La vuelta del inversor extranjero triplica las visadas en la Costa del Sol - El Sol Digital
La vuelta del inversor extranjero triplica las visadas en la Costa del Sol

La vuelta del inversor extranjero triplica las visadas en la Costa del Sol

JAG

El año 2015 supone otro peldaño más hacia la normalización de la construcción, un sector tremendamente castigado desde el inicio de la crisis. Sin embargo, el número de viviendas visadas por el Colegio Oficial de Arquitectos de Málaga –casi 2.500- sigue muy alejada de aquellos picos que registró la burbuja inmobiliaria. Y como muestra un botón: en 2003 se superaron las 54.600 viviendas visadas en Málaga, según datos del Consejo Superior de Colegios de Arquitectos.

A pesar de que las cifras actuales son discretas, el número de visadas en Málaga triplicó en 2015 las del año anterior, pasando de 798 a 2.454 unidades. El director de la Cátedra Inmobiliaria del IPE, José Antonio Pérez, cree que “distamos mucho de una normalización” porque venimos de “una caída superior al 90 por ciento de los proyectos visados”. A su juicio, las licencias de obras “tardarán un poco en crecer para finalmente arrancar la construcción”. A partir de ahí, “se creará empleo”.
Los municipios costeros vuelven a protagonizar esta reactivación con Marbella a la cabeza. En concreto, se han visado 94 proyectos de viviendas unifamiliares (chalets y adosados) y 13 proyectos (bloques de viviendas) para construir 339 unidades plurifamiliares. El principal catalizador se encuentra en el triángulo que forman los municipios de Marbella, Estepona y Benahavís. Precisamente, este último ha contabilizado 58 proyectos para desarrollar 61 viviendas unifamiliares por valor de 37,4 millones de euros. Estepona, por su parte, suma 16 desarrollos, la mayor parte de modalidad unifamiliar. “Más de 12 nacionalidades distintas han comprado en las últimas obras nuevas vendidas sobre plano” en esta localidad, indica el experto a este periódico.
Málaga y su área metropolitana ocupan el segundo lugar en número de visadas con 48 proyectos entre chalets y adosados por valor de 7,7 millones frente a 15 proyectos para desarrollar 336 viviendas convencionales por valor de casi 28 millones de euros.

A poca distancia de la capital y en pleno valle del Guadalhorce, cabe destacar la efervescencia de Alhaurín de la Torre que registra un total de 28 proyectos para construir 61 viviendas unifamiliares por valor de 6,64 millones. La Costa del Sol oriental tampoco se queda a la zaga. Los municipios de Nerja y Vélez Málaga aportan 75 y 16 casas unifamiliares, respectivamente, por valor de 22,6 y 2,6 millones de euros en cada caso.
Las ventas también han mejorado y hasta noviembre se comercializaron en la provincia un total de 22.700 viviendas, según los últimos datos del INE. La mayoría de desarrollos corresponden a viviendas unifamiliares. Pérez lo identifica con un colectivo que tiene ahorro y “cuando percibe confianza invierte en viviendas de este tipo para su disfrute”. Los precios varían entre los cientos de miles y los millones de euros, así como presupuestos más bajos. Analistas Económicos de Andalucía ya predijo en su último informe que la construcción será el sector que muestre mayor repunte en 2016, con un crecimiento del 4,2 por ciento, bastante significativo para una actividad que viene de sufrir desplomes muy considerables.

Las viviendas acabadas, por el contrario, tocan fondo después de seis años de caída consecutiva. En este sentido, 2015 cerró con 1.134 unidades, casi un 14 por ciento menos respecto al año precedente. Si comparamos esta cifra con el número de visadas, todo indica que el actual ejercicio propiciará el primer cambio e invertirá la tendencia iniciada en 2009.

Deja un comentario

El email no será público.