La Tertulia del Congreso de Málaga celebra una nueva edición dedicada a “Ceuta, las ventajas de su régimen fiscal y los problemas con Marruecos” - El Sol Digital
La Tertulia del Congreso de Málaga celebra una nueva edición dedicada a “Ceuta, las ventajas de su régimen fiscal y los problemas con Marruecos”

La Tertulia del Congreso de Málaga celebra una nueva edición dedicada a “Ceuta, las ventajas de su régimen fiscal y los problemas con Marruecos”

Vicente Almenara.- El cierre de las fronteras marroquíes con Ceuta y Melilla, lo que significa el cese del comercio con el vecino país, y el aislamiento de las dos ciudades con la península por las restricciones sanitarias, dejan en una difícil situación estos dos territorios españoles. Si sumamos la presencia, muy numerosa, de menas y otros ilegales, o la avalancha migratoria en Canarias, puede pensarse que Marruecos aprieta como un paso más de una velada estrategia. De esto hablamos con el empresariado de la ciudad autónoma de Ceuta.

 

Vicente Almenara [VA]: Buenas tardes a todos. El tema que esta tarde nos ocupa es amplio, “Ceuta, las ventajas de su régimen fiscal y los problemas con Marruecos”. Vamos a empezar, precisamente, por estas peculiaridades que tiene Ceuta en cuanto a su régimen fiscal. Arantxa Campos, abogada de la empresa Interservicios nos va a introducir en la fiscalidad de la ciudad.

ceuta
Arantxa Campos, de Interservicios

Arantxa Campos [AC]: De entrada, lo que hay que indicar es que el régimen fiscal de Ceuta es exactamente igual que el de la península, exactamente igual que el de Madrid, el de Barcelona o el de Málaga, pero con la peculiaridad de que tiene una bonificación del 50%, y en algunos casos del 60%, en todo lo que es la tributación y también en seguros sociales tiene una ventaja. En una explicación corta, el régimen fiscal de Ceuta es exactamente igual que el de la península, pero a la mitad. Luego, cada uno de los impuestos puede tener una bonificación incluso más amplia, por ejemplo en el Impuesto de Sociedades la bonificación es del 50%, con lo cual si en península (en Málaga) es 25 pues en Ceuta nos iríamos a un 12,5, aunque no es exactamente así como se hace el Impuesto de Sociedades pero podría ser un resumen para que quede clara la bonificación. Por otro lado, en todos los impuestos de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados también hay una bonificación del 50%. En IRPF todos los residentes de aquí de Ceuta tienen un 60%, y para los residentes en la península que tienen una sociedad domiciliada en Ceuta y reparten dividendos, esos dividendos también tienen una bonificación del 60%. Esto es muy importante porque es una bonificación que se nota muchísimo en la Renta de las Personas Físicas. Imagínate una persona que paga 100 de impuestos, aquí paga 40. La diferencia es notoria. Por otro lado, nos vamos a las cotizaciones sociales, que van por una serie de tipos y la parte más amplia son las contingencias comunes, en esas contingencias comunes nosotros tenemos un 50% de bonificación, lo cual quiere decir que tenemos casi un 50% en los Seguros Sociales de los trabajadores en Ceuta. Esto pone un lazo bastante importante a lo que es la bonificación impositiva en Ceuta, sobre todo para las empresas. ¿Qué hay que hacer para obtener todas esas ventajas fiscales? Estar domiciliado en Ceuta, tener una estructura económica en la ciudad y un centro de gestión, quiere decir que el administrador de la sociedad tiene que estar en Ceuta, no basta con montar una oficinita. La normativa dice que hay que estar realmente radicado en Ceuta y los trabajadores que tienen las bonificaciones de los Seguros Sociales tienen que residir en Ceuta. Pero la normativa sí que ha ofrecido a aquellos empresarios que quieran poner su actividad en Ceuta y quieran tener una serie de trabajadores allí la posibilidad de bonificar hasta 400.000 euros. Por ejemplo, si tenemos una empresa que tiene un departamento de venta online con comerciales telefónicos y quiere bonificarse de esta posibilidad, si instala ese departamento comercial online tiene la posibilidad de bonificarse al 50% hasta 400.000 euros, de esos 400.000 se le aplicaría el tipo y pagaría el 50%. Además, es un régimen que se puede aplicar a varias posibilidades independientemente, por ejemplo una gran empresa monta aquí un establecimiento (Zara, Cortefiel o cualquier otra entidad) pues la actividad que realiza en Ceuta también tiene un 50%, es decir, aunque la sede de la actividad esté en Madrid o Barcelona, lo que se hace en la tienda exclusivamente de Ceuta también tiene un 50% de bonificaciones. Con lo cual encontramos tres posibilidades para las empresas. Una, estar realmente radicada en Ceuta, con su administración y todo, que tendría un 50% de absolutamente todo lo que hiciese en todo el mundo, península sobre todo, es decir, toda su actividad global que tributase en Ceuta estaría al 50%. Por otro lado, tenemos la posibilidad de las empresas que tienen aquí un departamento (departamento comercial, facturación, etc.) que si tienen un lugar de trabajo y hasta ocho empleados, podrían bonificarse 400.000 euros de esa actividad, es decir 400.000 euros de beneficio irían bonificado al 50%. Y luego, la tercera opción, que sería la del que instala aquí un centro de negocio que depende de su actividad de la península pero crea aquí una actividad de compra y venta, por así decirlo, monta una tienda. De esa actividad que monta en Ceuta, que tiene sus ingresos y sus gastos, pues de esos ingresos y de esos gastos tendría también el 50%. Y ya para rizar el rizo, la posibilidad que tienen las empresas que están realmente radicadas en Ceuta de bonificarse al 50% de las actividades que realizan en la península, por ejemplo si yo tengo aquí mi sede, estoy realmente radicada en Ceuta y monto una actividad en la península, esa actividad de la península también va a tener un 50%. Por ejemplo, vamos a imaginar otra vez que Cortefiel tiene su sede en Ceuta, pues las tiendas que monten en la península también van a tener el 50% de bonificación siempre y cuando no exceda los beneficios que obtenga en Ceuta, con lo cual si yo obtengo en Ceuta 100 entonces hasta 100 está bonificado también en península. Esto sería en el Impuesto de Sociedades. En el IRPF nos pasa prácticamente lo mismo, solo se van a bonificar los que sean residentes en Ceuta, que podríamos resumirlo en quienes pasan 183 días en Ceuta, la mitad del año. Quien pasa la mitad del año en Ceuta y lo puede acreditar se bonifica al 60% y, además, si tiene un tercio de su patrimonio en Ceuta y lleva tres años viviendo en Ceuta también se puede bonificar al 50% las rentas que obtenga en península hasta el límite de las que obtiene en Ceuta. Por ejemplo, si yo tengo en Ceuta un salario de 30.000 euros y tengo alquileres por 30.000 euros en península pues puedo bonificar tanto lo que obtengo en Ceuta como lo que obtengo en península al 60%.

 

José María Campos, abogado y decano de Ciencias Sociales del Instituto de Estudios Ceutíes

José María Campos [JMC], abogado y decano de Ciencias Sociales del Instituto de Estudios Ceutíes: Total, dan ganas de irse a Ceuta y montar un negocio. Es una exposición muy completa de todas las ventajas y creo que el tema fiscal ha quedado perfectamente claro, lo que pasa es que Ceuta en estos momentos está pasando unas circunstancias muy especiales, quizás como el resto de España, dirían algunos, pero yo creo que aquí están agravadas, es decir, nosotros tenemos en este momento la frontera con Marruecos cerrada, sobre todo por Marruecos, que ha suspendido todo tráfico de mercancías con el país. Después, la propia ciudad está confinada, por tanto no podemos salir de aquí y Andalucía también está confinada, de manera que la ciudad está encerrada en sí misma. Y aparte de eso, tenemos, como es lógico, la misma pandemia que en el resto de España. Melilla y Ceuta son las únicas dos ciudades que dependen del Ministerio de Sanidad, es decir, dependen de la administración central, y no estamos nada satisfechos con la atención que se nos presta aquí. Y, por último, la gran duda que tenemos, como muchos españoles, es si todo esto que está haciendo Marruecos en este momento, y que se ha derivado a Canarias también, es fruto de una estrategia de Marruecos respecto a España en este caso, o bien ha dado la casualidad que la frontera de Ceuta esté cerrada, que la Aduana de Melilla se ha clausurado, que Canarias está invadida de inmigrantes en este momento, puede que todo sea una casualidad pero yo no lo creo, creo que hay una estrategia que de alguna manera tiene que ser contestada por el gobierno español y que hasta este momento no lo ha sido, veremos si en el futuro toman alguna medida al respecto.

 

[VA]: También nos acompaña Antonio Ramírez que es el secretario general de la Confederación de Empresarios de Ceuta. ¿Cuáles serían las diferencias entre el cierre de fronteras con Europa y el de Marruecos con Ceuta? La problemática de los trabajadores transfronterizos que afecta muy de cerca a Ceuta y, por lo tanto, también el paso de mercancías es muy importante, ¿qué nos podría apuntar?

 

ceuta
Antonio Ramírez, secretario general de la Confederación de Empresarios de Ceuta

Antonio Ramírez [AR]: Desde que tuvo lugar la pandemia y con el cierre de fronteras, lo que se ha producido principalmente es que tanto empresarios como los propios trabajadores transfronterizos se han quedado, por así decirlo, indefensos. Estos están encuadrados en un convenio especial en el cual estos trabajadores transfronterizos venían diariamente a Ceuta para trabajar y volvían a Marruecos, lo que ocurre es que estas personas, a pesar de estar cotizando, no tienen derecho a recibir ningún tipo de prestación por el Estado español. Actualmente, por causa mayor, es absolutamente imposible que estos trabajadores puedan venir a Ceuta a trabajar, por tanto no están recibiendo ningún tipo de prestación, además con las últimas medidas de los ERTEs las empresas los incluyeron a algunos de ellos en el ERTE por fuerza mayor, de modo que estaban exoneradas las cuotas de Seguridad Social, pero con el último decreto de los ERTEs prácticamente no tienen ningún tipo de exoneración del pago de Seguridad Social de esos trabajadores. Es decir, las empresas están viendo como, por una causa mayor, los trabajadores suyos transfronterizos no pueden venir a Ceuta y, además, están pagando los seguros sociales de esos trabajadores, es una situación que estamos intentando solucionar con la Delegación del Gobierno de manera que estas empresas puedan quedar exentas del pago de los seguros sociales porque hay muchas de ellas que, incluso, quieren deshacerse del ERTE por fuerza mayor y se quedan un poco limitadas con el tema de los trabajadores transfronterizos, porque al ser también una causa mayor tampoco quieren suspender el contrato de esos trabajadores transfronterizos y, al final, también estos trabajadores están pasando una situación complicada. Pasa algo parecido también con el convenio especial de empleadas del hogar e incluso los propios empresarios o particulares están ayudándoles económicamente, aunque esas personas no puedan venir a trabajar. Esta situación sucede prácticamente igual en Melilla y desde ambas confederaciones, de Melilla y de Ceuta, estamos intentando que den solución a esta situación vía Delegación del Gobierno, con el propio área de trabajo y con la Dirección Provincial de la Seguridad Social, a ver si pueden darle solución, pero una primera respuesta es que, de momento, a pesar de que van a seguir intentándolo, no pueden hacer nada más, es decir, que los sigan manteniendo en alta y pagando esos seguros sociales de los trabajadores sin que puedan venir aquí porque hay una causa mayor como es el cierre de fronteras que les impide esa llegada a Ceuta.

[VA]: Arantxa, estás al frente de la consultora Interservicios, ¿qué trabajo realizáis en cuanto a los empresarios que se asientan en la ciudad de Ceuta?

[AC]: En principio, cuando vienen los empresarios a la ciudad, lo primero que hay que hacerle es un lavado de cerebro porque las condiciones de Ceuta no son las mismas que las condiciones de península, entonces hay que adecuarse al terreno que tenemos, en península buscan metros y metros y aquí hay que ceñirse un poco a los metros que tenemos y al precio del metro cuadrado, se suele olvidar que somos 19 kilómetros cuadrados. Entonces, cuando vienen aquí los empresarios les tenemos que explicar el tema de las ventajas fiscales, bien porque vienen un poco perdidos pero en cuanto vienen y se les explica que es igual que en todas partes pero con un 50% pues ya eso relaja bastante en cuanto al sistema de administración que deben llevar. Cuando ya se les ha explicado el tema fiscal y las limitaciones de Ceuta en cuanto a terrenos es muy fácil, se adaptan a lo que hay en la ciudad. Nosotros hemos trabajado con todas las grandes empresas que han venido aquí, como Lidl, McDonald’s, El Corte Inglés, Cortefiel y enseguida se adaptan a nuestra situación y empiezan a funcionar y con bastante éxito. En Ceuta, los primeros días de los inicios de estas empresas siempre han sido de éxito a nivel nacional. Ceuta siempre se vuelca con el que viene.

“Ceuta está llena de atractivos turísticos”

[VA]: José María, ¿es muy fuerte la dependencia Ceuta-Marruecos?

[JMC]: Son territorios dependientes el uno del otro, es decir, nos aportan esos trabajadores transfronterizos que decíamos, aportaban esos compradores que venían todos los días a comprar y se volvían (los porteadores) pero que ya Marruecos los ha eliminado porque era contrabando que introducían allí. Marruecos nos envía también turismo, porque en Marruecos lo que quieren es viajar a una ciudad de ambiente europeo como Ceuta. En definitiva, Marruecos aporta a Ceuta cosad considerables pero, naturalmente, Ceuta aporta a Marruecos también, por ejemplo, la sanidad. La sanidad española está utilizándose vía urgencias por los ciudadanos marroquíes con toda normalidad, igualmente tenemos aquí cientos de menas (menores no acompañados) que son atendidos en Ceuta, y una serie de ventajas que tiene Ceuta que aporta a Marruecos que también hay que considerarlas y cuantificarlas. En definitiva, todos los territorios fronterizos no son uno dependiente del otro, sino que uno da y otro recibe y viceversa, y este es el caso de Ceuta con Marruecos. Y luego, las relaciones ciudadanas, las del pueblo, son magníficas. Aquí no hay ningún problema con las personas que vienen de Marruecos, ni nosotros cuando vamos allí, que es otra de las aportaciones que hace Ceuta, ya que hay muchos ceutíes que tienen inversiones inmobiliarias allí, la segunda residencia se tiene normalmente en Marruecos, y que el turismo ese de Ceuta hacía Marruecos también tiene gran importancia. Por tanto, ya digo que es una simbiosis de intereses entre un lado y otro y que ahora mismo está todo interrumpido por el cierre de la aduana pero que en cuanto eso se normalice volverán a establecerse unas relaciones que son realmente cordiales.

[VA]: Antonio Ramírez, Ceuta tiene posibilidades importantes en cuanto a su desarrollo turístico, ¿se hace algo en este sentido por parte de la Ciudad Autónoma?

[Antonio]: Siempre ha sido una asignatura pendiente que seamos capaces de posicionar a Ceuta como un destino turístico en sí. En muchas ocasiones, por el atractivo que tiene la cercanía con Marruecos, Ceuta ha sido una ciudad de paso para el que venía o iba a Marruecos a pasar o disfrutar de días de vacaciones. Al final, lo que comentaba un poco antes José María, sí que es cierto que quizás atrás en el tiempo hemos pecado un poco de mirar demasiado a Marruecos relacionándolo con el tema turístico, siempre se ha esperado que llegase el turista marroquí y no se han centrado los esfuerzos en que pudiese llegar también el turista peninsular para que pueda venir a Ceuta a conocerla como tal, es decir, que el destino final fuese Ceuta. En estos momentos, desde la Confederación de Empresarios junto con la Cámara de Comercio hemos estado en contacto con los servicios turísticos de Ceuta y han desarrollado un plan, un contrato de licitación que aun está en borrador, y que va a buscar a través de tour-operadores y de promoción comercial, precisamente, atraer a ese turista peninsular a Ceuta y que se pueda conocer a Ceuta en la península como destino turístico. Se está desarrollando para que una vez que pase la pandemia y ante la incertidumbre de la apertura de las fronteras con Marruecos a ver si somos capaces, como ciudad, de conseguir esos turistas peninsulares que también necesitamos y que, en cierto modo y por la atracción que tenía Ceuta para el turista marroquí, no se han centrado los esfuerzos en conseguir ser atractivos para ellos también.

[VA]: ¿Qué le puede ofrecer la ciudad al turista peninsular y al marroquí también, en cuanto a comercio, historia, gastronomía?

[AR]: Yo creo que Ceuta está llena de atractivos turísticos. Puede ser de los pocos sitios en el mundo en el que puedas estar entre dos mares, Mar Mediterráneo y el océano Atlántico. Tiene unos fondos marinos impresionantes, hay unas empresas, como por ejemplo Burbuja, que se están dedicando a este tipo de inmersiones. También tenemos una gastronomía muy variada, con los atractivos que tiene la comida marroquí, porque al final es una ciudad en la que conviven cuatro culturas. También tiene un patrimonio histórico y cultural con el único foso navegable prácticamente en Europa y que estamos seguros, al menos desde la Confederación de Empresarios, que si se centran los esfuerzos en poder mostrar y vender estos diferentes atractivos turísticos puede ser un importante destino para el turista peninsular.

[VA]: José María Campos, ¿crees que hay perjuicios a un lado y otro de la frontera, entre Marruecos y España, entre los marroquíes y los ceutíes, que se han ido generando a lo largo del tiempo y que ahora están más acusados?

[José María]: Sí, igual que decíamos que había un intercambio de ventajas en un sitio y en otro, los perjuicios son comunes también. En este momento, la zona norte de Marruecos vive uno de las situaciones más difíciles de la historia, es decir calculábamos unas 30.000 personas que venían a Ceuta y otras 30.000 aproximadamente que venían a Melilla, concretamente hace poco se hablaba de que 73.000 personas han llegado a pasar diariamente en Melilla y 15.000 vehículos, es decir, que todo eso producía en Marruecos unas ventajas económicas que eran importantísimas y eso se ha suspendido repentinamente, con lo cual tenemos una población muy perjudicada. Hay, incluso, empresarios de Ceuta que están mandándoles dinero desde aquí al trabajador transfronterizo del que hablábamos antes, que es otro de los grandes perjudicados, para que puedan subsistir hasta que puedan reintegrarse a sus puestos de trabajo, igual ocurre con el servicio doméstico. Marruecos está pasando unas circunstancias muy difíciles agravadas por la pandemia, por supuesto. Y en Ceuta, pues ya lo hemos comentado antes, exactamente igual, si le quitas de momento 30.000 o 35.000 personas que venían todos los días a comprar y al mismo tiempo le suspendes también todos los que venían de la península a ver Ceuta y a comprar pues se crea una situación de crisis total en la ciudad, de manera que, en estos momentos, los perjuicios son, igualmente que los beneficios, comunes a un sitio y otro, quizá mucho más graves en Marruecos porque allí afecta ya a la subsistencia, allí ya hay personas que no tienen para comer, eso es mucho más grave que aquí pero que también aquí estamos pasando unos momentos muy difíciles sin que haya una reacción de las autoridades por paliar todo esto. De manera que estamos esperando que ocurra algún milagro y podamos volver a la normalidad.

[VA]: Arantxa, ¿cuál es vuestro trabajo en Interservicios?, antes hablabas del asesoramiento fiscal pero también trabajáis en el terreno inmobiliario con grandes empresas que antes citabas y que están establecidas en la ciudad, caso de McDonald’s, Lidl, El Corte Inglés o Cortefiel.

[Arantxa]: Sí, lo que comentábamos antes es que les buscamos una ubicación donde ellos puedan desarrollar su actividad en la situación más acorde a Ceuta, por ejemplo con unos parkings más modestos, con unas instalaciones adecuadas a la ciudad. Y respecto a Marruecos, tenemos también empresas en Marruecos y desde allí seguimos mucho la realidad que hay ahora mismo. También estamos detectando muchas empresas que quieren instalarse allí, nosotros tenemos una oficina de acompañamiento y sigue habiendo interés por las empresas españolas en ubicarse en Marruecos pese a la pandemia. Fíjate, tenemos clientes que han viajado desde el norte de España hasta nuestras oficinas en Marruecos para que les asesoráramos en instalarse en Marruecos, con lo cual se ve que hay movimiento en estos momentos, por el empresariado español, para ubicarse en Marruecos, que aunque parezca que ahora mismo las relaciones están un poco tensas las empresas van por otro lado. También lo que estamos haciendo ahora, por desgracia, es que debido a esta situación económica que tenemos y al cierre de fronteras, hay muchos españoles que están vendiendo sus casas en Marruecos, los particulares están desinvirtiendo en Marruecos, están intentando vender sus casas y muchos las están vendiendo porque sí que es verdad que el mercado inmobiliario en Marruecos no se ha paralizado del todo y, además, hablamos de viviendas de cierto nivel, con lo cual el mercado inmobiliario está funcionando en Marruecos y, desde luego, nosotros estamos trabajando allí pese a la pandemia, pero con unos problemas bastante grandes que son el no poder desplazarnos a Marruecos con la facilidad que teníamos antes. La facilidad de que una empresa de Ceuta tenga una empresa en Marruecos es que en media hora estás allí, pero ahora mismo con la frontera cerrada es imposible.

[VA]: Antonio Ramírez, ¿cuál puede ser el próximo futuro cuando la pandemia sea un triste recuerdo?

[AR]: Sí que es cierto que, por parte de la ciudad y también por los fondos europeos que se van a recibir, se está basando todo en la digitalización, en las nuevas tecnologías, en la economía verde y el desarrollo sostenible y por ahí parece que pueden ir encaminadas las principales inversiones que tiene propuestas, al menos, por parte de la ciudad. Nosotros, como Confederación de Empresarios, esperamos que una vez que pase todo esto, las relaciones de buena vecindad que se tenían con Marruecos se vuelvan a retomar y que, como bien decía José María antes, los que disfrutábamos de los encantos de Marruecos algún fin de semana podamos ir hacia allá y los de Marruecos que disfrutaban de Ceuta puedan venir aquí también con total normalidad y fluidez, a consumir en nuestras tiendas o a pasar el día de ocio, y al final podamos tener una frontera de siglo XXI. Es decir, que los turistas puedan pasar y venir aquí perfectamente y, como he comentado antes por encima, que seamos también capaces de conseguir Ceuta como destino turístico al peninsular. Empezando quizás por la zona de Andalucía o más próxima a Ceuta, que podamos atraer a turistas peninsulares a que puedan conocer Ceuta como destino turístico. Al final nuestra postura es que, obviamente, no podemos cerrar ninguna puerta sino todo lo contrario, fronteras abiertas, siempre garantizando la seguridad a que vuelva todo a una normalidad y que sobre todo la movilidad se recupere y que al final Ceuta pueda volver a unos niveles de importación o de actividad similares a los que teníamos anteriormente a la pandemia, incluso las restricciones que ya venía imponiendo Marruecos desde 2017 y que se incrementaron aún más en 2019.

[VA]: José María, ¿cuál es el paralelismo que pueda existir entre Ceuta y la situación actual en Canarias? Hace unos días ha estado el ministro del interior Grande-Marlaska en Canarias, y Canarias ha saltado a los medios informativos por la inusitada avalancha de inmigrantes procedentes sobre todo de Marruecos.

[José María]: Como decía antes, lo que parece ser es que tenemos un problema de una estrategia de Marruecos respecto a España en general, es decir, que cuando coincide el cierre de la aduana de Melilla, el cierre de las fronteras de Ceuta y Melilla, el negarse incluso a que Ceuta y Melilla sean paso de la operación “Paso del Estrecho”, es decir todos los inmigrantes marroquíes que vienen hacia Marruecos, sobre todo en verano y en sus fiestas, utilizaban antes el puerto de Ceuta para entrar en Marruecos, además del de Tánger por supuesto, y ahora se ha negado esto, es decir, que es otra medida de presión más. Al inmigrante nosotros tenemos que darle paso a través de toda España, tenemos que montar una operación que le cuesta muchísimo dinero a España, tenemos que establecerles zonas de descanso a lo largo de toda España, tenemos que crear en Algeciras unas explanadas para que puedan ordenadamente pasar, tenemos que hacer todo eso y luego ellos cuando llegan dicen: “no, a Ceuta no, a Melilla no”. Y esto sin reacción de parte española, entonces está dándose uno cuenta de que hay una serie de iniciativas de Marruecos que van en aumento y que no hay ninguna reacción por parte de España y, claro, en esta situación aquí se siente uno como desasistido, como si no tuviéramos la protección de nuestro país y eso genera en la población en general una sensación muy extraña. A eso le tenemos que unir, naturalmente, la pandemia, que hace que la moral sea todavía más baja, pero no cabe duda que lo de Canarias es otro caso de la presión marroquí. La mayoría de los que llegan son marroquíes y Canarias es una zona de turismo que no se puede permitir las noticias que están llegando de allí. Y ya te digo, la reacción de parte española es muy tenue y la reacción de parte de Europa también porque, cuando hablo de todos estos temas, Europa tenía que intervenir en la frontera de Ceuta, que es una frontera europea, Europa tenía que intervenir a través de Frontex en el tema de Canarias y nada de esto se está viendo; es decir, yo pienso que muchas veces las gestiones las tenemos que hacer más en Bruselas que aquí pero lamentablemente Ceuta no tiene ni una oficina allí donde poder tramitar las reclamaciones y, por tanto, estamos en una situación muy difícil en Ceuta en estos momentos. Eso hay que recalcarlo porque no vemos una reacción del Gobierno respecto a Marruecos y eso lo notamos en Ceuta, lo notamos en Canarias, y el ciudadano en general se da cuenta de que Marruecos aplica una política de aprovechamiento de la coyuntura, España tiene un gobierno en este momento en situación difícil por los presupuestos y por la composición del gobierno y Marruecos se está aprovechando de la coyuntura, evidentemente, sin que el gobierno reaccione más que a veces de forma impropia porque ha habido unas declaraciones de un destacado miembro del Gobierno que se ha metido en el tema del Sahara sin coordinarse con el Ministerio de Asuntos Exteriores y eso ha creado otro momento de fricción con Marruecos, de manera que este es el triste panorama que tenemos ahora mismo.

[VA]: Uno de los asistentes a la tertulia, Francisco Hernández, ha levantado la mano para intervenir.

[Francisco]: Buenas tardes, muy interesante todo, pero yo me planteo una pregunta y es ¿qué piensa hacer Marruecos con todas estas personas que pasaban como porteadoras a Ceuta y Melilla?, porque esa gente se habrá quedado en unas circunstancias delicadas. A mí, hace unos días me llegó una noticia que no sé si será del todo cierta, pero decía que el gobernador de Nador estaba tratando con el Gobierno de España para que toda esa gente que se ha quedado en paro, porque ellos lo han decidido, vinieran a trabajar a España a la provincia de Huelva con las fresas. De alguna forma, es otra fórmula más que el Gobierno de Marruecos aplica como presión, es decir, te cierro la frontera pero esta gente con las que tengo un problema, porque ellos mismos lo han creado…, al final España también tiene que ayudar a resolver este problema.

[José María]: En realidad, Huelva recibe trabajadores marroquíes todos los años, que sean unos o que sean otros yo creo que daría igual, siempre y cuando sepan su oficio. Lo que realmente es conocido que ha puesto en marcha Marruecos es la creación de lo que ellos llaman “zonas francas marroquíes” que, en el caso de Ceuta, quieren instalar una en Castillejo y esa zona franca recibiría mercancías de Tanger Med, sin impuestos, y las venderían igual que hacía Ceuta antes. Es decir, esos porteadores podrían comprar en esa zona franca y hacer el mismo tráfico que realizaban antes pero comprando las mercancías en Marruecos. Se habla mucho de las zonas francas marroquíes pero la gente no puede trabajar y en ocasiones no puede ni comer en el norte de Marruecos porque está pasando con momentos muy difíciles. Y el tema de las fresas puede dar oportunidades a estas personas, pero el problema es que esas personas no están identificadas, es decir, no sabemos quiénes son. Había 30.000 personas que venían aquí, pero muchas de ellas eran del sur que no tenían nada que hacer y venían a trabajar al norte, había un desplazamiento enorme. Todos esos se han vuelto al sur y, por tanto, no es que podamos decir que esta persona y esta otra y esta otra son de las perjudicadas por el cierre de la frontera, no hay un control de eso. De manera que la gran esperanza eran esas zonas francas, pero no hay nada en este momento y lo cierto es que la gente está desesperada en el norte de Marruecos.

[AC]: Además, ellos tienen su punto de vista para desarrollar la zona de Tetuán y la zona de Nador con los grandes puertos que han creado como Tánger Med y el puerto de Nador, lo que pasa es que no hay más que echar un vistazo a Algeciras con lo que puede dar de sí un puerto comercial. Ellos tienen la intención de que el puerto de Tanger Med dé trabajo a toda la zona de Tetuán y es obvio que es imposible de un puerto sacar tantos recursos y contratar a tanta mano de obra como hay ahora mismo sin nada que hacer en la zona de Tetuán y la zona de Tánger. Lo tienen complicado.

[VA]: Estamos terminando, seguro que muchas cosas no la hemos abordado, era imposible, así que cualquiera de ustedes que quiera intervenir o añadir algo, ahora es el momento.

[AC]: Por mi parte, simplemente informar que Ceuta tiene una de las mejores ventajas fiscales que hay ahora mismo, que hay muchísimas empresas que están introduciendo esta posibilidad en sus estructuras y hay muchas empresas, sobre todo el sector servicios y tecnológico, que están viniéndose a Ceuta y que están entendiendo el régimen.

[JMC]: Decirle a los ciudadanos de Andalucía que Ceuta es una magnífica excursión, es decir, cuando están en la Costa del Sol o están en Sevilla o en Málaga o en cualquier sitio, el venirse a Ceuta, que hay helicópteros en los que tardas 30 minutos desde Málaga, o cinco minutos desde Algeciras, o el barco que es una hora, que vengan a Ceuta porque Ceuta tiene, como decía Antonio, un atractivo turístico fantástico, desde que es una ciudad militar, que eso tiene muchísima atractivo también, tenemos museos militares, cuarteles distintos y fuerzas diferentes de las que hay en el resto de España. Es decir, creo que Ceuta puede tener un gran atractivo turístico y desde aquí hago un llamamiento a los andaluces para que piensen en una excursión a Ceuta que les encantará.

[AR]: Como conclusión, como representante de la Confederación de Empresarios, quiero aunar un poco las dos conclusiones de Arantxa y José María a posibles inversores que nos puedan estar escuchando desde Andalucía. Ceuta es una ciudad, como bien ha explicado Arantxa, muy interesante para invertir por sus ventajas fiscales, por su actividad y que también es una ciudad muy cómoda para vivir, como bien ha comentado, es cierto que del sector tecnológico se están viniendo aquí y vienen familias completas para vivir y residir en Ceuta. Y, por otro lado, como comentaba José María, hago una invitación a todos los andaluces ya que Ceuta tiene una serie de atractivos, turísticos, gastronómicos y encantos que pueden hacer pasar un fin de semana o unos días increíbles, con playa, un clima estupendo como tiene la Costa del Sol y que estaremos encantados de recibirlos aquí con los brazos abiertos.

[VA]: Muchas gracias Antonio, José María, Arantxa y Francisco. Ha sido un placer hablar de Ceuta en unos momentos, sin duda difíciles, pero que darán paso, eso esperamos, a otros de mayor prosperidad.

Deja un comentario

El email no será público.