Las Jornadas de Empleo Azul se trasladan a la Facultad de Turismo - El Sol Digital
Las Jornadas de Empleo Azul se trasladan a la Facultad de Turismo

Las Jornadas de Empleo Azul se trasladan a la Facultad de Turismo

Estudiantes de 10 centros de la UMA conocen de la mano de expertos nuevos perfiles profesionales y oportunidades laborales relacionadas con empresas ligadas al mar

La Facultad de Turismo acogió el pasado día 22 la tercera Jornada de Empleo Azul de la Universidad de Málaga, un programa de orientación laboral que visitará diez centros de la UMA y que tiene como objetivo hacer llegar a los estudiantes las oportunidades laborales relacionadas con empresas ligadas al mar.
Antonio Guevara, decano de la Facultad de Turismo, fue el encargado de inaugurar la jornada en el Salón de Grados de la Facultad, acompañado por Rafael Ventura, vicerrector de Innovación Social y Emprendimiento, y Javier Noriega, presidente del Clúster Marítimo Marino de Andalucía.
El vicerrector agradeció la acogida por parte del centro y los estudiantes, recalcando que “la economía azul está creciendo y generando nuevas oportunidades de empleo, por ello necesitamos contarlo y hacerlo llegar a todas las facultades”, añadiendo lo afortunado que se siente por mantener una relación directa con el Clúster Marítimo, al estar situado en pleno Campus Universitario, más concretamente en el edificio El Rayo Verde, lugar que citó al comentar al decano que pronto se trasladarían al lado del edificio, “para estar cerca de la innovación y el emprendimiento”.
Javier Noriega fue el encargado de presentar la mesa de ponencias, compuesta por Diego Maldonado, director general de la empresa Sail and Fun experiencias únicas y Emanuela Cozzoni, profesional del turismo ligada a la arqueología. “El turismo ocupa uno de los ejes principales del futuro, el mar y el ocio van de la mano, por ello no se debe quedar solo en los hoteles o en la playa, sino que existe un gran ecosistema marítimo lleno de oportunidades”, argumentó Noriega abriendo el tema de debate de la jornada.
El director de la empresa náutica Sail and Fun comenzó preguntando a los estudiantes si veían oportunidad de encontrar empleo en el sector marítimo. Se encontró con una respuesta positiva, e intentó convencer a los más dubitativos de que sí existe, pues según Diego “si mezclamos Turismo, Málaga y Náutica obtenemos una combinación explosiva llena de oportunidades profesionales. Son muchos los turistas que vienen pidiendo náutica y cada vez el retorno es mayor, contando con la ventaja principal de nuestro buen clima durante todo el año”. Además, añadió que su primer trabajador y actualmente socio es marinero, pero que la segunda que formó el equipo fue una profesional de la rama de Turismo, encargada de gestionar las reservas y de proporcionar la información turística. Cuenta además con una academia náutica e invitó a los alumnos a formarse, convirtiéndose en profesionales muy demandados, al sumar a la profesión un valor añadido y poder ser a la vez de marinero un guía turístico.
Por otro lado, Emanuela Cozzoni, licenciada en Historia Clásica y en Turismo, ha trabajado siempre ligada a los sectores marinos y turísticos, desde el museo Alborania de Aula del Mar hasta colaborar internacionalmente con la Universidad italiana en un proyecto de excavación arqueológica subacuática para poner en valor y vender a otros países el monumento, como una experiencia única. De esta forma, animó a los estudiantes a reinventarse y buscar nuevas vías de negocios hasta ahora escondidas y sobre todo a “transmitir al turista con pasión todo lo que sabemos de las asignaturas de la carrera, a seguir estudiando y estar actualizados, porque la suerte existe si se trabaja”.
Al finalizar las dos ponencias, el presidente del CMMA creó un punto de conexión entre las dos ponencias, indicando que el patrimonio arqueológico submarino da lugar a clubs náuticos que, en conjunto, crean una experiencia única, que debemos aprovechar y explorar profesionalmente.
Posteriormente, en el turno de ruegos y preguntas intervino el vicerrector de Innovación Social y Emprendimiento, para preguntar a Javier Noriega cómo se crea la empresa Nerea de la cual forma parte. “Es una empresa de arqueología acuática, que surge en conjunto con unos compañeros a raíz de unas prácticas en el teatro romano, lugar que nos hizo pensar que disponemos de mar y queda mucho por explorar en él, al ser un sector poco explotado.

Deja un comentario

El email no será público.