Un laboratorio de la UMA aplica estrategias de Big Data e inteligencia artificial al marketing digital - El Sol Digital
Un laboratorio de la UMA aplica estrategias de Big Data e inteligencia artificial al marketing digital

Un laboratorio de la UMA aplica estrategias de Big Data e inteligencia artificial al marketing digital

Dirigido por el profesor Francisco López Valverde, forma parte del Grupo e Investigación de Inteligencia Computacional

ESD

Que el marketing ya no se entiende sin su característica digital, es hoy aceptado en la gran mayoría de los sectores empresariales. Sin embargo, conjugarlo con estrategias de big datasistemas complejos que manipulan grandes conjuntos de datos y la última tecnología  en inteligencia artificial generada en la Universidad, lo convierte en pionero y puntero, en precursor de un nuevo modelo en marketing que apuesta por la inteligencia  empresarial – Business Intelligence– para la adecuada toma de decisiones de cualquier compañía.

Esto es precisamente lo que consigue el ‘Laboratorio de Nuevas Tecnologías aplicadas al Marketing en Internet’ de la Universidad de Málaga, que dirige el profesor Francisco López  Valverde y forma parte del grupo de Investigación de Inteligencia Computacional. Utiliza técnicas de big data, así como la inteligencia artificial para definir estrategias  de marketing competitivas, basándose en la huella digital que generamos las personas.

Seguir la huella de los datos

Hoy, un iPhone tiene más capacidad de cómputo que la NASA cuando el hombre llegó a  la luna.  Lo que demuestra la gran cantidad de datos que las personas fabricamos, directa e indirectamente, segundo tras segundo. Cada día se envían más de 200 millones de e-mails,  se comparten más  de 700.000 documentos en Facebook,  se realizan dos millones de búsquedas en Google o se editan 48 horas de vídeo en Youtube.

Ante tal escenario, el profesor López Valverde señala que las empresas cada vez son más conscientes de que acceder  a este conjunto de datos,  procesados y analizados,  ya ha dejado de ser un reto para convertirse en una oportunidad estratégica, y que el uso de big data es la herramienta tecnológica que lo permite. “De ese océano de datos extraemos solo la información útil y relevante, aquella que permite a la compañía acercarse de forma directa al potencial cliente”, explica. “El éxito del big data es saber dónde buscar”, concluye.

Asimismo, la aplicación de la inteligencia artificial en el campo de redes neuronales y algoritmos genéticos hace posible una clasificación muy  precisa de  los  usuarios que navegan por internet, a partir de datos acerca de su comportamiento. “Esta información nos permite detectar las necesidades que tienen estos usuarios y ofrecerle exactamente lo que están buscando”, añade el profesor de la UMA.

“La última tecnología con la que trabajamos nos ayuda a predecir comportamientos y averiguar expectativas y  necesidades concretas de cada usuario. Esta información privilegiada la trasladamos al campo del marketing, consiguiendo oportunidades de negocio estratégicas e inteligentes”, aclara López Valverde.

El análisis inteligente de datos masivos, junto con el uso puntero de la inteligencia artificial para lograr una segmentación precisa de los usuarios, sitúan a este Laboratorio de la UMA a la vanguardia tecnológica del marketing de hoy, reinventando la estrategia empresarial desarrollada hasta ahora. Sin embargo, en su camino recorrido ya cuenta con un bagaje profesional de más de 15 años, prácticamente desde los orígenes del marketing digital.

Camino recorrido

Fue en el 2000, cuando este Laboratorio de la Universidad de Málaga inició su andadura profesional centrado, principalmente, en el ámbito del posicionamiento en buscadores. “En España, la crisis económica aceleró el interés  por la tecnología, lo que supuso, sin duda, el despegue de nuestro laboratorio. En 2009 se organizó  el primer curso sobre nuevas tecnologías en marketing digital”, señala el profesor Francisco López,  quien también apunta que cuando todos empezaban, ellos ya contaban con 10 años de ventaja.

“En   este   periodo   trabajamos con   compañías de sectores muy diversos, desde la arquitectura a la sanidad, por ejemplo.  Fue  un campo de ensayo excelente. De ahí que cuando hace dos años las grandes compañías irrumpieron   en  el marketing digital nosotros ya teníamos mucho camino recorrido”, apunta López Valverde. Actualmente, el  Laboratorio centra gran parte  de su actividad en el campo del turismo, un sector de gran impacto en la economía   local que, además, se encuentra entre los de mayor grado de digitalización, lo que posibilita un alto nivel de información en big data.

La publicidad inteligente es otro de sus productos más innovadores. “Conseguimos una publicidad lo más predictiva posible, capaz de acercar mensajes personalizados a aquellos clientes a los que puedan resultarles de interés”, explica López Valverde.

Deja un comentario

El email no será público.