La UMA se suma al Día Europeo de Concienciación ante la Parada Cardiaca - El Sol Digital
La UMA se suma al Día Europeo de Concienciación ante la Parada CardiacaSimulaciones de RCP

La UMA se suma al Día Europeo de Concienciación ante la Parada Cardiaca

Una jornada en el Complejo Deportivo Universitario ha servido para formar a 1.300 estudiantes en técnicas de reanimación cardiopulmonar

La Universidad de Málaga, a través de su Dirección de Deporte Universitario, se ha sumado hoy al ‘Día Europeo de Concienciación ante la Parada Cardiaca’ celebrando una jornada de formación en técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP) en la que han participado 1.300 estudiantes de secundaria y bachillerato de la provincia de Málaga.

La Consejera de Salud, Marina Álvarez, inauguró la jornada, en el Complejo Deportivo de la UMA, acompañada por el director de Deporte Universitario, Pedro Montiel; la delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Ana Isabel González; y el director gerente de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias, Luis Olavarría.

La consejera de Salud destacó que “se van a formar hoy en estas instalaciones a 1.300 estudiantes de secundaria y bachillerato en técnicas básicas de reanimación cardiopulmonar; y en toda Andalucía a un total de 13.000, en una acción que pretende concienciar de la importancia de actuar de forma rápida y eficaz cuando se produce una parada cardiaca en un entorno que no es sanitario”.

Pedro Montiel ha destacado el valor de formar a la ciudadanía en técnicas RCP: “La intervención rápida salva vidas, de ahí la importancia de formar a la ciudadanía. En esta ocasión lo hacemos en estrecha colaboración con la Junta de Andalucía, el 061 y el Colegio Médico”.

El director de Deporte Universitario recordó que “la Universidad de Málaga mantiene un plan de formación, que ha comenzado por capacitar al personal del Servicio de Deportes, como avanzadilla de un programa integral que se está trasladando a todos los centros y servicios de la UMA. Esto lo hacemos a través de la formación y la instalación de desfibriladores con la idea de que la Universidad de Málaga sea en poco tiempo una institución 100 por cien cardioprotegida”

Jornada

Durante la Jornada los 1.300 estudiantes de secundaria y bachillerato de colegios e institutos de la provincia de Málaga fueron entrenados en reanimación cardiopulmonar por cerca de 100 docentes que participan en esta iniciativa de forma voluntaria. El alumnado ha recibido un cursillo específico y especializado sobre los primeros auxilios que debemos prestar a una persona que sufra una parada cardiopulmonar hasta la llegada de los servicios de emergencia.

El acto es una iniciativa que sirve para celebrar el Día Europeo de la Parada Cardiaca y ha servido además de marco para entregar las distinciones de la Empresa Pública de Emergencias a personas que han salvado vidas durante este año por la aplicación de técnicas de RCP.

Así este año el acto ha servido de homenaje a Alfonso Jiménez, jefe de la Unidad de la Policía Local del Puerto, junto a dos policías de esta unidad, Manuel Pérez y Juan Manuel Morales; y a José Antonio Bravo, oficial del Grupo de Operaciones de Apoyo de la Policía Local del Ayuntamiento de Málaga y a tres de sus miembros, Jorge Pérez, Antonio Ramírez y Francisco Javier Ruiz, por su pronta actuación ante la súbita pérdida de conciencia de un varón de 63 años al que consiguieron reanimar.

Los expertos aseguran que son suficientes dos horas de formación en resucitación cardiopulmonar (RCP) al año para niños en edad escolar. La formación debe ser práctica, aunque puede estar reforzada con enseñanza teórica, incluso virtual y se puede llevar a cabo sin un equipo sofisticado o maniquíes de reanimación específicos. Esta capacitación tendría que repetirse anualmente y comenzar a la edad de 12 años o antes. Además, los niños entrenados deben tener como tarea entrenar a otras 10 personas y ser animados a informar sobre la necesidad de las técnicas de reanimación cardiopulmonar.

El Consejo Europeo de Resucitación destaca la amplia gama de personas, incluyendo médicos, enfermeras, Técnicos de Emergencias Sanitarias, policías, bomberos, estudiantes de medicina y enfermería,  y otras profesiones sanitarias, maestros capacitados y muchos otros voluntarios que pueden enseñar con éxito RCP a los escolares en las escuelas, en los hospitales y en otros lugares. Además, insta a los responsables públicos de educación y a otros líderes políticos de cada país a poner en práctica un programa nacional para la enseñanza de la RCP para niños en edad escolar y a los Consejos Nacionales de Resucitación a llevar a cabo esta campaña, con la que los niños  también aprenderán responsabilidad social relevante y habilidades sociales. En definitiva, estos expertos concluyen poniendo de manifiesto que los programas nacionales que forman a niños en edad escolar en RCP pueden salvar más vidas, mejorar la productividad de la sociedad y reducir los costos de salud.

Con esta quinta edición de esta jornada de formación masiva, la Consejería de Salud pretende aumentar el número de personas que conocen cómo actuar ante estas situaciones para poner en marcha la cadena de supervivencia en el menor tiempo posible. El Consejo Europeo de Resucitación ha calculado que más de 100.000 personas al año podrían salvar sus vidas en Europa si se alcanzaran las tasas de formación de ciudadanos en estas técnicas que tienen en países referentes como Países Bajos o Suecia.

La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias ha formado desde 2013 a 5.800 malagueños, entre primeros intervinientes en las situaciones de emergencias y alumnos y profesionales de la comunidad educativa. Las recomendaciones internacionales indican que una de las estrategias para disminuir la mortalidad de los pacientes que han sufrido una parada cardiorrespiratoria es enseñar a la población en general las medidas básicas que deben aplicar a estos pacientes mientras llegan los equipos sanitarios, y que han demostrado que aumentan la supervivencia en estos casos.

Deja un comentario

El email no será público.