Los cursos de verano de la UMA en Vélez y Ronda sumaron más de 300 alumnos - El Sol Digital
Los cursos de verano de la UMA en Vélez y Ronda sumaron más de 300 alumnosFoto de familia de los cursos de Ronda

Los cursos de verano de la UMA en Vélez y Ronda sumaron más de 300 alumnos

Javier Aroca: “Andalucía es poco visible desde el punto de vista político”

Manolo Sanlúcar revindica la historia andaluza a través del flamenco

Vuelven los Cursos de Verano de la Universidad de Málaga a Ronda, que durante toda la semana acogió tres seminarios sobre periodismo y comunicación, inteligencia artificial y el aniversario de la asamblea andalucista. La alcaldesa del municipio, María Teresa Valdenebro y el director académico del Área de Investigación, Empleo y Empresa de la FGUMA, Antonio Lara, acompañados por los directores de la oferta formativa, han dado la bienvenida a los alumnos matriculados en esta sede, un número que este año se sitúa alrededor del centenar de estudiantes, superando a los asistentes de la pasada edición.

La regidora destacó la calidad de los contenidos académicos y de los ponentes participantes en la programación docente y se mostró convencida de que los cursos serán fructíferos para el alumnado que se dio cita en la capital rondeña, al tiempo que  animó a los estudiantes a disfrutar durante el tiempo de ocio del patrimonio histórico y cultural de la localidad. Por su parte, Lara expresó la satisfacción por parte de la Universidad de Málaga y su Fundación General por la buena respuesta que han generado las actividades formativas en este municipio y ha agradecido la implicación del ayuntamiento y de los equipos docentes en la celebración de los seminarios, invitando a los vecinos de la población a participar tanto en los cursos como en el concierto benéfico de Dorantes.

Javier Aroca: “Andalucía es poco visible desde el punto de vista político”

El jefe del Área de Investigación del Centro de Estudios Andaluces, Javier Aroca,  participó en el curso que celebra el aniversario de la Asamblea de Ronda de 1918, dirigido por Manuel Ruiz, doctor en Historia Contemporánea por la Universidad Pablo de Olavide. Su intervención la tituló “Andalucía, país de hambre e incultura. Hacia un modelo federal” porque, según el ponente, los asambleístas señalaban estos dos grandes problemas: la falta de trabajo y de formación.

Sobre la falta de visibilidad de Andalucía a nivel institucional, territorial o político en la actualidad, una situación que ya se denunció en la Asamblea de Ronda, Aroca manifestó: “En el concierto español esta comunidad no puede ser invisible, tiene que ejercer sus derechos como pueblo”. Y en este sentido, explicó que hace ya un siglo, después de la Asamblea, políticos e intelectuales de Sevilla y Granada elevaron peticiones a los poderes centrales para que la comunidad tuviera un Estatuto de Autonomía.

En cuanto a esta visibilidad en el Congreso de los Diputados, el tertuliano de radio y televisión, considera que, aunque cuantitativamente hay 61 diputados, mientras que de otras comunidades hay grupos parlamentarios que reflejan la situación de sus territorios, como Cataluña, País Vasco o Galicia, él no cree que se defienda a Andalucía como colectivo y sujeto político: “Andalucía es poco visible desde el punto de vista político”.

Aroca declaró que de esa Andalucía le gustaría que quedara el espíritu combativo y la llamada a la movilización de las que los asambleístas llamaban clases neutras porque “todavía hay tareas pendientes que ya se indicaron hace cien años”. Y es que uno de los hilos conductores de su intervención ha sido la vigencia del pensamiento asambleísta de la ciudad del Tajo.

El expolítico del Partido Andalucista dijo que, aunque lo más conocido de este hito fue la aprobación de los símbolos, como la bandera o el escudo, lo fundamental fue el diagnóstico y ser conscientes del problema territorial que tenía España “y sigue teniendo” y que aportaron como solución el federalismo: “Hoy seguimos denunciando el centralismo y sus consecuencias negativas para Andalucía”, afirmó. Al igual que precisó que hay otros problemas extrapolables a la actualidad, como los relacionados con el emprendimiento o la defensa de sus recursos naturales.

La Inteligencia Artificial desde el punto de vista tecnológico y ético

La primera actividad del curso “La buena inteligencia artificial”, dirigido por la asociación MiVU, contó con la presencia de Andrés Contreras, experto en Big Data, y Asunción Gómez, vicerrectora de Investigación e Innovación de la Universidad Politécnica de Madrid, quienes debatieron con los alumnos acerca del panorama actual de la Inteligencia Artificial y su planteamiento desde el punto de vista tecnológico y ético. Partiendo de la base del título del seminario, Gómez manifestó que no existe una buena o mala inteligencia artificial, ya que se trata de un avance científico y técnico cuyos resultados son neutros, pero que depende del uso que se haga de ellos y su aplicación en la sociedad.

En este sentido, aportó que se trata de una materia con la que se convive diariamente y que su implementación es total en la actualidad: “La inteligencia artificial es el presente, está aquí para quedarse”, sentenció al tiempo que precisaba que cada vez más las empresas apostarán por incluir aplicaciones que sirvan para facilitar y resolver problemas de la vida cotidiana de las personas. Ante la coyuntura que se presenta en un futuro cercano, la vicerrectora de la UPM comentó que el mayor reto ahora es introducir de forma gradual y bajo el paraguas de la seguridad y protección de los ciudadanos todos los avances que se están consiguiendo, gracias, sobre todo, a los numerosos proyectos de investigación que están en fase de estudio y desarrollo.

En la misma línea se posicionó Andrés Contreras, quien quiso centrar su exposición en las bondades de la Inteligencia Artificial más que en los peligros que conlleva su aplicación ya que, a su juicio, la tendencia actual del mercado es enfocar estos avances tecnológicos a conseguir un mayor aumento de las capacidades del ser humano: “Entendemos que la Inteligencia Artificial no es un enemigo, no es algo que va a hacer daño a la sociedad, al revés, puede aportar mucho valor a la humanidad”, reveló. Como especialista en Big Data, Contreras debatió además sobre el uso de información personal que manejan las grandes corporaciones, haciendo alusión a que a raíz del escándalo de la filtración de datos de Facebook y la nueva legislación en materia de Protección de Datos, se está avanzando mucho en esta dirección a través de la concienciación sobre el poder de la información.

No obstante, el especialista incidió en que la responsabilidad no recae únicamente en las organizaciones, sino también en los usuarios por compartir información sensible y privada, por lo que habría que hacer autocrítica y fomentar una mejor educación en usos adecuados de la información personal, sobre qué datos se pueden suministrar responsablemente en plataformas digitales y ser más recelosos de la información que se comparte en la red.

Por último, acerca del tratamiento y análisis de datos que nos espera a corto y largo plazo, Contreras informó de que estos avances irán dirigidos hacia la personalización de servicios, adecuándolos a cada perfil, y, con más vistas de futuro, la implementación de la Inteligencia Artificial ayudará a mejorar los sistemas financieros y curar enfermedades, además de favorecer la conciliación entre el mundo laboral y familiar.

Cursos de Verano UMA en Vélez-Málaga

Y de Ronda, a Vélez Málaga, municipio que acoge los cursos en el Palacio de Beniel. Rafael Ventura, vicerrector de Innovación Social y Emprendimiento, se encargó de la inauguración y destacó el papel de todas las entidades colaboradoras que hacen posible esta iniciativa. Además, felicitó a la FGUMA por su capacidad para reinventarse e introducir cambios en su programación e hizo hincapié en la gran capacidad de convocatoria en esta sede, con un total de 188 personas matriculadas. Antonio Moreno Ferrer, alcalde de la localidad, expresó el orgullo por parte del ayuntamiento de ser sede un año más. “No podíamos faltar a esta cita”, manifestó. Por último, Elsa Marina Álvarez, directora académica del Área de Formación de la Fundación General de la Universidad de Málaga, dió la enhorabuena a los directores por su dedicación y por reunir a notables expertos en las materias que tratarán los tres seminarios. También resaltó el compromiso por parte del tejido social empresarial al apoyar y colaborar en su puesta a punto.

Vélez
Foto de familia de Vélez

Manolo Sanlúcar revindica la historia andaluza a través del flamenco en la Universidad

En Vélez-Málaga se programó un encuentro con Manolo Sanlúcar, considerado uno de los guitarristas más importantes del panorama nacional y una de las figuras que ha guiado la evolución de la guitarra flamenca hasta nuestros días. En este formato, estrenado en la presente edición de los Cursos de Verano, profundizó sobre la historia de la región andaluza desde su particular punto de vista: “La historia nunca la hemos escrito nosotros. Jamás, sino los conquistadores de Andalucía”. Sanlúcar reivindica que se debe tratar y promocionar la propia naturaleza de su tradición y su cultura, ante lo que considera una “lucha enorme” contra grandes potencias “vanales y vacías sin contenido cultural” que llegan a “dominar la presencia de medios de comunicación”.

El guitarrista celebra de este modo que la Universidad, y en concreto los Cursos de Verano de la UMA, haya dedicado espacio al flamenco. “Los centros culturales deben hacer más por dejar entrar este tipo de eventos”, expresó.

El encuentro fue conducido por Juan Manuel Suárez Japón, ex rector de la Universidad Internacional de Andalucía, que lo ha acompañado durante años en diálogos y conferencias. A lo largo de hora y media, el músico sanluqueño ha hecho memoria de sus recuerdos y de las enseñanzas de sus memorias adquiridas por sus maestros. “Recogemos todo lo que nos envuelve, que está en la tierra”, explica como resumen de cómo ha funcionado la transmisión del flamenco a lo largo de la historia, que ha sido posible no a través de teorías musicales escritas, sino “por oído”.

Esta situación le llevó a trabajar durante la última década en la creación de una obra didáctica de la guitarra flamenca y que ha orientado gran parte de su exposición. “El flamenco vive de reflejos del pasado, cuando debería estar rebosante de explicación y de ciencia musical. Es decir, en cuanto se canta o se baila, se puede defender por sí sola desde las teorías musicales, pero nunca se explica así, sino a través de anécdotas y no de cadencias musicales”, ha expuesto.

El artista flamenco aportó sus observaciones de su dilatada carrera como profesor de guitarra tanto a estudiantes españoles como internacionales: “personas de cualquier país del mundo encuentran una música viva, que te habla en el momento. Nosotros entendemos como obligación ser intérpretes de nuestra propia música”, manifestó.

Desde su experiencia, desarrolló ante el atento público asistente conceptos históricos del flamenco, cómo transmuta según los distintos pueblos y ciudades y las variaciones que han producido estilos diferentes. “Las formas de construir se pierden en el tiempo, en la memoria”, dijo, a la vez que fue crítico con la forma en que ha sido tratado el estilo a través de los siglos. “Cuando terminó la llamada Reconquista no se repuso la cultura andaluza, sino que se dominó la región y se destruyeron las culturas que ya existían”.

También sostuvo que con el tiempo se ha perdido la música que se desarrollaba para pasar a transmitirse música “afrancesada”, siendo la guitarra el único instrumento polifónico propio de Andalucía, el cual sigue sin encontrarse de manera adecuada en los conservatorios.

 

Deja un comentario

El email no será público.