABOGADOS

Deja un comentario

El email no será público.