¿Los responsables de matanzas como la de Paracuellos merecen que el Ayuntamiento de Madrid les rinda homenaje en un monumento? - El Sol Digital

¿Los responsables de matanzas como la de Paracuellos merecen que el Ayuntamiento de Madrid les rinda homenaje en un monumento?

HazteOir.org pregunta sobre la otra Memoria Histórica

paracuellos

Fueron chequistas, torturadores y pistoleros, responsables de innumerables asesinatos durante la guerra civil española. Mataron a personas inocentes como las que portan en los ataúdes los soldados de la foto, por sus ideas, por sus creencias. Los sacaban de sus casas y les pegaban un tiro en una cuneta. También los sacaban de las cárceles, en autobuses, y los llevaban a fusilar como animales sin juicio previo ni garantías de ningún tipo. A estos individuos quiere Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, incluir en el mismo memorial donde se recordará a otras víctimas inocentes de la represión franquista.

El concejal encargado, director de la Oficina de Derechos Humanos y Memoria, ha dicho sobre la inclusión de estos 335 asesinos en el monumento: “No juzgamos lo que fueron sus vidas. Les reconocemos y hacemos memoria por ser víctimas (del franquismo)”. ¿Qué pasará con las otras víctimas, miles y miles de ellas? Serán borradas de la memoria y olvidadas.

Entre estos asesinos se encuentran:

  • Los miembros más activos de la checa anarquista del Cinema Europa, en Bravo Murillo, una de las más crueles que aterrorizaron la capital en los primeros meses de la contienda.
  • Los asesinos de la saca de la cárcel de Ventas, que terminó con los 800 asesinatos del cementerio de Aravaca.
  • Los miembros del grupo conocido como «Los cinco diablos rojos» de Puente de Vallecas, que participaron en la matanza del tren de Jaén, donde fueron asesinados 191 de los 240 presos que viajaban a bordo, entre ellos el obispo de Jaén.
  • Los miembros del grupo llamado «Los linces de la República», a quienes se les atribuye la matanza de Paracuellos, donde fueron cruelmente ejecutados más de 2.500 personas, entre ellas hombres, mujeres, ancianos y niños.

Deja un comentario

El email no será público.