Larios, 125 años vinculada a la historia económica de Málaga

Larios, 125 años vinculada a la historia económica de Málaga

JAR
La sociedad Azucarera Larios nace en julio de 1890 por iniciativa del segundo Marqués de Larios, Manuel Domingo Larios y Larios
Si alguien de a pie nos respondiera qué le sugiere el nombre de Larios, contestaría inmediatamente que la calle principal que lleva su nombre, hoy por hoy principal emblema del centro histórico de Málaga. Con algunos datos más, también añadiría que fue el nombre de una rica familia con importantes negocios en la ciudad, origen de un marquesado. Pocos muy pocos, salvo nuestros mayores, vincularían a los Larios con la industria azucarera. Así fue el germen del actual Grupo Mazacruz, heredero de Manuel Domingo Larios y Larios, segundo Marqués de Larios.
El dos de julio de 1890 se constituye Azucarera Larios, que aglutinó en una misma sociedad todo el negocio de caña de azúcar de la familia. Esto es, todas las azucareras de Málaga capital y la costa oriental hasta Motril en Granada, lo que representaba 14 ‘ingenios’ (fábricas de azúcar) y más de 10.000 hectáreas de cultivo de caña.
Fue creada por el segundo marqués de Larios y Enrique Crooke y Larios, marqués de Genal, con un capital social de 10 millones de pesetas, una fortuna en aquella época. Las bases de la mercantil especificaban que su objetivo eran “la explotación de la industria azucarera en todos sus ramos y la de alcoholes que de ella se derivan, así como toda clase de cultivos agrícolas y venta de todos los productos”, así como “la compra y venta de fincas y las construcciones que sean oportunas”.
La industria azucarera declinó en la década de los 60’ y 70’ de forma imparable ante la llegada de materia prima más barata procedente de países productores que la comercializaban a mejor precio. En este escenario, Azucarera Larios cesa esta actividad en 1976 y reorienta su negocio hacia la actividad inmobiliaria. No en vano, y gracias al negocio agroalimentario, poseía un patrimonio de 1.500 hectáreas de suelo, principalmente en la zona de Vélez-Málaga y la costa tropical.
Hoy día la Sociedad Azucarera Larios se ha transformado en el Grupo Mazacruz, un holding que resume la actividad de una prestigiosa estirpe familiar vinculada a la historia de Málaga desde el siglo XIX. Su presidente actual es Carlos Gutiérrez-Maturana-Larios.
Dispone de cuatro líneas de negocio que en 2014 le depararon unos ingresos de casi 36 millones, un 32 por cien más que el año anterior, gracias al resurgimiento de la actividad inmobiliaria, la buena salud de su negocio agroalimentario (comercialización de aguacates) y los arrendamientos tanto urbanos como rústicos. Recordar, en este sentido, que poseen numerosos locales de Calle Larios que gestionan en régimen de alquiler y suyo es el suelo sobre el que se erige el Centro Comercial El Ingenio de Vélez-Málaga. Hay que destacar la entrega de su promoción Sebastián Souvirón en pleno centro de la capital malagueña con el que han obtenido importantes réditos que han mejorado su cuenta de resultados.

Abanico de celebraciones en septiembre

Grupo Mazacruz ha elegido el mes de septiembre para desarrollar un programa conmemorativo que incluye una serie de actos públicos e institucionales. Fuentes de Mazacruz manifestaron el deseo de la empresa por “compartir con todos los malagueños la trayectoria y la historia de esta compañía” cuya vinculación con Málaga “va más allá del ámbito económico y empresarial”.
La historia de la familia Larios arranca mucho antes de la fundación de Azucarera Larios. Esta familia emprendedora aterriza en Málaga y Vélez-Málaga en el albor del siglo XIX, procedentes de La Laguna de Cameros en La Rioja. Con el tiempo serían la cabeza visible de la burguesía industrial de Málaga junto a los Heredia. La primera sociedad en Málaga, se denominó Larios, Hermanos y Compañía. Fue fundada por Martín Larios y Herreros de Tejada, primer Marqués de Larios y su hermano Juan y el socio José López Lerdó. En 1861, esta sociedad se disuelve y Martín junto a su hijo Manuel Domingo deciden crear una nueva sociedad ‘Martín Larios&Hijos’ con un capital de tres millones de pesetas. El ascenso de la mercantil coincide con el periodo dorado de la Málaga industrial de mediados del XIX. Los Larios se involucran en grandes proyectos como el ferrocarril Málaga-Córdoba, la Sociedad de Vapores, o la Compañía de Seguros. Crean el Banco de Málaga y la ciudad se convierte en el principal polo de la industria metalúrgica, incluso antes de que el País Vasco hiciera acto de presencia. Esto no fue óbice para el desarrollo de los ingenios azucareros que proliferaron por toda la costa oriental de Málaga.

Grupo Mazacruz hoy día

La antigua Sociedad Azucarera Larios ha ido diversificando su negocio creando cuatro líneas de actividad que han impulsado su facturación. En 1994, deciden unificar las distintas ramas bajo el paraguas de Mazacruz. Salsa Inmobiliaria, la primera, es heredera del patrimonio de suelo de su histórica industria azucarera. Hoy día acumula una reserva de 10 millones de metros cuadrados de suelo en propiedad. Salsa Patrimonio, su segunda filial, gestiona más de 55.000 metros cuadrados de superficie terciaria y residencial en las zonas más exclusivas de Málaga y Madrid, además del centro comercial El Ingenio (Vélez-Málaga). La actividad agroalimentaria está encabezada por Salsa Agrícola, que posee 59 hectáreas de frutales dedicados a la producción de aguacate. Por último, Dehesa de los Llanos, dedicada a la explotación agrícola y ganadera así como a la fabricación de quesos y elaboración de vinos. Posee, 1.500 hectáreas de regadío y una cabaña formada por 5.500 cabezas ovinas en la provincia de Albacete.

Deja un comentario

El email no será público.