Minería urbana. Oportunidades de negocio. Carlos Ramírez Sánchez-Maroto. Abogado - El Sol Digital
Minería urbana. Oportunidades de negocio. Carlos Ramírez Sánchez-Maroto. Abogado

Minería urbana. Oportunidades de negocio. Carlos Ramírez Sánchez-Maroto. Abogado

Un equipo liderado por el CSIC ha logrado recuperar niobio y tántalo, dos de los metales que más valora la industria tecnológica porque con ellos se fabrican teléfonos móviles y otros dispositivos informáticos. Se trata de los primeros compuestos de esas materias primas sintetizados en España, al tiempo que Penouta es la única mina española para su extracción de toda Europa.

Se están procesando las balsas y escombreras de una antigua mina de donde se extraen estaño, tántalo y niobio, y adicionalmente cuarzo, feldespato y mica en Viana do Bolo, un pequeño municipio de Orense. A partir de los minerales extraídos, un equipo de investigadores del CENIM ha desarrollado un proceso que permite obtener estaño de alta pureza y, posteriormente, de la escoria resultante, compuestos de niobio y tántalo.

Los científicos han desarrollado una serie de procesos químicos con los que consiguen separar estos valiosos metales, a través de distintas etapas de lixiviación y extracción con disolventes orgánicos, y alcanzar lingotes de estaño con una pureza del 95 por ciento y las primeras de sales de niobio y tántalo con una calidad comercial de hasta un 97 por ciento y un 99 por ciento, respectivamente.

El coltán es un mineral relativamente escaso que contiene niobio y tántalo y forma parte de los minerales estratégicos para la Unión Europea. El tántalo se usa principalmente en la elaboración de condensadores. Se trata de un mineral estratégico fundamental para la fabricación de teléfonos móviles, equipos informáticos, armas inteligentes y otros aparatos de la más alta tecnología.

Una minera australiana ultima todos los trámites para explotar una mina de plomo y cinc ubicada en El Bierzo, concretamente en Toral de los Vados. Se trata de la compañía minera Europa Metals. La inversión de capital estimada es de 33 millones de dólares, y una inversión total de 110 millones. La explotación de esta mina crearía alrededor 150 puestos de trabajo en terrenos de Toral de los Vados.

También durante años los yacimientos masivos de hierro han permanecido intactos bajo la jungla montañosa de Guinea y olvidados por la industria. Sin embargo, ahora la situación está a punto de cambiar. SMB-Winning ha logrado desarrollar rápidamente la minería de bauxita en el país africano. El consorcio planea acabar extrayendo unos 100 millones de toneladas anuales, lo que ayudará a Guinea a convertirse en el tercer mayor suministrador de hierro del mundo. Su plan requiere que se inviertan 14.000 millones de dólares y que se construya un ferrocarril. A su vez, la empresa británica Niron Metals, estudia la posibilidad de desarrollar la mina de hierro situada en la ciudad de Zogota.

La República Democrática de Congo posee el 52 por ciento de las reservas de cobalto del mundo. Es uno de los países con mayor índice de pobreza −del 73 por ciento según el Banco Mundial−, pero uno de los más ricos en cuanto a recursos minerales imprescindibles para la industria tecnológica, como el llamado oro azul. El cobalto se ha convertido en un metal estratégico en los últimos años para el sector automovilístico, ya que es capaz de aumentar la duración del ciclo de vida de las baterías de los vehículos eléctricos.

Las condiciones de extracción del cobalto en África Central son extremas, y a ello contribuyen tres factores claros: la debilidad del Estado, la economía de guerra que desempeñan los grupos de poder a escala local y China.

Un 20 por ciento del cobalto extraído en la RD Congo proviene de la minería ilegal. Los grupos y líderes locales desempeñan un papel fundamental en la organización territorial de la República Democrática de Congo y la lucha por los recursos. Son “señores de la guerra” que se convierten en “figuras de autoridad legítimas” ante la ausencia del Estado. En medio de esta coyuntura de gran violencia y pobreza el gigante asiático ha conseguido la concesión para explotar minas de cobalto a cambio de construir infraestructuras, como carreteras y presas hidroeléctricas. China se ha convertido en el mayor productor de cobalto refinado del mundo.

El cambio de modelo nos puede liberar de las energías fósiles, pero nos hace dependientes de metales que son escasos, o muy escasos, en la corteza de nuestro planeta.

Conviene recordar que ya no es necesario extraer metal virgen de una mina, ahora lo tenemos mucho más a nuestro alcance con la “minería urbana”, que consiste en recolectar metal en desuso para su reciclaje y reincorporación como nueva materia prima.

Se la llama “urbana” porque la chatarra se encuentra, principalmente, en las ciudades y polígonos industriales. Sólo el stock de aluminio en las redes de e-distribución equivale al 120 por ciento de la producción anual de este metal en España. El único caso en que el 100 por cien del metal procede del reciclaje es el plomo, según datos facilitados por la FER.

En cuanto a los demás metales mayoritarios, el 80 por ciento del cobre que utiliza la industria es reciclado y, en el caso del aluminio y el acero, el porcentaje es del 75 por ciento. Es decir, más de tres cuartas partes del plomo, cobre, aluminio y acero que se usa procede del reciclaje.

El metal se puede reciclar indefinidamente sin perder su calidad ni sus propiedades.

Reciclar aluminio en lugar de optar por la extracción supone un ahorro energético del 95 por ciento y evita la emisión de 3,54 toneladas de CO2 por cada tonelada reciclada. Es económicamente más viable utilizar metales reciclados que extraer nuevos recursos, en muchos casos”.

En concreto, reciclar aluminio en lugar de optar por la extracción supone un ahorro energético del 95 por ciento, según datos de la de la Oficina Internacional del Reciclaje (BIR, por sus siglas en inglés). En el cobre, el ahorro es del 85 por ciento; en el hierro y el acero, del 74 por ciento; y, en el plomo, del 65 por ciento.

Las minas urbanas constan de cinco grandes galerías: automoción, construcción, industria, comercios y servicios, y consumidores. Estos residuos son recogidos, transportados y gestionados por las más de 5.000 empresas especializadas existentes en España. El sector ocupa a más de 33.000 personas de forma directa y supone un volumen de negocio superior a los 10.000 millones de euros.

Hace miles de años, de acuerdo con el Libro del Génesis (36:31), Edom fue un estado que existió “antes de que cualquier rey israelita reinara”. Un equipo de científicos y arqueólogos, del Departamento de Arqueología y Culturas del Oriente Próximo Antiguo de la Universidad de Tel Aviv, y de la Universidad de San Diego, han analizado los montones de escorias que dejaron las minas de cobre, en el sur de Jordania e Israel, en el desierto de Aravá. Ese metal era usado en la antigüedad para producir herramientas y armas.

Los especialistas han descubierto indicios de que diferentes minas repartidas por la citada región lograron los mismos avances tecnológicos en las técnicas de fundición al mismo tiempo (siglo XI a. C., antes de la era de Salomón). Esa autoridad sólo podía ser la del estado de Edom, tal y como la Biblia establece. Los edomitas eran los descendientes de Esaú, hijo de Isaac y hermano de Jacob.

Los edomitas, se establecieron en “la tierra de Seir,”, y una de sus tribus, la de los amalequitas, lanzó el primer ataque no provocado contra los israelitas después que éstos salieron de Egipto bajo el mando de Moisés. —Éxo. 17:8-16; Gén. 36:12.

La intervención de Egipto en la tierra de Edom desencadenó un “salto tecnológico” que incluyó una producción y comercio de cobre más eficientes. Los análisis sobre el desperdicio de la extracción del cobre por fundición, muestran que la producción se volvió más eficiente justo cuando los egipcios entraron en la región.

En los textos de la Torá y, en el Corán se hace referencia expresa a las minas del rey Salomón. Unos yacimientos de cobre situados en el Valle de Timna (Israel) alcanzaron su máximo esplendor productivo en el mismo período histórico en el que vivió aquel rey mítico. La investigación ha sido publicada en «The Journal of Archaeological Science: Reports».

 

Deja un comentario

El email no será público.