Miguel Such, cirujano cardiaco, califica de muy buena la gestión del coronavirus en Andalucía, a excepción de la falta de equipos de protección - El Sol Digital
Miguel Such, cirujano cardiaco, califica de muy buena la gestión del coronavirus en Andalucía, a excepción de la falta de equipos de protecciónMiguel Such

Miguel Such, cirujano cardiaco, califica de muy buena la gestión del coronavirus en Andalucía, a excepción de la falta de equipos de protección

Vicente Almenara.-  El conocido cirujano Miguel Such, que hace más de un año se jubiló de la medicina pública en el Hospital Clínico, sigue ejerciendo su profesión en la privada. En esta breve conversación telefónica expone su punto de vista acerca de cómo evolucionan los estragos del COVID-19 en Andalucía y Málaga, principalmente.

¿Te ha sorprendido todo lo que está pasando en España y en el mundo? Algo parecido no sucedía desde hace más de un siglo…

Bueno sí, desde el siglo pasado, probablemente desde la epidemia de gripe de 1918. Me ha sorprendido como a todos, porque pensé cuando la anterior epidemia de gripe del SARS y luego con la gripe A que se iban a convertir en pandemia pero luego se cortaron súbitamente, y pensaba que esto podría ser más o menos lo mismo. Sin embargo, las noticias que venían de China eran mucho más aparatosas, pero en el fondo tampoco nos hemos fiado mucho de los chinos nunca. Ya cuando saltó a Italia sí que saltaron todas las alarmas, se vio que el problema podía ser muy serio, pero tan serio, la verdad, que nos ha sorprendido a todos.

Incluso en Estados Unidos, que se supone que son los que tienen más medios y están a la cabeza en todos los desarrollos, cunde la enfermedad.

Estados Unidos es un país muy complejo, es difícil de analizar las cosas ahí. A mí me dejó bastante impresionado cuando salían una serie de personas ancianas en televisión diciendo que esto era una guerra y como en todas las guerras tenía que morir gente. En las guerras anteriores, para que EEUU siguiera siendo un país grande, mandaban a decenas de miles de jóvenes a morir y si en ésta tenían que ser los viejos los que tuvieran que morir para que los jóvenes siguieran teniendo un país próspero, estaban dispuesto a hacerlo. Ese espíritu patriótico de los viejos fue el que probablemente impulsó a Trump a decir que EEUU no se paraba a costa de perder vidas, pero cuando se ha dado cuenta de que el número de muertos podía ser absolutamente inasumible, y lo va a ser en cualquier caso, rectificó sobre la marcha, pero ha pasado como en España, van tarde. Ya ni tienen reservas, ni hay forma de conseguir material en el mundo porque el problema es mundial y, por tanto, ya no queda nada. Todo el stock está absolutamente arrasado por todos los países del mundo, los que están peor es porque lo han necesitado tarde y los que todavía no están mal es porque se han adelantado a lo que les viene. El reconvertir el mundo entero para dar respuesta a todo esto no es algo que se pueda hacer en 15 días.

“Pararse el mundo entero no ha pasado nunca antes en la historia de la Humanidad”

Aquí en España se está diciendo que la cifra de muertos podría ser mayor si se hicieran autopsias y test, pero como no contamos con estos datos, sólo contabilizamos específicamente los muertos de los que se certifica que la causa de su defunción ha sido el coronavirus, pero otros muertos podrían engrosar esta lista también, ¿no?

Se puede especular como se quiera. Desde mi punto de vista, sin ser epidemiólogo ni nada parecido, lo único que se puede hacer es comparar las muertes globales de la población con las de otros años, no hay otra forma. Por ejemplo, si hace dos años murieron 15.000 españoles de gripe, ahora que vamos por 10.000 vamos dentro de margen e incluso por debajo. Pero, claro, hay muchísima gente que no se ha muerto de la gripe, se ha muerto con la gripe. Y por otro lado tiene que haber muchísima gente, probablemente millones de españoles, que la han pasado sin darse cuenta. Entonces, hablar de cifras en todo esto es pura especulación. Está claro que las únicas cifras reales son las de contagiados confirmados, incluso en otros países se muere alguien que tenía patologías previas y no se le achaca al coronavirus, de ahí la diferencia de mortalidad entre unos países y otros. No sabemos si, por ejemplo, en Alemania todo el que tiene coronavirus y se muere se lo achacan al coronavirus o solo a aquellos que previamente estaban sanos. No tenemos ni idea. Esta es una tormenta informativa tan brutal, y como los periodistas sobre todo buscan números, que es difícil saber dónde estamos realmente en esto que me preguntas, pero efectivamente lo que sí está claro es que la explosión del virus ha sido tan repentina que no hay recursos para atender a tantísima gente.

¿Cómo crees que se está llevando la gestión de esta crisis en los hospitales públicos y privados? Porque ya en Málaga se están utilizando hospitales privados para derivar allí otro tipo de patología y centrarse los grandes públicos, el Regional y el Clínico, en el coronavirus.

Me parece que la gestión en Andalucía es muy buena, resaltando el muy buena, con la salvedad de la falta de material de protección del personal médico, que es lo que se ha llevado terriblemente mal. No sé a quién le corresponde esa improvisación, el no haber preparado millones de mascarillas, trajes, gafas y todo lo necesario para proteger a los sanitarios, que al fin y al cabo son los que tienen que resolver la crisis aguda. Esa ha sido la única cosa mala. Andalucía, por ejemplo, ha hecho algo que yo echo de menos en España. Andalucía sabe los respiradores y sabe la gente que tiene intubada, la última cifra era algo así como que teníamos 1.500 respiradores y menos de 500 pacientes enganchados a los respiradores, luego en Andalucía sobran mil. Por tanto, lo que echo de menos a nivel global es que el Estado supiera los respiradores que hay y los trasladara adonde hiciera falta, entonces no entiendo la falta de respiradores que hay, entiendo que falten en Madrid porque han superado todas las expectativas, pero en el resto de España tiene que haber muchos respiradores no utilizándose. En fin, Andalucía creo que está haciendo los deberes, ha utilizado los hospitales privados desde el primer momento. Tenemos la ventaja, sobre todo aquí en Málaga, que tenemos muchos y buenísimos hospitales privados y, claro, pues se está haciendo neurocirugía en el hospital Chip, se están haciendo cirugías cardíacas del Clínico en el hospital Xanit y se va a empezar también de forma inmediata en el Parque San Antonio a hacer las cirugías cardíacas del Regional.

¿Después se compensa económicamente a estos hospitales por la prestación de estos servicios?

De eso no tengo ni la menor idea, pero es como si me preguntas qué va a pasar con la economía cuando acabe todo esto, yo creo que nadie tiene ni idea. El pararse el mundo entero no ha pasado nunca antes en la historia de la Humanidad, darle al botón de STOP de forma universal y al mes, dos meses o tres meses, darle al botón de ON, creo que nadie es capaz de predecir qué va a pasar.

Se pueden intervenir medios privados por el estado de alarma pero habrá que ofrecer una contraprestación, ¿o tampoco?

No lo sé. Sí sé que, a nivel local, antes de trasladar los pacientes de la sanidad pública, sobre todo en cirugía cardiaca, a dos hospitales que son de Vithas, ha habido reuniones con la directora general de Vithas. O sea que supongo que se habrán puesto las bases de cómo se hace esto, pero no tengo ni idea, no lo sé si ha sido así o simplemente vamos allá y ya hablaremos. También resulta que la situación es de una urgencia que igual tampoco permite ponernos a negociar los dineros y todo eso. La verdad es que sigo operando porque la sanidad privada también sigue teniendo pacientes que tienen infartos, anginas y otras enfermedades.

Deja un comentario

El email no será público.