La temporada de verano superará todas las expectativas en la Costa - El Sol Digital
La temporada de verano superará todas las expectativas en la Costa

La temporada de verano superará todas las expectativas en la Costa

La sociedad Turismo Costa del Sol prevé 5,6 millones de turistas, una cifra histórica en el destino

 

JAG
La industria del turismo a nivel internacional recuperó el vigor mucho antes que la economía española. Son varios los años en que los destinos españoles vienen registrando fuertes crecimientos. Y la Costa del Sol no es una excepción. Si el año pasado fue sobresaliente, éste no le irá a la zaga, y fuentes del Patronato lo califican de “histórico” ya que se espera la llegada de 5,6 millones de turistas, un 4,5 por ciento superior a 2014. De este modo, se batirá un nuevo récord en la evolución de esta industria que es, más que nunca, puntal de la economía malagueña. No en vano, el impacto directo del turismo sobre el tejido productivo se ha cifrado en unos 5.200 millones de euros, según datos ofrecidos recientemente por el presidente de Turismo Costa del Sol, Elías Bendodo.

Se espera que tanto el mercado internacional, ya afianzado, como el doméstico, empujen con decisión este verano. En el primer caso, los países emisores disponen de economías saneadas que facilitan más desplazamientos y mejores presupuestos de viaje. Por lo que respecta a los viajeros nacionales, mostrarán mejor capacidad de gasto al calor de la mejora económica. Bendodo ya alertó de que en el primer semestre “se ha vivido un nuevo despegue del turismo nacional” lo que “consolida”, en su opinión, “la recuperación experimentada por la demanda interna el año pasado”.
Los indicadores así lo confirman. Está previsto que el flujo de pasajeros en el Aeropuerto de Málaga-Costa del Sol aumente un 1,3 por cien y que los viajeros hoteleros lo hagan un 2,1 por cien. El repunte se notará claramente en los turistas que escojan apartamentos, campings o aparthoteles ya que su crecimiento se estima en un 14,8 por cien.

Las compañías aéreas han programado más de 69.000 vuelos movilizando un total de 12 millones de plazas. La Costa del Sol será una de las principales beneficiadas gracias a sus múltiples conexiones aéreas. También entra en juego el efecto rebote al “atraer a turistas que desisten de viajar a destinos competidores extranjeros con cierta inestabilidad”, aseguró el presidente de Diputación hace unos días. Precisamente, Túnez puede ser uno de los destinos peor parados por los atentados que sufrió el pasado 27 de junio. Los destinos vecinos como el sur de Italia, Grecia o España podrían ser las grandes beneficiarias ‘en lo turístico’ de este suceso tan trágico.
Todos estos mimbres podrían contribuir a una temporada, también récord, desde el punto de vista de los ingresos. Con la seguridad que otorga rebasar los 10 millones de turistas, el impacto económico total (directo e indirecto) alcanzará los 11.400 millones, según estimó Bendodo durante la presentación de la nueva temporada vacacional.

Centroeuropa, los mercados más activos

Polonia, Suiza y Dinamarca están registrando los crecimientos más importantes, dentro de los nuevos emisores hacia la costa. Tanto que el turismo del centro y norte de Europa se está convirtiendo en la locomotora que impulsa la llegada de extranjeros. Entre las nacionalidades que mejor se comportaron entre enero y abril figuran Polonia y Suiza. Los hoteles de la provincia registraron sorprendentes repuntes de ambos mercados. El número de polacos alojados creció un 31 por cien hasta los 8.821 turistas, mientras los suizos pasaron de 12.000 a 14.708, casi un 23 por cien más que en el primer trimestre de 2014.
Los Países Escandinavos tampoco le van a la zaga. Dinamarca y Suecia progresaron con tasas del 11,5 y del 8 por cien, respectivamente.
Dentro de los emisores extraeuropeos, Turismo Costa del Sol ha observado el inusitado despegue de Japón. El número de japoneses alojados en hoteles entre enero y abril fue de 8.834, un ocho por cien más.
El turismo extranjero aporta el 57,5 de los turistas que se alojan en hoteles y genera más del 67 por cien de las pernoctaciones hoteleras. Los británicos, el principal baluarte de este segmento y el más tradicional del litoral, sumaron 184.250 viajeros entre enero y abril. Francia, Italia e Irlanda han mostrado también comportamientos al alza que oscilan entre el 4,4 y el 2,5 por cien de subida. Algo que confirma la buena salud del turista extranjero.

Momento dulce del emisor nacional

El turista nacional que ha elegido hoteles de la provincia para pernoctar ha crecido entre enero y mayo en más de cinco puntos hasta sumar 707.172 viajeros, según fuentes de Turismo Costa del Sol. Los mercados más dinámicos son Aragón, País Vasco y la Rioja, en torno a los cuales se afianza la buena salud del flujo doméstico. Si hablamos en términos hoteleros, el número de pernoctaciones efectuadas por los viajeros nacionales ascendió a 1,92 durante los primeros cinco meses del año, un seis por ciento más respecto al mismo periodo el año anterior. Después de Alemania (segundo mercado foráneo), Francia se ha posicionado en tercer lugar con casi 47.000 viajeros en el primer cuatrimestre.

Gran despegue del turista vasco

Durante los primeros cinco meses del año, el turista procedente del País Vasco ha efectuado casi cien mil pernoctaciones, esto significa un 30 por ciento más que el mismo periodo el año anterior. Se trata de un viajero atraído por los encantos naturales del interior de la provincia en temporada baja y de las playas durante el verano. Cuando el rigor del calor cesa, se interesa por el “turismo activo, de interior y de naturaleza”, precisó el presidente en funciones de Diputación y Turismo Costa del Sol.
Para captar aún más este turista emergente, la Costa del Sol participó en la acción promocional ‘Vuelve Andalucía a Bilbao’ celebrada días pasados en Bilbao y organizada por la Consejería de Turismo y Comercio de la Junta.

Deja un comentario

El email no será público.