Málaga alcanza un pico exportador sin precedentes

Málaga alcanza un pico exportador sin precedentes

La provincia cerró los primeros nueve meses con un volumen de exportaciones por valor de 1.630 millones

JAG

El flujo de exportaciones que ha realizado el conjunto de las empresas radicadas en Málaga alcanzó en 2014 “cifras históricas”. La provincia comercializó productos y servicios al exterior por un montante de 1.630 millones de euros, según datos presentados recientemente por el Colegio de Economistas de Málaga en su Barómetro Económico de la provincia. De hecho, fue la octava provincia española con mayor crecimiento exportador, según fuentes del Instituto de Comercio Exterior (ICEX).

Vigor exportador en 2015

Por otro lado, este incremento ha permitido “mantener la balanza comercial positiva” y ello pese a haber incrementado las importaciones hasta los 1.451 millones de euros, espoleadas, todo hay que decirlo, por la recuperación de la demanda interna. De enero a septiembre de este año, la progresión continúa, si bien a menor ritmo. Málaga exportó por 1.354 millones de euros, un 9,2 por ciento que en el mismo periodo pero del año anterior. Esto arroja una balanza a favor de 76 millones de euros con una cobertura del 106 por ciento. La tendencia es cerrar el año con una “balanza comercial positiva”, señaló el responsable de Comercio Exterior y Turismo de la Cámara de Comercio de Málaga, Juan José Ríos.

De hecho, el capítulo exportador, junto al repunte de las importaciones, serán decisivos en el aumento del PIB que para 2015 la institución colegial fija en un 3,3 por ciento. Y todo ello, con la “inestabilidad política y el asentamiento de los precios de las materias primas y el petróleo” como marco adverso, apuntaron.
En opinión de Ríos, buena parte de la salida exterior “estuvo motivada por la crisis” y muchas empresas han mantenido esa inercia. “Todo lo que sea exportar, bienvenido sea” aunque reconoce que la recuperación de la demanda interna “volverá a disparar las importaciones y la balanza se equilibrará”. Desde la institución cameral la principal recomendación al empresario es que “diversifique” para “minimizar los riesgos”.

El capítulo agroalimentario, como viene sucediendo en Andalucía, polariza la comercialización exterior, con un 47 por cien de la cuota total. Su tendencia ha sido ascendente desde 2012 con un aumento de casi ocho puntos desde entonces. Resulta claro el protagonismo del aceite de oliva virgen y derivados, con un valor de 195 millones de euros y una cuota del 14,4 por cien, seguido de la industria del aguacate cuyos envíos son los que más han crecido en los primeros nueve meses. En concreto, se contabiliza un repunte del 36,4 por cien, lo que confirma la pujanza de este segmento industrial con la empresa Trops y Frutas Montosa a la cabeza.

El tercer valor más exportado son las mercancías suministradas a buques que alcanzan un valor comercializado de 82 millones. Es destacable el ascenso del capítulo denominado como ‘receptores de radiodifusión’, que duplica su volumen exportador hasta los 69 millones de euros. El dato evidencia el surgimiento de una mayor capacidad tecnológica e industrial del tejido productivo malagueño.
En el ámbito agrolimentario, son muy significativas las exportaciones de jamones y productos del cerdo con unas ventas de 19,4 millones de euros. Le siguen las frutas subtropicales (mangos, guayabas), que ocupan el octavo lugar del ranking con un valor comercial de 18 millones de euros.
A pesar de su pequeña aportación, el mayor incremento exportador lo protagonizan los teléfonos móviles cuya comercialización fuera de nuestras fronteras se disparó un 274 por ciento hasta los 17 millones de euros. Fuentes de la Cámara de Comercio, matizan que en Málaga se manufacturan “elementos y componentes electrónicos de estos dispositivos”.

La UE, el gran mercado

Los países de la Unión Europea concentran las ventas internacionales de la provincia de Málaga como viene siendo habitual y siguiendo la tónica exportadora que muestra Andalucía. Francia recobra una primera posición que sólo perdió en 2014 a favor de Italia. Y de hecho, vuelve con fuerza ya que este mercado prioritario para el empresariado malacitano crece casi un 40 por ciento frente al discreto aumento –un 5,7 por cien- del país transalpino. El tercer lugar es para Portugal que ostenta el 10,2 por cien de las exportaciones. No en vano, estos tres países concentran el 40 por ciento de las transacciones comerciales de la provincia.
Dentro de los mercados extracomunitarios, hay que destacar a China, donde se han duplicado las exportaciones en los primeros nueve meses, hasta los 48,2 millones de euros. Marruecos es otro destino tradicional en el Mediterráneo adonde se dirigen el 3,6 por cien de los envíos (en valor) respecto al total de las ventas internacionales.
Los destinos emergentes para las empresas malagueñas, enumeró Ríos, son Brasil, Rusia, Sudáfrica y la propia China. No obstante, abogó por acudir a otros mercados “más distantes” pero con “grandes riquezas en petróleo o recursos” porque “en Europa hay demasiada competencia”.

Deja un comentario

El email no será público.