Lucas Martínez, gerente de Iberia Art: “El pequeño comercio en el centro incomoda a las administraciones” - El Sol Digital
Lucas Martínez, gerente de Iberia Art: “El pequeño comercio en el centro incomoda a las administraciones”El reconocido establecimiento malagueño, Iberia Art

Lucas Martínez, gerente de Iberia Art: “El pequeño comercio en el centro incomoda a las administraciones”

C.H.- Iberia Art fundada hace más de 75 años resiste frente a los grandes digitales, las franquicias y la gentrificación del centro histórico. Lucas Martínez, gerente de Iberia Art, muestra a El Sol Digital su visión empresarial desde la perspectiva de un comercio tradicional e histórico en el centro de Málaga que ha sabido reinventarse a cada momento y especializarse en material artístico.

¿Cuál ha sido la evolución de Iberia Art desde su creación?

Fue un comercio fundado en 1942 por mis abuelos. En principio, era droguería a granel y con el paso del tiempo se introdujo la perfumería y la pintura. En 1985 se empezó a comercializar material de arte y en el 2000 es cuando definitivamente decidimos especializarnos en este tipo de productos, siendo un 65 por ciento de la venta del comercio.

¿Por qué os especializasteis en material de arte? ¿Habéis sido visionarios de la ‘marca artística’ de Málaga?

Primero, porque es más bonito vender un tubo de pintura que un bote de detergente. Y, sinceramente, porque creo que los tiempos iban por ahí. Los supermercados comenzaron a vender material de droguería y para el cliente era más fácil adquirir todo en un mismo espacio, por lo que vimos necesario un cambio. Desde este momento hemos ido superando etapas y vamos funcionando.

¿Cuál es vuestro producto estrella? ¿Qué es lo que más demanda el cliente?

Ahora mismo, está muy de moda el rotulador, también el lápiz, pero sobre todo el rotulador. Llevamos unos cinco años viendo que es el producto que más se vende. El óleo se está quedando anquilosado. A España llega todo siempre con retraso de bastantes años, todo lo que pasa en EE. UU o en el resto de Europa va más adelantado. El óleo en EE.UU ya ha quedado obsoleto, es un 3 por ciento de las ventas en el país norteamericano y poco a poco cada vez el empuje del óleo va decreciendo, sobre todo por el tema de los olores, la toxicidad… Es verdad que la técnica del óleo es la mejor en cuanto a resultado, colorido e intensidad, pero tiene ese hándicap además del medio ambiental.

¿Tiene productos ecológicos?

Sí, tenemos productos ecológicos. Por ejemplo, un óleo ecológico que es al agua y que se comercializó hace 25 años en EE. UU y cada vez tiene más adeptos, sobre todo por tema de alergias o de llevar años y años utilizando productos que van afectando. Tenemos este tipo de productos que no huelen y son más sostenibles ambientalmente, además de que son mejores para la salud.

¿Cuál es el tipo de cliente de Iberia Art? ¿A qué público se dirige?

Tenemos por un lado el cliente tradicional, malagueño. Por otra parte, el cliente extranjero y el turista. Además de los artistas de reconocido prestigio como son Andrés Mérida, Miguel Linares, que es uno de los mejores acuarelistas de España y trabaja para Disney, Blanca Álvarez, que también es una de las mejores acuarelistas del país. Son artistas que se abastecen en Iberia Art y tienen mucho prestigio a nivel nacional e internacional.

¿Realizáis cursos o talleres de pintura en Iberia Art?

Anualmente hacemos unos cinco talleres en nuestro comercio en colaboración con las marcas que vendemos. Hay que tener en cuenta que la mayoría de nuestros proveedores son europeos, por lo que trabajamos fundamentalmente con marcas europeas. Con Wilson and Newton hacemos talleres de acuarelas y acrílicos, de rotulador, de pastel… Así nuestros clientes pueden ver los resultados de estos productos.

¿Colaboráis en eventos artísticos o con asociaciones?

Participamos con la Asociación Malagueña de Artistas Plásticos APLAMA y con la Asociación Cultural Malagráfica que está centrada en arte urbano. Apoyamos sus eventos, por ejemplo, Malagráfica tienen un evento anual cada mes de mayo, un encuentro de urban sketchers, este es el cuarto año y con récord de asistencia. Cuenta con conferencias, talleres y su fuente de inspiración en este caso es Málaga, por lo que los artistas dibujan algo relacionado con la ciudad.

¿Qué opina de la competencia?

La competencia es buena, sin lugar a duda. Es un elemento motivante que te ayuda a no quedarte dormido. Y nuestra generación ha sabido manejar esta situación profesional siempre. Otra cosa es que todos trabajemos con las mismas armas. Ese es el verdadero inconveniente que tenemos actualmente. La tienda tradicional no puede competir con la tienda online, ahora mismo Amazon, por ejemplo, está haciendo mucho daño. No son los mismos impuestos los que tiene que pagar un comercio tradicional que una tienda online, eso se debería de regular. Pienso que esto es una competencia desleal y desgraciadamente está apoyado por el Estado que permite que empresas que pagan impuestos en otros países europeos como Irlanda tengan las mismas facilidades que uno que tributa en España y paga seis veces más. Eso es lo que te desmotiva, pero no por la competencia en sí, sino porque vemos que trabajamos con diferentes armas.

iberia art
Un cliente es atendido por dos empleados

¿Por qué no os habéis sumado a la era digital?

A nivel digital no hacemos nada porque pensamos que no sería rentable vender online. Necesitaríamos incorporar personal específico para mantener la web o lo que se necesitase y esos costos son grandes, si eso no deja la suficiente rentabilidad, no es abordable. A pesar de esto, sí sé que de aquí a diez años el que no tenga algún tipo de transacción o movimiento online estará muerto. Esto ya está pasando en Alemania y EE. UU. Hay que renovarse todos los años, hay que estar siempre a la tendencia. Internet es una herramienta que te ayuda a tener confianza y perder el miedo en los campos desconocidos, pero se nota que la gente empieza a practicar este tipo de técnicas artísticas y las usan para relajarse.

En estos 76 años de vida profesional, ¿podría contarnos alguna anécdota?

Si claro, hay muchas. Por ejemplo, tengo un cliente que es médico y aconseja a sus pacientes que realicen una actividad, en este caso relacionada con el arte porque los efectos que tiene son muy positivos en cuanto a la salud de la persona. El tema de la desconexión, de relajarse…

¿Cómo cree que van a prosperar las tiendas tradicionales en el centro histórico?

Veo el futuro muy negro. La administración ya sea municipal, autonómica o estatal prácticamente nos persiguen. La impresión que tengo es que ellos no quieren que estemos aquí. Teniendo en cuenta que Málaga es una ciudad muy turística, creo que el pequeño comercio en el centro incomoda a las administraciones. Tengo ese pensamiento, ellos prefieren franquicias o empresas dedicadas a la hostelería más que a otra cosa. A nivel local no creo que les interese el comercio tradicional, a las pruebas me remito que uno se puede dar una vuelta por el centro y ve cómo cierran comercios uno detrás de otro. Aquí hay un boom de franquiciados y restaurantes, no es normal que se den tantas licencias para restauración o moda.

¿Qué opina del cambio que ha dado Málaga en cuanto a imagen cultural?

Este cambio es positivo porque hace que el turista venga a Málaga a conocerla; por ejemplo, esto ha hecho que tengamos clientes noruegos o canadienses. Esto básicamente sirve para ampliar el concepto de turista, que no venga solo por el sol y la playa y ya se fomenta el sector de la hostelería. No creo que se haya hecho realmente por la cultura sino por otro interés, porque esto va a atraer a más turistas.

 

Deja un comentario

El email no será público.