Naturaleza y ciudadanía. Carlos Ramírez. Abogado - El Sol Digital
Naturaleza y ciudadanía. Carlos Ramírez. Abogado

Naturaleza y ciudadanía. Carlos Ramírez. Abogado

El temor a la normalización de la hecatombe medioambiental sufrida en Australia, tras cinco meses de continuos incendios, es una señal de que algo no funciona en nuestra sociedad.

La irreversibilidad de los fallecidos hasta el momento, los nueve millones de hectáreas quemadas -la extensión de Andalucía-, y la mortandad de mil millones de animales salvajes y domésticos, las miles de personas desplazadas… dan cuenta de la magnitud de la tragedia.

Aún no existe un cálculo preciso de las pérdidas económicas, pero se estima que superarán con creces las del denominado ‘Sábado Negro’ de 2009, cuando los fuegos acaecidos entre febrero y marzo acabaron con la vida de 173 personas y quemaron 450.000 hectáreas.

En Bolivia, Morales ha dejado un gobierno con un pasivo ambiental impresionante, y eso que era “defensor de la Madre Tierra”. En la práctica, consolidó políticas públicas subordinadas a los intereses del agronegocio y de la ampliación de la frontera agrícola.

En el 2010, cuando se aprueba la Ley de los Derechos de la Madre Tierra, también se autoriza la construcción de la carretera que divide en dos el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS). Así, nueve áreas protegidas en la Amazonía boliviana ya están fragmentadas por las carreteras, además, nueve proyectos de hidroeléctricas están ubicados dentro de áreas protegidas o a menos de cinco kilómetros de ellas.

Y en una tablilla de arcilla de hace 2.700 años, el astrólogo y sacerdote Akkulanu escribía al rey asirio Asurbanipal sobre los años de sequía que venían sufriendo: «En cuanto a las escasas lluvias de este año y que no hubiera cosecha, es un buen augurio para la vida y bienestar del rey mi señor«.  La sequía acabó durando 60 años y fue decisiva para la ciudad de todo el imperio neoasirio en el 612 antes de Cristo.

La conexión entre clima y política la hallaron en estalagmitas de una cueva del norte de Irak. Las formaciones, de hecho, funcionan como estaciones meteorológicas naturales, capaces de registrar las lluvias y la humedad ambiental de los últimos 4.000 años.

La agricultura cerealista de secano del imperio neoasirio dependía de las lluvias. Ahora, un análisis de corales fosilizados en el actual Golfo Pérsico muestra que hace 4.100 años el patrón de los vientos cambió y el shamal, el viento del norte, se hizo tan persistente que las tormentas de arena y la falta de lluvias debieron de arruinar las cosechas año tras año.

La civilización maya, afincada durante muchos siglos en Centroamérica, fue una de las que más sufrieron las temporadas secas. Distintos estudios apuntan a que la que caracterizó décadas enteras en los siglos IX y X d. C. en muchas regiones donde vivían los mayas causó graves alteraciones socioeconómicas y contribuyó a provocar su declive cultural.

En la última parte del primer milenio d. C. “se redujo considerablemente el volumen de agua en los lagos de esta región, como consecuencia de la disminución en las lluvias y la mayor tasa de evaporación”, explica el español Fernando Gázquez-Sánchez, uno de los investigadores.

La datación con carbono-14 de una semilla que había quedado atrapada en el yeso depositado permite identificar con exactitud la época de sequías más extremas entre el 780 y el 990 d. C.

Los gobernantes mayas obtenían la legitimidad necesaria para gobernar gracias a la capacidad que tenían de mantener alimentada a su población. También se produjo el “corte de las relaciones comerciales y diplomáticas” entre ciudades.

Muchas regiones del planeta, incluyendo el suroeste de América del Norte, Australia, el sur de África, la región mediterránea u Oriente Próximo se están volviendo poco a poco más áridas “debido al cambio climático antropogénico y serán aún más áridas si seguimos emitiendo gases de efecto invernadero a la atmósfera», indica un premio Nobel como miembro del grupo de científicos autores de varios informes del Panel Intergubernamental del Cambio Climático, IPCC.

En el reverso de la moneda climática, el frío.  Recientes investigaciones señalan que una miniedad de hielo entre los siglos V y VII, en la que la temperatura media bajó en cuatro grados, impactó en el curso de la historia al inicio de la Edad Media.

El clima, en este caso el enfriamiento global, tuvo mucho que ver incluso con el fin del Imperio romano. Al menos esa es la tesis que mantiene el científico e historiador Kyle Harper en su obra “El fatal destino de Roma”, Editorial Crítica.

Troy Sternberg, de la Escuela de Geografía y Medioambiente de la Universidad de Oxford, publicó en 2012 un estudio que vincula la sequía en una de las principales zonas cerealistas de China en el invierno de 2011 con la Primavera Árabe.

El fenómeno de la migración masiva fue esencial en el siglo XIX. Argentina en 1869 contaba con dos millones de habitantes, y en 1960 con veinte millones. Entre 1820 y 1860  se asentaron en EEUU cinco millones de europeos, y entre 1860 y 1920 llegaron cerca de 27 millones de europeos.

En algunos casos, se ocasionó la superpoblación acelerada en barrios de ciudades norteamericanas como San Francisco a mediados del siglo XIX.  Según la investigación «Inmigration to the United States, 1789-1930» de la Biblioteca de la Universidad de Harvard, algunos estadounidenses veían a los chinos como «racialmente inferiores«.

En 1882, el Congreso aprobó la Ley de Exclusión de los chinos, y se suspendió la inmigración de trabajadores chinos por un periodo de 10 años. Sin embargo, en 1868, China y Estados Unidos firmaron el Tratado de Burlingame, el cual permitía la libre inmigración entre ciudadanos de ambos países.

El Departamento de Policía de San Francisco, fundado en 1849, en plena fiebre del oro en California, creó en 1879 el Escuadrón de Chinatown, para abordar las guerras entre los tongs, por el control de la prostitución, las apuestas y el opio.

La práctica de la trata de blancas era tan abierta que en junio de 1900 «un comerciante que se preparaba para viajar a China promocionó públicamente sus mercaderías remanentes para la venta; estas incluían a cinco esclavas”, escribió Kevin Mullen, un especialista en delito en los Estados Unidos, en Chinatown Squad: Policing the Dragon:Las niñas se vendían entre USD 100 y USD 150”.

La Ley de Inmigración de 1924, excluyó a todas las clases de inmigrantes chinos, y no fue hasta el año 1965 en que a la población china se les dieron las mismas oportunidades que tenían los inmigrantes de otras nacionalidades para inmigrar a Estados Unidos. Otro tema fue la llegada del crimen organizado, que comienza a exportarse a otros continentes en el siglo XIX.

Las Tríadas chinas controlando los Chinatowns expandidos por diversos países del mundo encontraron refugio y beneficios generados por la extorsión. Y desde Italia comenzó la colonización de la mafia de las grandes ciudades de la Costa Este de los Estados Unidos.

Una definición de mafia es la propuesta por Jean François Gayraud que recoge sus principales elementos:

Es una sociedad secreta y fraternal, de carácter criminal, basada en la obediencia y respaldada por una mitología, que practica un reclutamiento étnico, controla un territorio y domina a las demás especies criminales”.

Hace unas semanas se produjeron arrestos en Italia, Alemania, Suiza y Bulgaria. En total 416 personas han sido puestas bajo investigación, y entre los cargos a los que se enfrentan los detenidos se encuentran: asesinato, extorsión, usurpación, fraude corporativo y lavado de dinero. Hay implicados políticos, así como abogados, contables, funcionarios públicos, sicarios, secretarios judiciales.

Por primera vez en la historia, existen pruebas incontestables sobre los protocolos que sigue la mafia a la hora de afiliar a nuevos miembros o de ascenderlos en su escalafón. Se trata nada menos que de un vídeo grabado por el grupo de operaciones especiales (ROS) de los carabinieri de Milán.

El investigador y periodista Eric Frattini recoge en su magnífico libro “Mafia, S.A. 100 Años de la Cosa Nostra”, el texto del discurso para el ingreso en dicha sociedad criminal secreta, que fuera desvelado por Jimmy Fratianno al convertirse en confidente del FBI:

Nos reunimos aquí para aceptar a un nuevo miembro. Entras vivo y sales muerto. La pistola y el puñal son los instrumentos mediante los cuales vives y mueres. Cosa Nostra está antes que cualquier otra cosa en la vida. Antes que la familia, antes que el país, antes que Dios. (…) Levanta tu dedo y haz brotar una gota de sangre, ya que ésta simboliza tu nacimiento en nuestra familia. A partir de ahora somos uno hasta la muerte. Ahora eres un soldado de la familia”.

Deja un comentario

El email no será público.