Las empresas con Responsabilidad Social Corporativa son más sostenibles - El Sol Digital
Las empresas con Responsabilidad Social Corporativa son más sostenibles

Las empresas con Responsabilidad Social Corporativa son más sostenibles

J.A. Ruiz
Las empresas con Responsabilidad Social Corporativa (RSC) tienden a ser más perdurables que las que no lo aplican, aseguró la directora del Área del RSC del Instituto Complutense de Estudios Internacionales, Helena Ancos, en la jornada Retos 2020. Territorio Socialmente Responsable, celebrada en el Centro de Innovación Social La Noria de Málaga.
La responsabilidad social corporativa también llamada Responsabilidad Social Empresarial, se define como la contribución activa y voluntaria al mejoramiento social, económico y ambiental por parte de las empresas, generalmente con el objetivo de mejorar su situación competitiva.
Helena Ancos, que habló sobre la Inteligencia colectiva y Responsabilidad Social, destacó que durante crisis económica “se pensaba que la Responsabilidad Social Corporativa y sus herramientas podrían haber facilitado el modelo productivo de crecimiento”.
“La verdad –continuó- es que la RSC ha fallado como herramienta social, aunque tiene que servir para gestionar el cambio en una época de crisis”, e insistió en que “se debe utilizar para crear un modelo más igualitario”.
Para esta profesora del Instituto Complutense para conseguir que una entidad sea responsable es necesario “primero, un compromiso; las organizaciones que tienen más viabilidad son aquellas que tienen un mayor compromiso con los empleados”.
“En segundo lugar –añadió- hay que escuchar a los propios empleados. La mayor parte de las empresas tienen el talento dentro. Hay que saber gestionar la diversidad”. No obstante, reconoció que las principales organizaciones suelen ser monolíticas.
También, en tercer lugar, señaló que “la innovación y el trabajo deben buscar alianzas con las redes sociales”. Por último, en cuarto lugar destacó que en las empresas “existe una falta de equilibrio entre el trato de los directivos, empleados, mujeres, etc. Cuando existe más equilibrio las empresas son más sostenibles”.
Informó de que las empresas con RSC “más sostenibles, más exigentes, más productivas son las que gestionan a nivel local, en su propio territorio, ya que cuanto más elementos cumple suele ser más sostenible en el futuro”
. Ancos aseveró que hay que romper con los mitos de la RSC como que la Responsabilidad Social es voluntaria, “es un mito impulsado por las multinacionales. Los grandes avances no se producen de forma voluntaria, sino con más legislación europea”.
También se refirió al mito de las certificaciones. Éstas entraron en vigor con la Ley de Contratación Pública, y señaló que “la certificación para conseguir la RSC va a ser un verdadero problema, ya que o se piden todas o ninguna”.
Apostó por la necesidad de “cambiar el modo de actuar. La inteligencia colectiva significa cambiar. Tenemos que acostumbrarnos a disentir”, aunque reconoció que “en las organizaciones hay poca capacidad para disentir”.
Se manifestó sobre el Territorio Socialmente Responsable (TSR), y afirmó que para crearlos era necesario aplicar cláusulas sociales y medioambientales, los ayuntamientos deben ser responsables de la innovación y de la transparencia, hay que identificar a los emprendedores, a los líderes de cada territorio, etc.
En la misma jornada se celebró una mesa debate sobre Experiencias de Territorios y Responsabilidad Social, coordinada por el director general de la empresa ROADMAP, José Joya.
La secretaria de la Asociación Aragonesa para el desarrollo de la Responsabilidad Social Empresarial (ARARSE), Pilar Bernadó, manifestó que su experiencia ha demostrado que “aunque hemos mejorado la calidad de vida, hay un desequilibrio entre las instituciones que promueven proyectos de RSC, y que todo se debe a la buena voluntad y a los hechos. De esta forma se nos da mejor contar que hacer”.
En su intervención, la coordinadora del Proyecto Benalmádena Benemplea 2.0 del Ayuntamiento de Benalmádena, Sandra Díaz, destacó que su proyecto “mejora el empleo en el municipio”. La empresa se constituyó en 2010 con la participación de administraciones, empresarios, sindicatos, con el objetivo de emplear a personas excluidas, “cosa que en muchos casos hemos conseguido”.
En tercer lugar, habló la directora técnica de la Fundación Alcalá Innova, de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), Celia Benítez, señalando que esta empresa se creó en 2006 y abrió “un diálogo abierto entre pymes, universidad, empresarios, sindicatos con el objetivo de introducir la Responsabilidad Social Corporativa y promover el desarrollo sostenible en las organizaciones de la localidad”.
En este debate también intervino Helena Ancos quien resaltó que las RSC se conoce poco porque “falta comunicación”, y pidió más información para crear los Territorios Socialmente Responsables. Se trata de establecer un modelo de gestión capaz de redefinir las relaciones sociales desde todos los ámbitos que recoge el concepto de Responsabilidad Social: ambiental (Sostenibilidad); económico (Capital Social); empresarial (RSC) y de gobierno (Gobernanza).
Hay que destacar que el concepto de Territorio Socialmente Responsable es un concepto surgido recientemente, que en poco tiempo ha alcanzado gran relevancia en el seno de las instituciones públicas que ven en ello un instrumento de actuación en el que tienen cabida otros conceptos emergentes, como los de desarrollo sostenible, competitividad, responsabilidad social, ciudadanía responsable o gobernanza.

Deja un comentario

El email no será público.