Máximos en EEUU y cautela. Feliciano Macías. Asesor de inversiones Renta 4 Málaga - El Sol Digital
Máximos en EEUU y cautela. Feliciano Macías. Asesor de inversiones Renta 4 Málaga

Máximos en EEUU y cautela. Feliciano Macías. Asesor de inversiones Renta 4 Málaga

El miedo a una segunda oleada de la pandemia ha sido contrarrestado por el anuncio o ampliación de los programas de estímulo de gobiernos y bancos centrales, así como por el buen tono de los datos macroeconómicos más adelantados de ciclo conocidos esta semana. El resultado ha sido unos índices al alza entre el 2%-4% en Europa y 3%-5% en Estados Unidos, a pesar de las tensiones geopolíticas y el aumento de contagios en algunos estados de EE.UU. así como rebrotes en China. El mensaje de los bancos centrales sigue siendo claro: las distintas políticas monetarias expansivas se mantendrán tanto tiempo como sea necesario.

En cuanto a los datos macroeconómicos cabe mencionar y en Estados Unidos, las encuestas adelantadas de junio con la manufacturera de Nueva York y la Fed de Filadelfia superando estimaciones en ambos casos. En Europa, la encuesta ZEW de junio de expectativas mejoró en la Eurozona mientras que en Alemania quedó por encima de lo previsto. Por otro lado, los IPCs finales de mayo confirmaron los datos preliminares en la Eurozona y Alemania.

De cara a la presente semana, seguiremos de cerca la evolución de la pandemia, con especial atención a los focos de posibles rebrotes, especialmente en algunos estados de EEUU y China, por sus implicaciones en los planes de desescalada. Contaremos con la publicación de las previsiones macroeconómicas del FMI (miércoles) que con total seguridad revisará sustancialmente a la baja siguiendo la estela de otros organismos internacionales.

En cuanto a nuestra visión de los mercados, nos encontramos con unas bolsas que desde los mínimos de marzo acumulan fuertes revalorizaciones, entre el 30% y el 50% según el índice que analicemos, beneficiándose de la elevada liquidez que proporcionan los bancos centrales, y de los flujos de fondos que buscan una rentabilidad que es difícil encontrar en otros activos en el entorno actual. A pesar de todo, se impone cierta prudencia dada la desconexión que se está produciendo entre los fundamentales, aún deprimidos y sin visibilidad sobre el timing e intensidad de su recuperación, y las cotizaciones, que parecen descontar una recuperación en “V” cuando realmente ésta se antoja lenta y complicada en ausencia de una vacuna, improbable a corto plazo.

No descartamos por tanto que volvamos a asistir a una nueva toma de beneficios sobre todo después de acumular una semana de subidas, y teniendo en cuenta los riesgos todavía existentes y unas valoraciones que continúan en niveles muy exigentes (especialmente en EEUU) dada la presión que aún existe sobre los beneficios empresariales. Entre los riesgos a los que hacemos referencia, el principal es que no está claro si la desescalada será exitosa (por el momento la evolución es positiva con focos de rebrote en principio controlados), mientras que por el contrario el mercado descuenta una recuperación económica rápida, que consideramos que el distanciamiento social dificultará especialmente en el sector servicios, con elevado peso sobre todo en economías desarrolladas. Hay otra serie de riesgos más allá del puro riesgo macroeconómico y por derivada de beneficios empresariales, que son más de corte geopolítico (crecientes tensiones EEUU-China) o social (protestas en EEUU, por ejemplo), o de que las expectativas creadas en torno al Fondo de Recuperación Europeo puedan ser demasiado optimistas (atención a condicionalidad). En este contexto, y a pesar de que en las últimas semanas hemos visto cierta rotación hacia valores cíclicos desde títulos más defensivos (que es lo que necesitarían las bolsas para seguir subiendo), creemos que es pronto para que esa rotación hacia el ciclo sea sostenida, para lo cual se necesita más visibilidad sobre el ritmo e intensidad de la recuperación económica (vinculado a la evolución de la pandemia). Por todo ello, mantenemos nuestro sesgo defensivo, lo cual no quita que aprovechemos las potenciales tomas de beneficios si en algún momento se materializan los citados riesgos para ir tomando de forma gradual y con una visión de medio plazo posiciones en algunos valores.

Deja un comentario

El email no será público.