Las compraventas en la Costa del Sol  rebasan el 10 por cien, según el IPE

Las compraventas en la Costa del Sol rebasan el 10 por cien, según el IPE

El stock de viviendas se reduce drásticamente en la provincia hasta un 50 por cien.

JAG

Málaga y la Costa del Sol protagonizan la efervescencia del sector inmobiliario. Según el Instituto de Práctica Empresarial (IPE) y la red de oficinas Mar Real State, el número de transacciones ha crecido a ritmos superiores a los dos dígitos, más en concreto, por encima del 10 por cien. Esta tendencia, unida al drenaje del stock, está “motivando” el que convivan, por primera vez, proyectos de nueva construcción junto a ventas sobre plano. El stock, por ejemplo, se reduce un 50 por ciento, pasando de 15.677 viviendas (2014) a las 7.839 actuales, según destaca el 22 Pulsímetro Inmobiliario. En opinión del director general del Instituto de Práctica Empresarial (IPE), José Antonio Pérez, y coordinador de MAR Real State, “Málaga marca la diferencia” a nivel nacional. La provincia y la Costa del Sol ya están construyendo”. Debido a que la obra nueva avanza “de forma discreta el stock se está reduciendo a pasos agigantados”, sostuvo.

La forma de pago por transferencia “y en cash” ha sustituido, según el experto, al crédito hipotecario. Este trasvase de dinero del sistema financiero al inmobiliario se sitúa en niveles del 60 por ciento, al contado, frente al 40 por cien hipotecado.

Los responsables de MAR Real State, constatan en Marbella un incremento de ventas y la “evolución positiva de los precios” fundamentalmente en el mercado residencial de lujo que incluye el ‘triángulo de oro’ formado por este municipio, Benahavís y parte de Estepona. En su mayoría, el cliente es extranjero y procedente de Reino Unido, Francia, Benelux y Países Nórdicos.

Fuengirola, por su parte, experimenta un repunte de precios “en una gama de producto medio”. Los clientes valoran las infraestructuras de “ocio, salud, deporte y culturales” junto a una “calidad impecable de los inmuebles y su entorno de servicios”, detalla el pulsímetro.
La oficina de la red de Mar Real State confirma, en el caso de Estepona, inicios de obra nueva “especialmente en primera línea de playa” así como el “interés de los inversores y constructoras” por el desarrollo de nuevos suelos urbanizables.
De hecho, “mucha de la demanda marbellí se está desplazando a este municipio ante la existencia de suelo vacante”, señaló el experto del IPE.
Torremolinos, el destino vacacional más maduro de todos, presenta unas características peculiares ya que “coexisten el inicio de obra nueva” junto al “aumento de ventas de segunda mano y la liquidación del stock bancario”.
A esto contribuye, sin duda, su situación en el área metropolitana de la capital (Málaga).
De confirmarse la tendencia actual de compraventas, el pulsímetro prevé que Andalucía alcance una cuota en el negocio inmobiliario nacional superior al 20 por cien a final de año, acaparando Málaga y la Costa del Sol más de un tercio de ese volumen.

Málaga

A pesar de que Málaga capital no es un destino residencial, el pulsímetro detecta una reducción drástica del stock. Al mismo tiempo, aumentan las ventas de segunda mano y de forma, todavía tímida, nuevas obras en la zona de Teatinos.
Otro actor importante, en este despertar inmobiliario es la intensa rehabilitación de edificios históricos en el centro. La puesta en valor de muchos locales destinados a restauración, hospedaje y comercios, está requiriendo de las constructoras y empleando un buen número de trabajadores. Otro segmento con buenas perspectivas es el sector terciario, aquel que comprende oficinas, locales y naves. Como consecuencia, el informe subraya que “Málaga protagoniza el incremento” de estas operaciones “frente a otras ciudades costeras” debido a que se erige como “centro logístico y de servicios para toda la Costa del Sol”.

Sobre los errores cometidos durante el boom del ladrillo, Pérez indicó que “los créditos promotores van a estar sometidos al análisis de la demanda por las entidades financieras”. También informó sobre el “aterrizaje de fondos de inversión extranjeros” que “confían en los nuevos desarrollos inmobiliarios” y puso como ejemplo el fondo de pensiones de los Bomberos de Canadá. “Alguien que elige la Costa del Sol para buscar rentabilidad, confía en la seguridad de este destino residencial”, subrayó el docente del IPE.

Deja un comentario

El email no será público.