Manuela Velasco: “El papel de mi vida sería interpretar un  personaje femenino de Shakespeare”

Manuela Velasco: “El papel de mi vida sería interpretar un personaje femenino de Shakespeare”

En el Festival de Málaga presentó Cuento de Verano

José Manuel Reyes Pareja

que han conseguido convertirse en uno de los personajes más destacados del mundo de la interpretación a base de trabajo y esfuerzo en la producción tanto teatral como audiovisual. Su debut corrió de la mano de Almodóvar cuando era tan solo una niña, pasando por series como Hospital Central, El comisario o Médico de familia.

 

Sin embargo, Manuela consiguió hacerse notar en la pantalla grande a través de la Saga REC, cuatro películas que reinventaron internacionalmente la forma de hacer cine. La actriz se transformó en una intrépida reportera que tuvo que enfrentarse a una infección de poseídos zombis en la ciudad de Madrid. Gracias a este papel, Manuela se hizo con el Goya en 2007 y el premio a Mejor Actriz Revelación en el Festival de Sitges.

 

Aunque la madrileña tuvo un fuerte empujón profesional, ha seguido trabajando a paso lento y con buena letra, enriqueciéndose como actriz en distintos géneros apartados del terror como la comedia en Aída, o el actual drama en Velvet.
Este año aterrizó en el 18º Festival de Málaga Cine Español, presentando uno de sus últimos largometrajes, Cuento de verano, pero no solo vino para deslumbrar la alfombra roja de la ciudad malacitana, también como jurado para dar su voto al mejor largometraje de la sección oficial de esta edición.

 

– ¿Por qué no comenzamos por su último trabajo? Un cuento de verano, el largometraje que presenta en el 18º Festival de Málaga. Amor y miedo son los elementos principales de este film, una película que representa lo que significa vivir en soledad en una gran ciudad como Madrid, a pesar de estar rodeado de miles de personas. ¿Se ha sentido alguna vez con una sensación similar?
-Bueno, es que soy de Madrid y toda mi familia es de la capital, por lo tanto siempre he vivido en Madrid, así que nunca he tenido que sufrir ese síndrome que tiene mucha gente que no es oriunda de esta gran ciudad, pero si es verdad que en los veranos la capital se queda totalmente sola, todo se paraliza y la gente desaparece.
Se puede hacer algo duro porque es un lugar que se vacía, por ejemplo, la mayoría de mis amigos son de fuera y se van, aun así, yo disfruto de esa soledad, me permite no tener que salir dos horas antes para llegar a tiempo a una cita, todo es más fácil.
Aunque, bien es cierto que la soledad la puedes vivir rodeado de muchísima gente en Madrid, Málaga, en una sala de espera llena de personas… De repente esa sensación te puede envolver y no soltarte.
– ¿Cómo definiría su personaje en Cuento de Verano?
– La verdad es que no lo sé porque no he visto aún la película, tengo muchísimas ganas, imagínate, estoy deseando que llegue el momento de verla. Digo que no puedo definir a mi personaje porque en el montaje, creo que el personaje se muestra como algo muy distinto de lo que he trabajado, en el resultado final la película es muy diferente de lo que rodamos.
Sin embargo, creo que lo que sé seguro de mi personaje es una opción que se plantea en la vida del protagonista, que está rodeado de soledad y al que se le plantean diferentes opciones de vida, y en este caso, yo soy una de ellas, una opción muy luminosa y positiva que se centra en el gusto de vivir.
– Con trabajos como REC, Aída, Águila Roja o Velvet, ha demostrado que es capaz de adecuarse a distintos registros. REC le aportó un buen empujón profesionalmente, GOYA, o Mejor actriz en Sitges, pero a nivel interpretativo, ¿cuál le ha enriquecido más?
– Realmente podría decir que todos, creo que hay una parte de la experiencia del trabajo, ya sea grande o pequeño el personaje, que cada uno te permite ir aprendiendo más cosas. Yo no tengo tantísima experiencia, aunque a medida que voy trabajando, voy aprendiendo más cosas.
El último que estoy haciendo, Cristina en Velvet, me está dando mucho aprendizaje porque al ser una serie larga te permite que te ocurran más cosas como personaje y como actor tener la necesidad de explorar más registros. Por otro lado, el personaje de Ainhoa en Aída me proporcionó un aprendizaje increíble, es como si me hubieran dado una beca para estudiar en la mejor escuela de comedia y con los mejores profesores.

Mi personaje está rodeado de soledad y se plantea diferentes opciones de vida

Aunque tengo que decirte, que además de Ángela de REC, hay un personaje al que le tengo especial cariño, fue mi primer papel protagonista en una serie, La Chica de Ayer, que aunque solo tuvo una temporada, me dio la oportunidad de comenzar con un maestro, Ernesto Alterio, del que aprendí un montón. Pero concluyendo, me quedo con Cristina de Velvet, por la gran cantidad de registros que me está permitiendo adoptar.
– Y ahora ha sido elegida como jurado de los largometrajes que se presentan en la Sección Oficial del Festival de Málaga. ¿Qué debe tener un buen film para que Manuela Velasco le dé su voto?
– Para mí, que soy muy amante del teatro, me parece que lo fundamental es el guión, la historia que se quiere contar y a partir de ahí, vendría cómo nos la cuentan, pero lo que realmente me interesa es que tenga un fondo grande e interesante. Es verdad que luego hay películas que son muy estéticas y que te atrapan en ese sentido pero mi fijación y atención se encuentra en la historia.
– De todas las películas que ha visionado como jurado, ¿Cuál es la que más le ha llamado la atención?
– ¡Uh! No puedo decírtelo (risas) me es imposible como jurado.
– ¿Qué nos puede adelantar de la nueva temporada de Velvet? ¿Hacia qué dirección irá su personaje?
– El rodaje de la nueva temporada ya está empezando, todavía no he podido leer mucho del guión y tampoco te puedo decir nada, me matarían, pero las cosas van a cambiar. Mi personaje va a sufrir una evolución, va a cambiar, la segunda temporada acabó descubriendo la infidelidad de su marido (Miguel Ángel Silvestre) y fue algo muy doloroso, por lo tanto, la Cristina que va a aparecer en pantalla va a ser otra distinta a raíz de todo lo que ha sucedido.
– Tras el éxito de la saga REC, el final quedó bastante abierto. ¿Está totalmente cerrada la saga?
– No va a haber una continuación, está totalmente cerrado, aunque bueno, eso no depende de mí, más bien depende de los directores Jaume Balagueró y Paco Plaza, pero por lo que sé de los directores y de mí misma ya está, se acabó.
– ¿No volvería a interpretar el papel de la protagonista de la saga?
– No creo, la verdad, ya hemos hecho cuatro películas y se ha contado todo lo que se tenía que contar, en todo caso, con el final abierto, podría haber quedado una puerta que permitiera que se hiciera una película totalmente distinta.
– Para usted, ¿Cuál sería el papel de su vida?
– Uff, pues no lo sé la verdad, con esa pregunta me vienen más los textos de teatro, me encantaría hacer algún papel de Shakespeare alguna vez en mi vida y en el teatro fundamentalmente, pero en cine también. Si me tengo que quedar sería con un personaje femenino de alguna de las muchas obras de este gran dramaturgo.

La Deriva

Deja un comentario

El email no será público.