La UMA abre vías de colaboración para el desarrollo sostenible del Valle del Guadalhorce. Jornada “Del Campo al Campus” en la Facultad de Ciencias

La UMA abre vías de colaboración para el desarrollo sostenible del Valle del Guadalhorce. Jornada “Del Campo al Campus” en la Facultad de Ciencias

Organizada por el Vicerrectorado de Smart-Campus, con la colaboración de la Facultad de Ciencias y el Grupo de Desarrollo Rural (GDR) Valle del Guadalhorce, la Jornada “Del Campo al Campus” en la Universidad de Málaga resultó de gran interés.

ESD

El encuentro, según sus promotores, “cumple el objetivo de servir como espacio directo de comunicación entre la Universidad de Málaga y el mundo rural más próximo a ésta, el valle del Guadalhorce”. Para ello, la Jornada se centra en las necesidades y oportunidades para el entorno rural de Málaga y el papel que puede jugar la Universidad como motor para su desarrollo sostenible.

Óscar de Cózar, director de secretariado del Vicerrectorado de Smart-Campus, daba el pistoletazo de salida a la Jornada en el salón de grados de la Facultad de Ciencias, destacando la voluntad de la Universidad de Málaga de abrir nuevas vías de colaboración con su entorno rural: “Es una buena ocasión para que la comunidad universitaria, especialmente profesionales docentes, investigadores y estudiantes se encuentren, y consigamos abrir vías de colaboración permanentes”, destacó.

Con la participación de profesores de distintos centros de la UMA y técnicos del GDR Valle del Guadalhorce, la jornada servirá para compartir experiencias y proyectos relacionados con la sostenibilidad, gestión del territorio, la tecnología Smart, agroecología o la diversificación de la economía, a través de un programa de ponencias. Por la tarde, los participantes visitaron una finca ecológica del Valle del Guadalhorce, en el término municipal de Coín.
Sebastián Hevilla, gerente del GDR Valle del Guadalhorce, describió en su presentación al Valle del Guadalhorce como “la despensa de Málaga” hasta los años 80: “A partir de la generación de la burbuja inmobiliaria, una parte importante del territorio se transformó para su uso residencial y ahora es necesario racionalizar y revertir una parte de este escenario”, argumentó.

Hevilla describió proyectos de recuperación en los entornos de ciudades donde esto ya está sucediendo, casos de Milán, París o Barcelona, entre otras: “En estas grandes urbes ya se han dado cuenta de que es necesario proteger la agricultura como un valor que cuida el paisaje y la calidad alimentaria, con grandes beneficios desde los ámbitos económico, social y medioambiental”. El Grupo de Desarrollo Rural Valle del Guadalhorce es una entidad sin ánimo de lucro que tiene como objetivos la dinamización y la apuesta por el desarrollo sostenible, Está compuesto por más de 500 socios, entre los que se encuentran ayuntamientos, Diputación Provincial, asociaciones, cooperativas, sindicatos, empresas y personas físicas a nivel particular.

Deja un comentario

El email no será público.