La UMA presume de imagen con más de medio millón de negativos fotográficos y miles de horas de grabaciones - El Sol Digital
La UMA presume de imagen con más de medio millón de negativos fotográficos y miles de horas de grabaciones

La UMA presume de imagen con más de medio millón de negativos fotográficos y miles de horas de grabaciones

Hoy, la importancia de la imagen como transmisor de conocimiento e información no se discute. Los docentes comprueban día a día que con el uso de materiales audiovisuales se hacen más amenas las explicaciones y se transmite más fácilmente un mensaje. La Universidad de Málaga (UMA) es consciente de ello y cuenta con el Centro de Tecnología de la Imagen (CTI).

El CTI de la UMA es el encargado de producir material audiovisual, ya sean fotografías y vídeos o diseño gráfico y multimedia, para facilitar la docencia y la labor investigadora de la propia Universidad. El centro no solo produce, sino que conserva y protege los materiales ya existentes para que estos puedan ser utilizados por toda la comunidad universitaria. “Se trata de una entidad pública, sin fines lucrativos, con vocación de servicio a la comunidad universitaria y abierta a la participación y colaboración con el desarrollo social”, explica el propio centro.

Aunque el Centro de Tecnología de la Imagen se basa principalmente en la elaboración de contenidos multimedia de aplicación universitaria en particular, también tiene la misión de difundir conocimiento y cultura en el entorno social en general. En su página web, www.cti.uma.es, aseguran que “es conocido por su alto grado de cualificación técnica en producción fotográfica; digitalización, tratamiento y recuperación de imágenes fotográficas históricas, grabación y edición de vídeo profesional, diseño gráfico e infografía, producción multimedia y programas de formación”.

Contiene más de medio millón de placas y negativos fotográficos históricos, además de miles de horas de grabaciones videográficas, no solo de la Universidad de Málaga sino de otros aspectos en general de Andalucía. Esto es así porque, cuando el CTI nació en 1985, se planteó para que recogiera la experiencia de los Centros de Recursos Didácticos de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía. Por aquel entonces, el edificio se encontraba ubicado en el Paseo de Martiricos, pero actualmente está en la primera planta del Edificio Institutos Universitarios, en el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA).

El CTI como archivo histórico

Además de producir contenido audiovisual, el Centro de Tecnología de la Imagen custodia y restaura fotografías históricas que van desde finales del siglo XIX hasta la actualidad.

Este aspecto de preservación de fondo histórico no nació a la vez que el propio centro, sino que comenzó con motivo de la elaboración de la Enciclopedia Electrónica de Andalucía en los años noventa por la cual, por cierto, el CTI ganó la Medalla de Plata en el Festival Internacional de Nueva York.

A partir de ese momento, el Centro se lanzó a la búsqueda de antiguas reliquias fotográficas y empezó a aceptar donaciones, colaboraciones y cesiones. No con un afán de coleccionismo, sino con intención de proteger y salvaguardar del tiempo estos archivos históricos.

El CTI digitaliza archivos buscando la mejor calidad y la mínima pérdida de información, por lo que debe contar con unas herramientas técnicas sumamente profesionales, así como con expertos en este trabajo. La calidad que se consigue junto a la cantidad de imágenes con las que cuenta hace posible que colabore con otras instituciones para transmitir la historia en imágenes a la ciudadanía.

Entre su enorme fondo fotográfico, destaca la Colección Temboury, con fotografías de entre los años veinte y cincuenta, aproximadamente; el Fondo Bienvenido – Arenas, de 1918 a 1990, también aproximadamente; fotografías de Diario 16 de Málaga desde 1974 a 1994, y numerosas colecciones de reproducciones digitales de otros archivos: Colección Murillas, Colección Mackay, Fondo Roisin – Andalucía, Colección Guerrero Strachan y Colección Familia Lamothe, entre muchas otras.

La Deriva

Deja un comentario

El email no será público.